Motociclistas ya cuentan con seguridad pasiva

Tras estudios de especialistas y pruebas de accidentalidad, los diferentes tipos de airbag para motos y motociclistas superan las expectativas. Complementan los accesorios y dispositivos de seguridad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 19 de febrero del 2010

En un accidente entre un vehículo y una moto, el motociclista será siempre el más lastimado. Esto porque, evidentemente, no cuenta con la protección de un vehículo con carrocería, pues los golpes contra el chasís de un carro y el piso son los mayores causantes de graves lesiones.

Es por esta razón que desde hace varios años se han venido patentando en el mundo diferentes sistemas de seguridad pasiva, similares a los utilizados en los carro, para proteger más a los conductores de moto, pero que -obviamente- no suplen, pero sí ayudan, a los sistemas ya existentes, como el casco, los guantes, las botas y la protección ocular.

Ya son tres los diferentes tipos de airbag diseñados para proteger a los motociclistas en los accidentes, los cuales fueron probados por las diferentes entidades de seguridad vial del mundo y, en Colombia, por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi).

El airbag de la moto
En el 2006, los ingenieros de Honda crearon un sistema que permitía adaptar un airbag como el de los carros, pero a las motocicletas. Lo adicionaron exitosamente a uno de sus modelos: la Honda Goldwing, considerada hoy la primera motocicleta de producción en serie equipada con ese dispositivo de seguridad pasiva.

Al poco tiempo, varias de las asociaciones de seguridad del mundo, como la ADAC de Alemania, probaron sus cualidades y dieron fe de que los resultados superaron las expectativas.

Según el documento de prueba de Cesvi, el módulo y la unidad de control del airbag van dispuestos encima del tanque de gasolina y poseen una unidad de control que se alimenta de las señales provistas por cuatro sensores de choque instalados a lado y lado de la rueda delantera.

"Por su parte, la ECU (unidad de control electrónico) del airbag realiza un seguimiento continuo de los datos recibidos de los sensores de choque y los compara con los parámetros de comportamiento del vehículo" explica Cesvi.

Esas mismas unidades de control son las encargadas de determinar si es necesario desplegar el airbag e incluso, si el sistema presenta alguna falla, lo diagnostica y le avisa al conductor.

Algunos resultados de la prueba de golpe que le hicieron a la Honda en la ADAC de Alemania mostraron que si bien el airbag no evita del todo el golpe contra la carrocería, sí lo aminora y no permite lesiones en el cuerpo del cóccix para arriba.

CASCOS CON AMORTGUACIÓN
La empresa APC Systems fue una de las primeras en crear un casco con airbag incorporado. Consiste en un control eléctrico, encargado de recibir información y dar la orden de inflar el airbag, el cual va instalado en el sillín de la moto o en el portacascos.

Su diseño permite que la bolsa de aire se despliegue alrededor del cuello y hacia abajo, hasta llegar a la séptima vértebra. Cesvi explica que "el objetivo es mejorar la estabilización del cuello durante el accidente y amortiguar los posibles impactos que pueda recibir el motociclista en la parte superior de la espalda".

CHAQUETAS QUE SE INFLAN
Sin necesidad de que el motociclista transite con una incómoda y gruesa prenda, los especialistas se ingeniaron la manera de introducir un airbag entre una chaqueta común... Y para cumplir las leyes nacionales, también hay un diseño para los chalecos.

La protección que brinda este sistema es tal que, en caso de un accidente, es lo suficientemente fuerte, incluso si el conductor sale eyectado desde su vehículo o se desliza sobre el pavimento, según explicó Cesvi después de su estudio.

Pero, a diferencia de los airbag de moto y casco, el funcionamiento de éste es absolutamente mecánico, es decir, no interviene ningún elemento electrónico para su accionamiento.

En la parte frontal de la chaqueta se encuentra una botella de CO2 del tamaño de un aerosol mediano, que es la que se encarga de inflar la bolsa de la chaqueta. Ese mecanismo se encuentra unido a un arnés, que a su vez va atado a uno de los tubos principales del chasís de la moto. Cuando el arnés se estira, acciona el 'aerosol' y éste, a su vez, infla la chaqueta.

RECOMENDACIONES DE MICHIGAN
El Manual para conductores de motocicleta de Michigan da una serie de consejos para una conducción segura.
Para girar...

1. Observe. Mire hacia dónde se quiere dirigir, volteando la cabeza sin mover los hombros y manteniendo los ojos alineados en el horizonte.
2. Presione. Para que la motocicleta se incline un poco para girar, presione el mango del manubrio en dirección de la curva que va a tomar o la esquina que va a doblar. Entre más rápido vaya o más cerrada sea la curva, la presión sobre el manubrio debe ser mayor.
3. Gire. Déle vuelta al acelerado mientras toma la curva para que la suspensión de la moto se estabilice.

Para rebasar...
1. Alístese. Maneje sobre el costado izquierdo del carril derecho, a una distancia segura respecto al vehículo que va adelante. Accione la direccional, verifique en los espejos que no venga tráfico atrás y voltee ligeramente la cabeza para asegurarse de que no viene nadie por el carril que usted va a coger.
2. Arranque. Cuando esté seguro de hacerlo, cámbiese al carril izquierdo y acelere. Trate de circular dejando espacio suficiente con el vehículo que está rebasando por si éste tiene que hacer alguna maniobra inesperada. Evite caer en los puntos ciegos del ese vehículo.
3. Ubíquese de nuevo. Accione la direccional derecha antes de regresar a su carril. Sobra decir que, no por ser 'más chiquito' que los demás, se le permite rebasar por donde quiera.

Para que lo rebasen...
1. Manténgase en la porción del carril en donde esté, para no 'despistar' al conductor que lo está adelantando.
2. Tenga cuidado con los espejos del auto que lo sobrepasa. Muchos conductores no calculan bien y lo pueden golpear.
3. Esté atento a cualquier objeto que arroje un pasajero del carro desde la ventanilla. Si lo hace, el 'proyectil' no lo tomará por sorpresa.
4. Cuando el vehículo pasa, produce una ráfaga de viento que lo puede afectar. Si usted circula por la parte central del carril y está bien acomodado en su moto, es más fácil corregir el rumbo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.