Mitos y verdades sobre los aires acondicionados

Su uso, su mantenimiento, el consumo y la forma como afecta a los seres humanos y el medio ambiente. Estas inquietudes y otras más sobre este indispensable accesorio que ha avanzado con el tiempo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de julio del 2010

El calor es uno de los mayores causantes de somnolencia dentro del carro. Los vidrios empañados y el tener que limpiando con un trapo o la manga del  saco es uno de los factores que más atentan contra la seguridad de los  conductores, demás ocupantes del carro y peatones.

Para eso existe un accesorio del carro muy eficiente pero que muchas veces pasa desapercibido o es omitido por falsos prejuicios: el aire acondicionado (AC).

Tal como lo conocemos, es un elemento que ha estado entre el carro desde 1939 y que sirvió a muchos conductores para resolver el problema de calor que generó ponerles techo a los habitáculos.

Pero su funcionamiento depende del motor del carro y se han creado muchos mitos, no todos verdaderos, alrededor de su utilización. Incluso hay quienes tienen la falsa creencia de que, al no utilizarlo para ahorrarlo, puede durar más y no se daña.

Por ello los colombianos prefieren abrir las ventanas, respirar el aire contaminante de los otros carros y exponerse a un atraco que prender el AC, aunque éste pueda convertirse en el mejor aliado en temporadas de lluvias como la que 'inunda' el país hoy. Es el instrumento más efectivo para desempañar el vidrio y mantener una buena temperatura de la cabina, combinándola con calor.

Refrigerante vs. efecto invernadero
La contaminación y el potencial de agotamiento de la capa de ozono (PAO) son una realidad que atormenta a todos los usuarios de vehículos; evitarlo es la principal tarea de fábricas de automóviles y de sus partes, además de ser un factor más para que los conductores que tienen AC en el carro no lo utilicen.

Hasta 1993, los sistemas de AC utilizaron un refrigerante denominado R12, "el cual por su contenido de cloro destruye la capa de ozono, ocasionando que los rayos UV del sol lleguen a los seres vivos -explica la Ingeniera Luz Elena Hoyos Sánchez, gerente de Calaires S.A.-. Estos rayos son los causantes de graves enfermedades, como las cataratas, el cáncer de piel y las mutaciones genéticas en hombres, animales y plantas, entre otros daños".

Pero a partir de 1993, cuando se firma el Protocolo de Montreal, se erradicó este refrigerante y se sustituyó por el R13. Aunque en Colombia todavía ruedan muchos vehículos que no cambiaron su sistema y continúan usando el R12.

A pesar de los esfuerzos y de las investigaciones, se descubrió que el R13 sigue teniendo un PCG (Potencial de Calentamiento Global) muy alto: 3.200, y más de 100 años de vida atmosférica. Por esta razón, los países participantes en el protocolo firmaron el Acuerdo de Kioto, con el que se comprometieron a buscar su reemplazo en muy corto plazo (junio del 2011).

Hasta el momento, los avances logrados han sido muy pocos y se estima que esta fecha puede ampliarse hasta el 2017. Aunque ya se han propuesto varias alternativas para reemplazarlo. (Ver cuadro de 'Alternativas para reemplazar el refrigerante').

Aire vs. gasolina

Una de las razones por las que los conductores no utilizan AC es porque se ha dicho que, al encenderlo, el carro consume más gasolina. Esta teoría es cierta, pero no en las dimensiones que se cree.

Los mismos ingenieros de Calaires S.A. explican que este fenómeno sucede porque el AC funciona con un compresor, el cual se encarga de hacer circular el refrigerante dentro del sistema. Este compresor requiere de energía para moverse, la cual toma del motor del vehículo.

La realidad es que, encender el AC requiere de uno a cuatro caballos de potencia y si el motor es de baja cilindrada, se sentirá más colgado y perderá más fuerza. Pero es la misma cantidad en todos lo motores, luego la solución está en pisar un poco más a fondo el acelerador para compensar los caballos, acción que aumentará levemente el consumo de gasolina.

Para disminuir un poco este problema, se les ha implementado mucha tecnología a los compresores, y "ya se encuentran en el mercado los compresores rotativos y los compresores de flujo variable, que como su nombre lo indica, proporcionan tanto refrigerante en el sistema como se requiera -asegura la ingeniera Hoyos-. También tenemos los compresores tipo scroll o espiral, los cuales tienen bajo consumo de potencia".

En caso de requerir la total potencia del motor, como prominentes subidas o al sobrepasar un vehículo en carretera, se aconseja apagar el AC. Incluso hay algunos vehículos que desacoplan el compresor automáticamente cuando es necesario.

Además, existen sistemas de aire acondicionado que funcionan con motores eléctricos adicionales que evitan la utilización del motor del carro. Por ahora estos se utilizan sólo en los equipos de transporte refrigerado y en los sistemas de AC de casas rodantes, que necesitan que el aire siga funcionando, aun con el carro apagado.


ALTERNATIVAS PARA EL REFRIGERANTE

Los países que firmaron el Protocolo de Montreal y el acuerdo de Kioto han avanzado en sus investigaciones y han encontrado tres posibles alternativas para reemplazar el refrigerante R13 para evitar la contaminación y el daño a la capa de ozono.

Ninguna de las opciones es solución definitiva, pues no tienen un PAO (Potencial de Agotamiento de la capa de Ozono) y PCG (Potencial de calentamiento global) iguales a cero, cifra ideal para alcanzar los objetivos de la investigación.

Los hidrocarburos: como el butano, propano, isobutano, entre otros, son de bajo costo y se utilizan en algunos casos a nivel experimental, pero no cuentan con aprobación de la EPA de Estados Unidos.

El CO2: tienen igual PCG que los hidrocarburos. En Alemania ya se están desarrollando sistemas de aire acondicionado automotor con este gas. Pero requiere de muy alta tecnología para su acertada implementación.

Las HFO (hidrofluoro olefinas): no dañan la capa de ozono, tienen un potencial de calentamiento global PCG de 4 y solamente 11 días de vida en la atmósfera. Es la opción más segura, pero todavía no está disponible en el ámbito comercial. Se espera que pueda ser utilizado en todo el mundo a partir del año 2017.

Fuente Calaires S.A.

AIRE ACONDICIONADO VS. BEBÉS Y NIÑOS
Aunque, en los viajes largos y en la ciudad, utilizar el AC es bueno para el conductor, cuando se hace con niños o bebés puede ser uno de los factores de riesgo que aumenten los problemas respiratorios. Así que es necesario tener varias precauciones para lograr un equilibrio entre los beneficios y los riesgos.

* Evite los cambios de clima bruscos. Aclimate a los niños antes de bajarse del carro frío al calor de la ciudad.
* Vigile que no huela a moho, pues uno de los mayores riesgos está dado por los hongos generados por la humedad.
* Asegúrese de hacer un buen mantenimiento, con especialistas, para limpiar los filtros de polvo y mugre, y así asegurarse de que se manejen aires más puros.

Fuente: ABC del Bebé

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.