En moto la seguridad empieza desde que se sienta

La moto es muy segura si sabe de antemano el grado de desventaja que tiene frente a los demás y respeta hasta el más mínimo detalle de su conducción. Aprenda desde cómo revisarla hasta qué ponerse.

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de noviembre del 2009

Como lo hemos venido diciendo durante varias entregas de 'Vehículos', la seguridad de la moto depende de muchos factores externos, como el tráfico, la responsabilidad de quien la va manejando y el respeto por las normas de tránsito.

Sin embargo, hay otros factores intrínsecos al motociclista, que pueden ayudar a que la mortandad en este tipo de vehículos disminuya.

Tuvimos acceso a un completo manual editado por las autoridades de Michigan (Estados Unidos) y dirigido, exclusivamente, a quienes manejan moto en esa cuidad norteamericana y que les explica, paso a paso, con gráficos y teniendo en cuenta todas las variables que intervienen en el desplazamiento, qué deben tener en cuenta para conducir y no morir en el intento.

Maneje primero sus facultades
Luego de explicarles a los lectores las leyes que, en materia de tráfico, rigen ese estado, el Manual para conductores de motocicletas de Michigan empieza  por lo más básico: cómo sentarse.

La postura. Siéntese de manera que pueda usar los brazos para dirigir la motocicleta en vez de tratar de sostenerse de ella.

Al hacerlo, muévase hacia delante, hasta que sus brazos queden ligeramente doblados cuando agarre el manubrio. El tener los brazos relajados le permitirá presionar el mango del timón sin tener que estirarse.

Las manos. Agarre firmemente los mangos para tenerlo firme, aún sobre terrenos irregulares. Coloque su muñeca derecha recta para que no use el acelerador sin querer y ajuste el manubrio para que sus manos estén a la altura o un poco debajo de sus codos; esto le permitirá usar los músculos adecuados para controlar la dirección con precaución.

Las rodillas. Mantenga sus rodillas junto al tanque de gasolina (sin presionarlo) para ayudarse a mantener el equilibrio en las curvas.

Los pies. Manténgalos firmes en los apoyos para mantener el balance de la moto. No los arrastre: si se atora con algo, se puede lastimar y perder el control de la motocicleta.

Cerciórese de que estén cerca de los controles, de manera que si necesita accionarlos, pueda alcanzarlos rápidamente. No incline los pies de manera que la punta de los dedos quede apuntando hacia abajo. Pueden atorarse en el piso y en el pedal.

Cumplida esta primera etapa, las autoridades creen conveniente dedicarle un capítulo completo al control de velocidades y le explican al futuro conductor que manejar la caja de cambios no solo se hace para aumentar la velocidad.

Cuando disminuya la velocidad, use el embrague para ir bajando de cambio y, mientras está parado, permanezca en primera para poder arrancar rápido, de ser necesario.

Cuando vaya cambiando hacia abajo, asegúrese de que la moto vaya despacio para que no se sacuda y la llanta trasera no patine. Trate de sacar el cambio suave y parejo, mientras va bajando de velocidad.

Es mejor cambiar de velocidad antes de entrar a una curva; pero si lo hace mientras va en la curva, hágalo muy suavemente para que la llanta trasera no patine.

Hay que saber cuándo parar
Como sabe, las motocicletas tienen freno adelante y atrás, siendo el primero mucho más potente que el segundo. Por eso es importante que aprenda a aplicarlos ambos al tiempo para evitar que la moto 'salga despedida'.

Tenga en cuenta estas recomendaciones del Manual del conductor de motocicletas de Michigan.

Use ambos frenos cada vez que tenga que disminuir de velocidad o detenerse. Hacerlo bien en maniobras suaves le permitirá adquirir esta destreza durante una emergencia.

Apriete suavemente el freno delantero y aplique con calma el trasero. Si no lo hace bien y los aplicad muy duro, puede perder el control de la motocicleta.

Para utilizar los frenos mientras va tomando una curva, debe tener especial cuidado porque, al inclinar la moto, parte de la tracción se pierde al frenar y si se aplican muy duro, puede patinar. 

Aplicar el freno delantero en zonas resbalosas es también muy peligroso. Hágalo suavemente.

Es común que los motociclistas tomen las curvas muy rápido y frenen mientras lo hacen. Es cuando pierden el control y se accidentan.

Observe, presione y gire
Cuando usted disminuye la velocidad para girar, es recomendable seguir tres pasos clave:

1. Observe. Mire hacia dónde se quiere dirigir, volteando la cabeza sin mover los hombros y manteniendo los ojos alineados en el horizonte.
2. Presione. Para que la motocicleta se incline un poco para girar, presione el mango del manubrio en dirección de la curva que va a tomar o la esquina que va a doblar. Entre más rápido vaya o más cerrada sea la curva, la presión sobre el manubrio debe ser mayor.
3. Gire. Déle vuelta al acelerado mientras toma la curva para que la suspensión de la moto se estabilice. 

Rebase sin afanes
Cuando circula por una carretera y quiere pasar un auto que circula lento por el carril derecho, tome las siguientes precauciones:

1. Alístese. Maneje sobre el costado izquierdo del carril derecho, a una distancia segura respecto al vehículo que va adelante. Accione la direccional, verifique en los espejos que no venga tráfico atrás y voltee ligeramente la cabeza para asegurarse de que no viene nadie por el carril que usted va a coger.
2. Arranque. Cuando esté seguro de hacerlo, cámbiese al carril izquierdo y acelere. Trate de circular dejando espacio suficiente con el vehículo que está rebasando por si éste tiene que hacer alguna maniobra inesperada. Evite caer en los puntos ciegos del ese vehículo.
3. Ubíquese de nuevo. Accione la direccional derecha antes de regresar a su carril. Sobra decir que, no por ser 'más chiquito' que los demás, se le permite rebasar por donde quiera. Respete las normas de tránsito.

Deje que lo rebasen a usted
En carretera es aconsejable conducir en la porción central del carril para que los vehículos lo vean. Si viene un carro velozmente detrás de usted, tome las siguientes precauciones:

1. Manténgase en la porción del carril en donde esté, para no 'despistar' al conductor que lo está adelantando.
2. Tenga cuidado con los espejos del auto que lo sobrepasa. Muchos conductores no calculan bien y lo pueden golpear.
3. Esté atento a cualquier objeto que arroje un pasajero del carro desde la ventanilla. Si lo hace, el 'proyectil' no lo tomará por sorpresa.
4. Cuando el vehículo pasa, produce una ráfaga de viento que lo puede afectar. Si usted circula por la parte central del carril y está bien acomodado en su moto, es más fácil corregir el rumbo.

Mantenga una buena posición de carril
Si, para un vehículo cualquiera, los 'espacios de seguridad' son importantes, para las motos lo son aún más: en estos aparatos, el bómper es el mismo motociclista. Para lograrlo, se debe mantener una buena 'posición de carril', que permita lo siguiente:

*Incrementar su habilidad para ver y ser visto.
*Esquivar los puntos ciegos de los demás.
*Evitar obstáculos peligrosos.
*Proteger el carril de conductores irresponsables.
*Manejar las ráfagas de viento cercanas.
*Tener una ruta de escape, en caso de emergencia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.