Los motores son cada día más 'ecológicos' y eficientes

Las máquinas de hoy son livianas, durables y 'desechables' gracias a su composición con aleaciones que los hacen más ligeros, más potentes y menos tolerantes a las imperfecciones y al consumo.

Redacción Motor

08:02 p.m. 02 de diciembre del 2011

 Que los motores sean cada día más duraderos y menos 'reparables' tiene que ver con los materiales utilizados para fabricarlos y la forma de hacerlo, además de la tecnología incorporada en ellos, que pasó de lo meramente mecánico y eléctrico a la complejidad de lo electrónico.

  En cuanto a los materiales, las grandes marcas siguen buscando máquinas más pequeñas y livianas, sin sacrificar su eficiencia. Con ello pretenden no solo aliviar sus costos de producción sino, muy especialmente, cumplir con todas las exigencias ambientales del mundo de hoy.

  No en vano los bloques de hierro de los vehículos livianos les dieron paso a los de aluminio, con cilindros hechos en una aleación de ese material con el sílice.

  Las camisas también son fabricadas en esa aleación de aluminio y sílice. Las convencionales, en cambio, están hechas en hierro y pueden sustituirse sin problemas por otras, mientras que, por su disposición dentro del motor, las nuevas camisas no permiten el recambio por otra igual, sin dañar el diseño.

  Pero la eficiencia y ecología de un vehículo también va ligada a la calidad de los combustibles y los aceites que los mueven, los cuidados que tiene su dueño en su mantenimiento e, incluso, a la ciudad por donde rueda. Lo anterior significa que, cuanto más ecológicos, los vehículos requieren ciudades y países más 'verdes', comprometidos con emisiones 'limpias' a través de su legislación y una infraestructura que les permita moverse bien (ver artículo: 'Se busca: ciudad limpia').

  Esto último es especialmente aplicable para los híbridos y los eléctricos, algunos de los cuales ruedan ya de manera experimental por estas latitudes, como el Kia Optima o el Ford Fusion (híbridos), el Chevrolet Volt (eléctrico de rango extendido) y los eléctricos de Renault (Fluence Z.E. y Kangoo Z.E.), estos últimos en el país de la mano de Codensa y EPM, con los que la marca pretende medir las bondades de su tecnología.

 El bloque
    El de última generación se fabrica también en aluminio. Esto lo hace más liviano (una persona puede alzar esa pieza, mientras que el tradicional en hierro hay que levantarlo con la ayuda de un brazo mecánico) y ecológico (a menos peso, menos consumo).

  Las bielas
    Son especies de 'colombinas', que se unen en dos partes (cabeza y tronco) a través de tornillos. Las convencionales permiten el recambio de una de esas partes, gracias a que cada cual es fabricada por aparte, con su respectiva referencia. Las nuevas se fabrican como una sola y luego son craqueadas para que las dos piezas casen milimétricamente. En este caso no se puede utilizar el 'tronco' de una con la 'cabeza' de otra: no coinciden.

 El aceite cambió
  Antes, el recambio se hacía cada 2.000 ó 3.000 kilómetros porque los aceites eran monógrados (con un solo grado de viscosidad) y se les incorporaban a motores de carburador, que son fijos de mezcla y lo contaminan más rápidamente con los residuos de la combustión. Los aceites de hoy son multígrados, es decir, capaces de variar su grado de viscosidad de acuerdo con la temperatura del motor y, por su tecnología, se volvieron mucho más detergentes que sus antecesores. También los sintéticos, de gran aceptación.

 El diesel adquiere estatus en nuestro país  
En vista de que el diesel colombiano ya alcanzó los estándares internacionales y que las nuevas tecnologías permiten motores diesel mucho más eficientes y 'limpios' (twin turbo y common rail), las marcas Premium empezaron a traer este año más y más modelos en las dos versiones (gasolina y Acpm). BMW tiene prácticamente todo su portafolio con la opción 'd', al igual que Mercedes-Benz, que arrancó con las SUV y ya ofrece los Clase C y Clase E con el apellido CDI, gracias a su 'BlueEfficiency'. Porsche con la Cayenne, Audi con el nuevo A6, Renault con la Koleos, Peugeot con su compacto 307 son otros ejemplos de que las marcas importadas están optando por el Acpm para ayudar con el medio ambiente.

8 mil kilómetros
  Aguantan los motores de hoy con el mismo acieite, gracias también a las piezas de la máquina. El cigüeñal hoy, por ejemplo, se recubre con un nitrurado que lo hace mucho más resistente al roce.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.