Con nueva Reforma Tributaria, eléctricos estarían exentos de impuestos

Con la reforma también se mejorarían las características de los carros de alta gama.

Redacción Motor

05:33 a.m. 30 de noviembre del 2012

El pasado jueves, durante el primer debate a la reforma tributaria, las comisiones conjuntas de Senado y Cámara elevaron la referencia FOB (Free on Board o 'precio de la mercancía puesta en puertos'), la cual pasó de 30 a 35 mil dólares.

Este límite es el que se utiliza para fijar la base gravable del IVA de los vehículos importados en el primer nivel, del 25 por ciento. Actualmente, los vehículos que pasaban de ese precio, pagaban el 35 por ciento.

Estos dos porcentajes de impuesto sobre el precio FOB, cambiarán según la reforma que está en curso de aprobación en el Congreso, pues el IVA será parejo -del 16 por ciento- pero habrá un nuevo impuesto al consumo del 9 por ciento con lo cual ni el recaudo ni el precio final del vehículo se modifica.

Aunque las pretensiones de los importadores agremiados en la Asociación nacional de vehículos automotores (Andemos) era poner ese tope en 52.900 dólares o, en el mejor de los casos, eliminarlo, el Congreso y el Gobierno acordaron subirlo cinco mil dólares, con lo que se vuelve a la barrera que había en 1992.

La decisión permite que el comprador adquiera un vehículo de mayor gama o con más tecnología de punta, sobre todo, dotado con elementos de seguridad activa y pasiva como los sistemas de frenos ABS, airbag y controles de estabilidad y tracción, que todavía siguen siendo considerados como 'accesorios de lujo' por nuestras autoridades económicas, pero que en calles y carreteras previenen accidentes y ayudan a salvar vidas.

Con el tope de los 30 mil dólares, explica Andemos, los importadores muchas veces estaban obligados a desmantelar los autos de accesorios o a eliminar estos dispositivos electrónicos para mantener un precio final más competitivo, por debajo de los 30 mil dólares FOB. Estos efectos se veían en los carros de gama media alta, de los 60 millones en adelante.

El afán por aprobar la reforma no permitió establecer con claridad en qué quedaron temas puntuales que afectan al sector automotor. Gran parte del articulado fue votado en bloque o a 'pupitrazo' (108 artículos).

Pero hubo una avalancha de propuestas que hicieron los congresistas (175), de las cuales, 55 fueron avaladas por una subcomisión que se reunió el miércoles en la noche. De todas ellas, 73 quedaron como constancia y 32 ya estaban aprobadas por contar con el aval del Gobierno. Otras fueron retiradas.

La situación fue tan confusa que varios congresistas consultados por EL TIEMPO no supieron explicar con certeza qué pasó en temas gruesos de la reforma. Por ejemplo, no se sabe si se aprobó o no, gravar con el impuesto al consumo a las ventas a los vehículos usados con menos de cuatro años de matriculados.

También, por cuenta de los ajustes del IVA y el impuesto al consumo las pick up salían perjudicadas, pues entrarían al régimen común de IVA y de impuesto al consumo y hoy pagan menos impuestos de valor agregado por lo cual subirían de inmediato sus precios al público. Los eléctricos quedan exentos de IVA e impuesto al consumo, y tendrán IVA del 5 por ciento los que se usen en servicio público, pero nadie dio razón de qué pasó con los híbridos. "Habrá que esperar al lunes y ver el texto final", fue la respuesta de uno de los congresistas.

Desde el punto de vista tributario, creemos que es antitécnico aplicar una referencia internacional para calcular un impuesto interno a un producto nacional". Oliverio Enrique García Presidente de Andemos

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.