Modelos a escala y eléctricos de los 'Yipaos', juguetes de exhibición

Un artesano manizaleño con domicilio en Pereira reproduce los Willys de la Zona Cafetera utilizando lámina, un pequeño motor eléctrico y mucha imaginación.

Redacción Motor

10:42 p.m. 16 de abril del 2014

La fiebre por reproducir los famosos yipaos de la Zona Cafetera le nació a Roberto Gómez Moncada por allá a principios de los años 90 cuando se dejó cautivar por un pequeño ejemplar construido en madera por un amigo suyo.

Para Gómez, sin embargo, ejemplares como aquel no debían ser tan solo para ‘mirar y no tocar’. Todo lo contrario. Quería que, sin importar el tamaño, el Willys pudiera moverse por sí mismo y arrastrara consigo todo lo que cargan los de verdad-verdad: el trasteo, las frutas, los músicos y hasta los soldados, en la versión ‘minguerra’.

Decidió, entonces, fabricar los moldes a escala de esos Willys que lo han acompañado a lo largo de su existencia y, con una hoja de lámina, construyó el primero de una serie de modelos que hoy son orgullo para muchos clientes suyos, tanto colombianos como extranjeros.

Luego le añadió un pequeño motor eléctrico amarrado al eje trasero, con una palanca de cambios que le permite rodar de frente o echar reversa. “España y Estados Unidos es a donde más se los han llevado, pero en la región también son apetecidos”, asegura este artesano manizaleño.

En la actualidad, trabaja por pedido y le imprime a cada vehículo el color y el estilo que el cliente elige, “aunque el verde y el rojo son los más tradicionales”. La tarea no le toma más de una semana y, sin importar en el lugar del país de donde llegue la solicitud, él lo envía por correo certificado a su destinatario. “Cuestan entre 150 mil y 180 mil pesos cada uno, más el envío, que no pasa de 18 mil pesos”, anota Gómez Moncada.

Más información en rgomezmoncada@hotmail.com.

Así son
Carrocería y chasís son fabricados en lámina y el motor es impulsado por cuatro pilas AA: dos para luces delanteras y motor y dos para luces traseras y tracción.

Las figuras y los accesorios son fabricados en madera o porcelana, aunque algunos elementos, como los soldados del Jeep ‘minguerra’ o las llantas son de plástico que consigue en ‘desguaces’ de juguetes.

Construye varios tipos de ‘yipaos’, además de Willys deportivos, militares y el de transporte de la banda musical.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.