Todo lo que necesita saber sobre las sillas infantiles para vehículos

El sistema reduce en un 75 por ciento las lesiones en caso de una colisión. Están diseñadas de acuerdo al peso y edad de los niños.

Redacción Motor

05:31 a.m. 25 de julio del 2014

Andrés Baraya Rubiano
Redactor EL TIEMPO

Continuamos nuestros informes de seguridad y hoy retomamos un tema de especial interés para los padres de familia, en relación con la seguridad de sus hijos. Nos referimos a los sistemas de retención infantil (SRI).

El no uso de estos dispositivos por lo general causa heridas graves en caso de un accidente leve o frenada brusca, ya que los infantes pueden salir despedidos y golpearse con el parabrisas, puertas, u otras superficies duras del interior del vehículo.

Dependiendo de la edad y peso de los menores, las lesiones comprometen el rostro, el cráneo, la región del tórax, fracturas en extremidades superiores e inferiores, e incluso la muerte (Ver: Tipos de lesiones).

Recientemente un estudio publicado por la revista Pediatrics, realizado en Estados Unidos, estableció que la mitad de las lesiones por accidentes de tránsito en menores de tres años, podrían evitarse si se utiliza el sistema (SRI) adecuado para la edad.

Aunque el Código Nacional de Tránsito –en su artículo 82–, estipula que “los niños menores de 10 años deben viajar en la parte trasera del vehículo, haciendo uso de una silla especial para niños o del cinturón de seguridad”, se debe tener en cuenta que este último no protege debidamente a los niños, ya que ellos por su tamaño y al no tener apoyo en el piso con los pies, pueden deslizarse por debajo del cinturón y recibir severas lesiones en el cuello.

Los sistemas SRI tienen como objetivo mantener a los niños sentados de una manera correcta, reduciendo lesiones en sus frágiles cuerpos, ante un accidente de tránsito o frenada brusca.

De acuerdo con Cesvi Colombia, en primer lugar hay que identificar cuál sistema es el más adecuado, dependiendo de la edad, peso y estatura del menor. Además también debe proporcionarles comodidad y cierta movilidad (Ver: Clases de SRI).

Así como actúan los cinturones de seguridad en adultos, los SRI instalados correctamente evitan muchas muertes por accidentes de tránsito y reducen en un 75 por ciento las lesiones producidas por una colisión.

Es un tema de concientización

Estudios demuestran la efectividad de las sillas infantiles. En Colombia aún hay mucho desconocimiento.

El fabricante sueco de Sistemas de Seguridad Automotriz, Autoliv, realizó una prueba de choque a 64 km/h, en la que instaló dos dummies que representaban el primero a un niño, correctamente sujetado, de 9 meses y 9 kilogramos de peso y el segundo a otro niño de 3 años y 15 kg sin sujeción.

Los resultados fueron elocuentes. El primer niño, a pesar de su corta edad y por consiguiente, su mayor indefensión a una colisión de esa magnitud, no sufrió lesiones; mientras que el segundo niño, a pesar de su mayor fortaleza, impactó contra el vidrio panorámico, se rompió ambas piernas y sufrió fracturas en el pecho y cadera, entre otras graves lesiones.

Por otra parte es importante recordar el estudio que realizó Cesvi Colombia, sobre el manejo y el uso de los sistemas de retención infantil (SRI) entre padres de familia, para determinar la percepción, relevancia y uso de los mismos.

De manera generalizada se evidenció el desconocimiento hacia los SRI y sus tipos. De igual forma, y a pesar de las campañas de difusión, existe una falta de concientización sobre los peligros que corren los niños al ir libres en el carro y se detectó que para algunos padres la seguridad de los niños se soluciona solo con llevarlos en los brazos.

La investigación también evidenció, que hay un gran desconocimiento de la norma del Código de Tránsito, que establece el uso de estos dispositivos.

También influye en la mayoría de los casos, que el criterio de búsqueda de una silla se basa por el costo de la misma, por encima de la seguridad que ofrece en función de la edad, estatura y el peso del niño.

Clases de SRI

Grupo 0 (niños de hasta 12 kg). Deben usar una silla cubierta casi en su totalidad y va asegurada con los cinturones de seguridad traseros. El bebé va mirando hacia atrás. Los sistemas de tipo cesta que van ubicados transversalmente no son tan seguros.

Grupo I (niños de hasta 18 kg). Admite niños de 1 a 4 años, o hasta 18 kg de peso. Esta silla permite que el niño mire hacia el frente o hacia atrás y se asegura con el cinturón de tres puntos.

Grupo II (niños de 15 a 25 kg). Los niños entre 3 y 6 años pueden utilizar una silla con respaldo, que les permita usar el cinturón, cuidando de que no quede sobre el abdomen del niño sino sobre la cadera.

Grupo III (niños de 22 a 36 kg). Para niños de 6 a 12 años, deben utilizar un cojín elevador de modo que permita usar el cinturón del vehículo, sobre la clavícula y la cadera del niño.

Tipos de lesiones

Hasta los 2 años. La columna vertebral es una de las partes más frágiles del cuerpo de un menor.

De 2 a 4 años. Las lesiones más frecuentes se sitúan en la cabeza y la cara, debido al impacto de estas partes contra el respaldo del asiento delantero.

De 4 a 10 años. Las características morfológicas de la pelvis a esta edad hacen que el abdomen del niño sea una zona especialmente frágil en una colisión.

Importantes recomendaciones

* Nunca use la silla en los asientos de adelante, en especial si el vehículo tiene bolsa de aire, ya que al activarse podría causar lesiones graves para el niño.

* Jamás viaje con el niño en brazos ni comparta el cinturón de seguridad con él, tenga en cuenta que por ejemplo a 60 km/h y en caso de frenada de emergencia, el peso del niño se multiplicará 60 veces, lo que hará imposible que usted lo sostenga y saldrá irremediablemente disparado con las consecuentes lesiones.

* Si la silla tiene la posibilidad de adaptarse al crecimiento del niño (apoyacabezas, arneses, etc.), se deben ajustar para su protección y confort.

* El asiento de seguridad para bebés debe estar reclinado en un ángulo de aproximadamente 45 grados. Si la forma del asiento se lo impide, utilice una toalla o un accesorio para lograr dicho ángulo.

* La silla debe quedar firmemente sujetada al asiento del vehículo, de modo que se elimine cualquier movimiento entre el asiento y la silla, ya sea lateral o longitudinal.

* Si quiere cubrir al niño con alguna manta o similar, hágalo por encima del arnés y no por dentro, ya que limitaría una eficaz retención del bebé.

* Lea todas las advertencias e instrucciones de instalación, tanto en el manual del vehículo como en las instrucciones del sistema de retención infantil.

Con información de Cesvi Colombia S.A.

Tenga en cuenta

*El dispositivo debe estar homologado. Eso garantiza que sí cumple con las normas de seguridad exigidas; en la silla debe ir la etiqueta de homologación.

*La silla debe estar en perfecto estado. Rechace las ofertas con pequeños desperfectos, ya que estos le restan seguridad.

*Cada silla está diseñada para ofrecer la mayor protección según la edad y el peso de los niños. Una silla demasiado grande o demasiado pequeña puede provocar un mal funcionamiento.

*Conviene comprobar que se tiene una instalación firme y sin complicaciones en el vehículo.

*Antes de comprar una silla, consulte si su vehículo permite el sistema de sujeción ISOFIX, este ayuda que las sillas se monten de una forma rápida y más segura. También se pueden asegurar mediante los cinturones de seguridad de tres puntos del vehículo.

Adquiera marcas reconocidas

Las marcas que suministran estos productos en Colombia son varias, pero las más conocidas son Fisher Price, Graco, Century y Evenflo. En este punto también influye el factor económico, ligado al precio que el fabricante ofrece.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.