Motociclistas, a rodar con responsabilidad esta semana

Motociclistas, a rodar con responsabilidad esta semana

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

En esta época la gente que sale a pasear descansa, toma el sol, pasea y bebe licor. Para no dañar su paseo en moto, atienda estos consejos.

Si usted no es de los que se quedan en Bogotá a ver El mártir del calvario, disfrutar de la lluvia debajo de las cobijas, o gozarse la ciudad un poco más vacía de lo normal, probablemente estará pensando en salir a pasear. Pues bien, si lo hace en moto, las condiciones son más extremas aún que hacerlo en carro.

Estas recomendaciones le permitirán correr menos riesgos.
Primero, algunos consejos prácticos:

Haga una inspección completa de la moto antes de arrancar: niveles de líquidos, estado de los frenos, la cadena y las llantas. Y dentro del equipaje lleve algunos repuestos que puedan ser complicados de conseguir en la vía, como maniguetas, pedales, una manguera de llanta (incluso si usa ¿sellomáticas¿).

Acomode el equipaje de forma que el centro de gravedad de la moto se mantenga bajo. No monte equipajes excesivamente altos, trate de acomodarlo en maletas laterales o de tanque.
Evite amarrar equipaje (especialmente si es pesado) en el manubrio de la moto, esto quita movilidad y disminuye la capacidad de reacción.

Verifique que todo el equipaje quede debidamente asegurado, no deje cosas sueltas que puedan caerse en la carretera o entre las partes móviles de la moto.

Tenga cuidado con las cintas de amarre, verifique que queden lejos de la cadena, las llantas y, en general, que no queden sueltas.

Haga paradas de descanso al menos cada hora y media; también es fundamental tomar líquidos para mantenerse hidratado y alerta.
Estas detenciones deben ser más frecuentes y aumentar la cantidad de líquido si está viajando por zonas calientes.

Si lleva parrillero, recuerde que por norma general la silla del pasajero es menos cómoda y la posición cansa más, pues debe permanecer inmóvil. Aumente la frecuencia de las detenciones, pregúntele si está cómodo o si necesita descansar.

No olvide explicarle antes del viaje las reglas básicas a respetar: no bajar los pies de los posapiés, no tratar de enderezar la moto en las curvas, y estar pendiente de obstáculos o frenadas.

En caso de viajar en grupo, defina quién lidera y quién va a la cola del grupo, y establezca los puntos intermedios de encuentro y las señales visuales a utilizar (un código con señales hechas con las manos). No circule uno al lado del otro ni en fila india sino en formación escalonada; recuerde que va de paseo y no apostando carreras con sus amigos.
Guillermo Castaño A., líder de grupos de motociclistas.

PILAS CON LAS NORMAS
¡No adelante en curvas o si no hay suficiente visibilidad! Ver si viene algo o no exponiéndose no es una buena apuesta. En moto esas apuestas usualmente se pagan con la vida. Una curva más no va a hacer que llegue dos días antes, solo dos minutos.

Siempre maneje dejando un colchón de seguridad por si necesita llegar al límite en caso de emergencia. No olvide que muchos ¿seudoconductores¿ creen que el carril opuesto está diseñado para tomar impulso y columpiarse antes de tomar las curvas. Por eso aparecen de frente por el carril contrario.

Recuerde que las curvas más peligrosas son hacia la derecha, pues en caso de resbalón termina acostado en el carril opuesto.

Tenga mucho cuidado con la suciedad acumulada en los bordes de la carretera, en especial en esta época de lluvias que arrastra barro y rocas desde las montañas.

Si llueve, recuerde que todo lo que esté pintado en el suelo es equivalente a manejar sobre jabón, evite en lo posible moverse sobre estas demarcaciones.

No pelee con los demás carros en carretera: aunque tenga la razón, el de la moto siempre es el muerto.

No tome licor mientras maneja moto; si en carro es peligroso, en moto es mucho peor. Para manejar en carretera necesita todos los reflejos afilados y listos.

Diviértase mucho sobre sus dos ruedas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.