La mitad de los conductores iría a la cárcel si penalizan contaminar el aire de la ciudad

La gente aún no entiende por qué las autoridades amanecieron el lunes pasado con la idea de judicializar a quienes usan los combustibles que ellas mismas proveen.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Indignados y perplejos están los bogotanos con la decisión de las autoridades de tránsito de Bogotá de castigar con multas de hasta mil millones de pesos y cárcel entre tres a seis años a quienes contaminen el aire de la ciudad.

En el primer operativo realizado el lunes ¿pagaron el pato¿ 40 conductores, y uno de ellos, conductor de un bus, fue llevado ante un fiscal para iniciar el proceso de judicialización, según el subcomandante de la Policía Metropolitana de Tránsito, coronel Yesid Vásquez, en aplicación del artículo 332 del Código Penal que tipifica el delito ambiental. ¿Decidimos empezar a aplicar mano dura¿, dijo ese día Vásquez.

Al conocerse la noticia, los lectores de Vehículos protestaron, a través de mensajes de correo y cartas, por la medida que calificaron como ¿absurda¿.

Razones les sobran. Para empezar, dice uno de ellos, ¿Quién tiene para pagar una multa de mil millones de pesos? O, ¿por delitos peores no hay gente todavía en las calles o huyendo de la justicia?

Y si es por el problema de la contaminación, la mitad de los dueños de carros tendría que ir a la cárcel, pues según las cifras de los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA), el 50 por ciento de los carros no pasa la revisión técnico-mecánica por gases.

Caos total
A esto hay que sumar la confusión en la que está la gente, pues cuando el Gobierno decidió acabar con el certificado de gases y lo unificó con la revisión técnico-mecánica, en enero del pasado, se creó un vacío.

Faltó explicarles a los usuarios cómo funciona el asunto en ese periodo de transición que hay mientras les toca el turno de hacer la revisión.

Las quejas de los usuarios también atacan un punto clave. ¿Tienen los conductores la culpa de usar un Diesel de pésimas condiciones como el que vende el mismo Estado?
¿Van a meter a la cárcel al conductor de un bus negándole el derecho al trabajo? ¿Y qué pasa con el dueño del bus? En ese caso, pregunta otro, ¿Van a llevar presos a todos los conductores de los buses de TransMilenio?

Otro lector le sugirió al oficial de la Policía primero poner orden en casa. ¿Sincronicemos los equipos de la Secretaría de la Movilidad con los de los CDA, ya que las medidas son diferentes, aún para un carro cero kilómetros, que se puede descalibrar saliendo del concesionario. Seamos más consecuentes y no salgamos a dar tumbos llevándonos a todo el mundo por delante¿.

Por último, muchos lectores pidieron que antes de castigar a la gente se le instruya. ¿Les aseguro que ninguno de los multados hasta ahora sabe de este artículo 332 del Código Penal. Esto empieza en las empresas de transporte, en los medios, pero no salgan a atracar a la gente de esa manera. Porque a todas luces es quitarle su poco patrimonio y negarle el derecho al trabajo al ponerlo preso¿.

QUÉ DICE EL CÓDIGO PENAL
Artículo 332. Contaminación ambiental. El que, con incumplimiento de la normatividad existente, contamine el aire, la atmósfera o demás componentes del espacio aéreo, el suelo, el subsuelo, las aguas o demás recursos naturales en tal forma que ponga en peligro la salud humana o los recursos fáunicos, forestales, florísticos o hidrobiológicos, incurrirá, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que hubiere lugar, en prisión de tres (3) a seis (6) años y multa de cien (100) a veinticinco mil (25.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando la conducta se realice con fines terroristas, sin que la multa supere el equivalente a cincuenta mil salarios mínimos legales mensuales vigentes.

¿ES UN ABUSO DE AUTORIDAD¿
Quiero expresar mi protesta por el abuso de autoridad cometido por la Policía de Tránsito de Bogotá, al querer "judicializar" a los conductores por el supuesto delito de "Contaminación Ambiental". Ello encarna unos verdaderos delitos, tales como prevaricato por acción y abuso de autoridad, por parte de estos agentes, que ahora amenazan a todos los conductores con la "judicialización" por cualquier cosa. Afortunadamente, la Fiscalía y los jueces de conocimiento ya se pronunciaron sobre la desproporción en la medida y no aceptaron judicializar a tales conductores. Es hora de buscar que el Código Nacional de Tránsito se modifique (¿)
José Luis Suárez P. (e-mail: joluisuape5@hotmail.co)

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.