Motos a la derecha, un peligro: teoría que argumenta por qué deben ocupar el mismo espacio que un carro

Un aficionado a las motocicletas, quien lidera la unión de varios clubes de estos vehículos, comenta sobre el riesgo de transitar a un metro del andén.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Después de leer el artículo publicado el 15 de septiembre sobre el tema de las motos a la derecha, considero apropiado hacer algunas aclaraciones y ampliaciones al respecto.

La normativa de circulación a un metro del andén derecho no tiene ni pies ni cabeza. En lugar de proteger la vida de los motociclistas, está atentando contra la misma al quitarle vías de escape y posibilidades de maniobra al motociclista.

En todas las normas de motociclismo internacionales y libros mundialmente aceptados siempre se advierte sobre los peligros de manejar pegado a un andén, pero parece que nadie se ha tomado la molestia de mirar dichos estudios o simplemente de salir a dar una vuelta en moto pegado al andén derecho.

Las cosas son tan absurdas, que el decir un metro, 50 cm. o 2 metros es lo mismo que decir que deben moverse por todo el carril derecho, porque en principio ningún otro vehículo debería ocupar el espacio restante de carril para evitar colisiones (así mismo, las motos no deberían andar entre los carros).

Una moto debe considerarse como un vehículo y ocupar el mismo espacio de un carro en la vía. Todo el carril derecho es, entonces, de las motos; de esa forma se incrementan los trancones y es imposible que los vehículos de servicio público recojan o dejen pasajeros.

Falta ¿pilera¿ para legislar
Las reglamentaciones actuales en Colombia han sido hechas con tan poco conocimiento del tema, que en el Código Nacional de Tránsito las normas para motocicletas son las mismas que para las de las bicicletas y los triciclos; estos tres vehículos ¿tan disímiles entre sí¿ comparten el mismo capítulo en el Código.

Pensar que el comportamiento, el manejo, la seguridad y la reglamentación de una bicicleta y de una moto son iguales porque ambas tienen dos ruedas es lo mismo que comparar un automóvil con una patineta porque ambos tienen cuatro.
Sobre las observaciones hechas por el señor Diego López, hay que hacer las siguientes precisiones.

López dice: ¿La norma tiene dos motivaciones...: movilidad y seguridad¿. ¿No se les puede dar tratamiento de vehículo de cuatro ruedas... aumentaría el taco en las calles¿.

Esta justificación carece de todo sentido. El hecho de que una moto circule por un carril u otro no hace que ocupe menos espacio. Por seguridad, en cualquier carril que circule deberá tener los mismos espacios adelante y a los lados que un carro.

El hecho de que circule por la derecha, solo hace que el trancón se forme en todo un carril, en lugar de hacer fluir el tráfico. El razonamiento de López, violando las leyes de la física, lleva a la conclusión de que una moto a la derecha se hace más pequeña que en el centro de la vía.

En cuanto al tema de seguridad, argumentar que un carro siempre deberá mirar a la derecha para voltear y luego hacerlo, es poco realista en nuestro medio. Además, obliga a los carros a pasar dos carriles cada vez que quieran tomar una salida a la derecha. Igualmente, pensar que esto va a generar la costumbre del transporte público de detenerse solo en los paraderos parece realmente una broma.

Ni multas, ni policías, ni alcaldes lo han logrado y un vehículo que pesa una centésima parte no lo va a hacer. Lo único que se va a conseguir es que el número de motociclistas accidentados contra los andenes aumente.
Guillermo Castaño.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.