Nuevo o usado, he ahí la cuestión

Para muchos, la mejor marca es 'nuevo', para otros, 'usado con garantía'. Lo único cierto es que el valor del carro ya no está dado por la cotización del mercado, sino por el servicio que presta.

Redacción Motor

05:00 a.m. 11 de diciembre del 2008

Y siguen las promociones. Al menos eso es lo que anuncian fabricantes y distribuidores mediante avisos publicitarios escogidos al azar, que dan cuenta de que aún están en feria.

Mitsubishi ofrece su Nativa diesel a precio especial, siempre y cuando se adquiera antes del 31 de diciembre; Daihatsu hace lo propio con las últimas unidades 2008 del Sirion y BMW vende los 2009 a 1.980 pesos/dólar.

Chevrolet anuncia una baja del 30 por ciento en el precio de algunos de sus repuestos; Hyundai ofrece todo su portafolio "súper rebajado"; Renault tiene instaladas grandes pancartas en sus concesionarios, prometiendo precios especiales, y Toyota regala dos años de mantenimiento preventivo para quienes adquieran este año su FJ Cruiser.

Estos ejemplos ilustran cómo las diferentes marcas siguen peleándose el mercado sin promocionar los atributos de sus diferentes modelos, sino conmoviendo el bolsillo de los colombianos.

Saben que el 2009 no va a ser un año fácil, pues las ventas al cierre del año no cumplieron con las expectativas y se ubicaron por debajo de lo alcanzado el año pasado. Según cifras de la Andi, el 2008 cerrará con 225 mil unidades vendidas, mientras que el 2007 lo hizo con 260 mil.

Lo anterior significa que muchas marcas tienen aún en bodega varios 2008, situación que las puso en aprietos, toda vez que ya están recibiendo los embarques del año entrante.

Sin embargo, y desde el punto de vista de los consumidores, representa una gran oportunidad, ya que pueden estrenar 'a dólar viejo' y ahorrarse unos buenos pesos.

Cada cual tiene su gracia
¿Nuevo o usado? Es la primera pregunta que el comprador debe hacerse antes de invertir la prima en un vehículo. Cada uno tiene sus ventajas y 'bemoles', dependiendo de las expectativas de cada quién.

El nuevo: subió el marcado como 2009 porque el importador lo está adquiriendo a una tasa más alta, en dólares y euros.

Esto no quiere decir, sin embargo, que su precio permanezca arriba. Factores como la competencia de marcas y modelos, el alto número de autos que salen día tras día de las vitrinas y los pactos arancelarios con países como México hacen que el nuevo se convierta en usado tan pronto pisa la calle.

Lo anterior tiene una explicación sencilla: si en el 2008 se vendieron 225 mil vehículos, quiere decir que hay 225 mil nuevos carros rodando por las calles y carreteras del país, todos ellos vistos ya como 'usados' por el mercado.

Lo bueno es que los concesionarios lo ofrecen con garantía de entre dos y cinco... y hasta 10 años (depende de la marca y el modelo), y su alto precio (incluida matrícula) se compensa con la calidad y garantía propias del 'recién desempacado'.

Cuenta con un respaldo más contundente que el usado, especialmente cuando este último se le compra a un tercero ajeno a las vitrinas autorizadas.

El usado: seguirá deprimido hasta tanto el dólar no se estabilice y el mercado de los nuevos no desacelere considerablemente.

Sin embargo, el usado es mucho más estable a los vaivenes del dólar y a su precio final no debe incluírsele el precio de la matrícula ni la depreciación que sufre el '0 kilómetros' tan pronto sale de la vitrina, que se calcula en un 10 por ciento.

Aunque los concesionarios suelen entregarlos con garantía mínima sobre motor y sistema eléctrico, es necesario examinarlos con lupa y verificar ante las autoridades de tránsito y la Dijin que tenga una hoja de vida decente.

Los vendedores suelen ofrecerlo a 'precio revista Motor', pero es importante saber que la tabla de esa publicación es tan solo una guía. Otros factores, como el prestigio de la marca, el estado general del carro y la calidad del mismo son determinantes a la hora de negociarlo.

Escoger con inteligencia
Pero sea cual sea la elección hay que hacerla con inteligencia y respondiendo preguntas básicas, pero determinantes, para no sufrir una frustración. Por ejemplo:

¿Qué marca y tipo de vehículo quiere realmente?
¿Para qué quiere el vehículo (trabajo, recreación, paseo, familia...)?
¿Puede pagarlo?
¿Tiene con qué asumir los costos de mantenimiento, incluidos Soat, impuestos, revisión técnico-mecánica y seguro?
¿El color y el equipamiento que le ofrecen le satisfacen plenamente?
¿Es realmente cómodo y seguro para su familia?

Para escoger inteligentemente, lo mejor es mirar varias opciones, incluidas características, precios y condiciones de garantía. Si lo compra en un concesionario, deben garantizarle servicio y repuestos y una garantía mínima sobre motor y sistema eléctrico (usado), y total en el nuevo.

Papeples del usado
Certificados: el de tradición debe solicitarlo usted o alguien de confianza para verificar la procedencia del carro y su estado legal (embargos, accidentes, etc.).

Papeles legales: verifique la factura de compra y el manifiesto de aduana, además del pago de impuestos histórico; esto último lo puede hacer en las páginas Web de algunas secretarías de hacienda.

Revisiones: llévelo a un centro o taller especializado de confianza, en donde miren la estructura del vehículo, el estado del motor y la originalidad de los números y papeles de identificación.

El comprador debe pagar la retención en la fuente, los impuestos hasta el día de la entrega del vehículo y el 50 por ciento de los derechos de traspaso. El pago del Soat es proporcional. El comprador debe cancelar el peritaje y el certificado de tradición.

Pilas con la hoja de vida
La Dijín les realiza una revisión técnica a los vehículos usados, que consiste en verificar sus antecedentes y los sistemas de identificación (placas, chasís, plaqueta de serie y número de motor), documentos de importación y compra-venta, que podrían ser falsos.

Los carros que transitan en Colombia desde 1980 tienen VIN (Vehicle Information Number), una cifra compuesta por 17 dígitos, que incluye el código de identificación mundial del fabricante, una sección descriptiva (características del vehículo) y un dígito de control, entre otros datos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.