Cuando el motor chilla, zumba, traquea o estalla, es porque alguno de sus componentes no anda bien

Además de que los colombianos conducimos mal, la topografía del país es muy difícil y las calles y carreteras están llenas de mugre y partículas que se van metiendo al motor y lo van dañando.

Redacción Motor

04:34 p.m. 13 de diciembre del 2013

Manejar ‘a oído’ no es ideal, pero sí es importante percatarse de sonidos extraños que emita la máquina antes de emprender el viaje para evitar daños mayores en la carretera.

Si traquea cuando acelera

Seguramente se está sobrecalentando.

La gasolina es muy pobre de octanaje.

La regulación del encendido necesita ajustes.

Si le da por zumbar

Anda sobrecalentado.

El dispositivo de vacío tiene una fuga.

El líquido de la dirección está bajo.

La bomba del agua tiene un daño.

Los rodamientos del alternador no funcionan.

El aire acondicionado está mal.

Si ‘totea’ o chilla

La gasolina es de bajo octanaje.

El filtro de aire está obstruido.

La correa del alternador está suelta o dañada.

Los rodamientos del alternador están dañados.

Si estalla al encender

El encendido no anda bien.

Hay agua en la gasolina.

El filtro de aire está sucio.

El filtro de gasolina está obstruido.

El carburador tiene problemas.

Las bujías permanecen sucias o muy gastadas.

Los cables de alta no están bien.

El convertidor catalítico tiene obstrucción.

Si traquetea a bajas revoluciones

Las válvulas están desajustadas.

Le falta aceite al motor, lo cual puede desembocar en recalentamiento y, en el peor de los casos, en que la máquina ‘saque la mano’.

El motor está muy sucio y el aceite no circula bien.

Las válvulas están obstruidas.

Si chilla mientras acelera de ‘ceros’

Los cinturones de tracción se están deslizando.

Las poleas de tracción están mal alineadas.

Las correas andan muy flojas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.