La nueva Skoda Roomster, mitad automóvil, mitad camioneta

En estas épocas de similitud entre los vehículos, pocos hacen una verdadera diferencia en diseño, estilo y funcionalidad como el más reciente lanzamiento de Skoda.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Más allá de lo novedoso del diseño, el Skoda Roomster es de los pocos carros en el mercado nacional que tiene su ¿sex appeal¿ para hombres solteros, ejecutivos jóvenes, parejas de esposos e incluso familias pequeñas, pues su gran comodidad, pique y opciones de configuración de las sillas lo hacen muy versátil para diferentes perfiles de usuario.

Los colombianos tuvieron la oportunidad de ver el Roomster por primera vez en el pasado Salón del Automóvil de Bogotá (en octubre del 2006), cuando el distribuidor de Skoda lo trajo a ver qué impresión causaba entre el público. Al parecer gustó, pues ya está disponible en la vitrina.

Debajo del capó la maquinaria es buena, confiable, avanzada y fina. Incorpora un motor de 1.600 c.c. que entrega 108 caballos de potencia, además de 16 válvulas, doble eje de levas y un torque de 155 Nm a 3.500 revoluciones.

Viene en dos versiones: una con caja manual de cinco velocidades y otra automática o ¿Sportronic¿ de seis velocidades con función para manejo secuencial. Lo novedoso de la caja automática para este vehículo es que le confiere más pique, algo de lo que algunas transmisiones automáticas adolecen.

Configurar el confort
La comodidad del habitáculo en el Roomster es otro de sus atractivos. El timón es ajustable y la altura del asiento del conductor se puede graduar.

En cuanto a la banca trasera, esta viene para alojar a tres pasajeros, los cuales cuentan con sillas completamente independientes. Adicional a la posibilidad de abatirlas o reclinarlas, la silla del medio se puede quitar y, como las de los costados están sujetadas a un mismo eje, se pueden correr hacia el centro, a voluntad del usuario.

Lo anterior permite que en un viaje largo con cuatro pasajeros, los de atrás tengan más espacio para los brazos a ambos lados. Esta opción de configuración cae como anillo al dedo cuando se trata de acomodar carga larga, pues se aprovechan los espacios laterales o centrales.

Hay que mencionar que el baúl alberga con facilidad una o dos talegas de golf, un par de sillas de montar, o el mercado ¿de plaza¿, más el del supermercado. La marca se refiere a las configuraciones de las sillas como Varioflex.

Como otra de sus novedades, las luces antiniebla cuentan con funcionalidad direccional; eso quiere decir que alumbran puntos a los costados que con otras luces quedarían en la penumbra. Esto brinda mayor seguridad a la hora de manejar por carretera, tomar curvas y conducir en la niebla.

Al buen desempeño del motor se agregan una buena dirección, excelentes frenos y ayudas electrónicas de frenado y estabilidad para condiciones de terreno difíciles. Tiene discos en las cuatro ruedas, con ABS, y dirección electrohidráulica, que se siente muy obediente y segura.

En cuanto al equipamiento de accesorios y seguridad, presenta cuatro vidrios eléctricos, dos airbags delanteros, nevera pequeña en la guantera (funciona si tiene el aire acondicionado puesto), bloqueo central, nivelador automático de las luces, computador de consumo de combustible y distancias, control de presión de neumáticos y puerto para conectar el reproductor iPod.

FICHA TÉCNICA
Motor: 1.6 litros, 16 válvulas.
Caballos de potencia: 108.
Alimentación: inyección multipunto.
Dirección: electrohidráulica.
Caja de cambios: mecánica de cinco velocidades o automática de seis, esta última con opción para manejo secuencial.
Frenos: de disco en las cuatro ruedas, con ABS y otros controles de frenado y estabilidad.
Accesorios: radio CD y MP3, cuatro airbags, control de inflado de las llantas, rines de aleación de 15 pulgadas, moderno control de la temperatura del habitáculo.
Precio: 55,9 millones con caja mecánica y 61,9 con transmisión automática.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.