Con el nuevo 'Pico y placa' los bogotanos tienen más días sin carro pero menos horas de restricción

La Alcaldía Mayor de Bogotá parece haber interpretado a quienes pedían menos horas de prohibición, aunque, en el fondo, saca más carros de circulación de las calles capitalinas.

Redacción Motor

04:31 p.m. 15 de junio del 2012

Volver al esquema anterior que restringía por horas y no por días; zonificar la ciudad de acuerdo con la densidad vehicular y evitar a toda costa la prohibición del uso del carro los sábados son, claramente, los tres llamados que nuestros lectores hacían cada semana a través de estas páginas, con la esperanza moverse de nuevo en una ciudad que está muy lejos de proponer un transporte público digno y una red vial eficiente y moderna.

Viendo y oyendo al alcalde Gustavo Petro, pareciera que ese clamor fue escuchado: no solo se les permitirá sacar el carro, ¡de día!, durante la restricción, y por espacio de seis horas y media, sino tendrán la opción de hacerlo con libertad los siete días de la semana, siempre y cuando vivan, coman y trabajen de la avenida Primero de Mayo hacia el sur.

Por si fuera poco, podrán, por fin, ignorar a quienes pronosticaban el fin de la movilidad particular los sábados, una duda que despejó el propio Alcalde cuando afirmó que es el único día que tienen los capitalinos para salir de compras manejando su carro.

¿Por qué, entonces, sienten que faltó el centavo para el peso? ¿Dónde está la cascarita? Al restringir por pares e impares en lugar de hacerlo por orden numérico, la Alcaldía no solo garantiza más vehículos guardados cada día en las horas pico (2,4,6,8,0 y 1,3,5,7,9), sino aumenta en un día, semana de por medio, la prohibición para cada uno de los particulares que ruedan de la avenida la Primero de Mayo hacia el norte de la ciudad.

Un ejemplo: cualquier placa terminada en 1, 3, 5, 7 ó 9 no podrá dejarse ver de las cámaras cazainfractores el lunes 9, el miércoles 11 y el viernes 13 de julio próximo -de 6:00 a 8:30 a.m. y de 3:00 a 7:30 p.m.- ni en el mismo horario del martes 17 y el jueves 19 del mismo mes.

En la práctica, ese automóvil para tres días una semana y dos la siguiente, y por lo tanto tendrá 10 días de restricción al mes (en la actualidad son ocho) a partir de la entrada en vigencia de la nueva medida (martes 3 de julio).

Esos días, sin embargo, suman 70 horas mensuales (siete diarias) de parqueo obligatorio, es decir, 42 menos que en la actualidad, pues los ocho días en que los conductores no pueden 'ni oler' su carro, equivalen a 112 horas reales al mes (14 diarias).

En resumen, con la nueva medida se reciben 'unas por otras': más días, pero menos horas sin carro; la posibilidad de 'hacer vueltas' durante las horas valle, aunque en un horario limitado; menos carros en la hora pico, aunque muchos más en las horas valle. Y sábados invictos. ¿Alivio o golazo? El tiempo lo dirá.

RECUADROS:

Lo malo de la medida

La posibilidad de usar el vehículo de 8:30 a.m. a 3:00 p.m. influirá negativamente en la movilidad de las horas valle.
En la práctica, muchos ciudadanos no podrán usar el vehículo 10 días al mes porque, por tiempos y exigencias horarias de sus empresas, no tendrán más remedio que movilizarse en bus y dejar su carro parqueado.

Los taxistas acostumbrados a trabajar en el sur de la ciudad migrarán hacia el norte en busca de pasajeros.
Por más que bajen de precio los pasajes en hora valle, el sistema de transporte masivo de Bogotá es deplorable.
La infraestructura vial de Bogotá presenta un atraso sin precedentes.

Lo bueno de la medida

La inclusión de un número más a la restricción vehicular aliviará la movilidad en las horas pico: saldrán entre 100 y 120 mil carros más de circulación. Se podrá hacer uso del vehículo todos los días (con restricción: de 8:30 a.m. a 3:00 p.m.).

Los viajeros podrán entrar a Bogotá o salir de la ciudad cualquier día de la semana (con restricción: de 8:30 a.m. a 3:00 p.m.).
Por todo lo anterior, no se hace prioritaria la compra de un segundo vehículo para evadir el pico y placa, como venía sucediendo hasta ahora.

Tramos sin restricción

La densidad vehicular y la tenencia de vehículo en las localidades escogidas por la Alcaldía son menores que en otras zonas, como el centro, el norte o el oriente de la ciudad, de ahí que se haya tomado la decisión de abolir el pico y placa en los siguientes tramos:

1. Trasversal 3B Este, entre los cerros orientales (carrera 12 Este) hasta la avenida Primero de Mayo.
2. Avenida Primero de Mayo entre la carrera 3 Este hasta la avenida Caracas.
3. Avenida Caracas, desde la avenida Primero de Mayo hasta la avenida Villavicencio.
4. Avenida Villavicencio, entre la avenida Caracas hasta la autopista Sur.
5. Autopista Sur, desde la avenida Villavicencio hasta los límites del sur de la ciudad.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.