Nuevos 'conejillos de indias' metálicos hechos por la industria automotriz

Dos robots son los más recientes lanzamientos de dos reconocidas fábricas automotrices: Ford y General Motors. Uno es capaz de sentir, otro tiene aspecto humano y viajará al espacio con la Nasa.

Redacción Motor

05:00 a.m. 16 de abril del 2010

Para nadie es un secreto que la industria automotriz no solo se dedica al desarrollo de automóviles, también cuentan con un equipo específico de ingenieros y científicos que desarrollan tecnología para mejorar sus propias industrias.  

Lograr que aparatos científicos realicen labores y tengan cualidades puramente humanas es el reto para las industrias del mundo, pues este es el camino más fiel para alcanzar la alta calidad y lograr la total satisfacción de los clientes. 

Además, el participar en el desarrollo de tecnologías en compañía de conocedores como la NASA, permite a las fábricas de mejorar e innovar en aspectos como la seguridad y leal cuidado de la salud para los conductores de sus automóviles. 

Estos son los casos de las últimas presentaciones de dos fábricas de automóviles norteamericanas. 

Ruth, el robot con tacto 

Ford presentó este mes a Ruth, por la sigla en inglés de Robotized Unit for Tactility and Haptics, o Unidad Robotizada de Tacto y Sensibilidad. Un robot que es capaz de sentir aspereza, suavidad y temperatura y que posiciona a la fábrica como la primera en utilizar un robot de alta tecnología para diseñar científicamente los interiores de sus carros actuales y futuros.  

El tacto es uno de los sentidos que más trabajo ha constado reproducir en un laboratorio a los científicos del mundo, y es el gran avance de Ruth, pues es un aparto capaz de 'sentir' aspereza, suavidad y temperatura y así ayudar a lograr ambientes interiores de alta calidad. 

Esta era una tarea que históricamente ha requerido de la intermediación directa de ingenieros y clientes. Los clientes sienten, tocan las superficies, se acodan y desacomodan y luego opinan. Los científicos recolectan esta información y a 'ojo humano' hacen los cambios y diseñan mejores habitáculos.  Ahora Ruth será el que recopile esta información y el encargado de sentir y determinar si hay algún detalle que falte o no vaya de acuerdo a las exigencias de los clientes.  

Por ahora RUTH está siendo utilizado por los ingenieros del Centro de Investigación y Desarrollo de Ford Europa en Aachen, Alemania, para desarrollar la mayoría de los interiores de los modelos actuales y futuros de Ford, como el del nuevo Focus que se comercializará en los Estados Unidos, y el de la nueva generación del Ford Fiesta, que llegará a Colombia y a todo el continente americano el segundo semestre de 2010.  

UN ROBOT GM EN EL ESPACIO 

Robonaut 2, o R2, es el robot que está siendo fabricado en conjunto por la NASA y GM, gracias a un acuerdo de cooperación para desarrollar un asistente robótico que puede trabajar junto a los seres humanos en el espacio o en las plantas de fabricación de GM en la Tierra. 

Está compuesto por una cabeza y un torso con dos brazos y manos y será lanzado a la Estación Espacial Internacional en el transbordador Discovery como parte de la misión STS-133 prevista para Septiembre. 

Una vez en el espacio los ingenieros deberán estar pendientes de su comportamiento en condiciones de ingravidez.  

"Los niveles extremos de las pruebas a que ha sido objeto el R2  -mientras se prepara para aventurarse a la Estación Espacial Internacional- están a la par con las que pasan nuestros  vehículos y sus componentes en el camino de la producción."- explicó Alan Taub, Vicepresidente de Investigación y  Desarrollo Global de GM- "El trabajo realizado por GM y los ingenieros de la NASA también nos ayudará a validar las tecnologías de fabricación que mejoren la salud y la seguridad de nuestros miembros del equipo de GM en nuestras plantas de fabricación en todo el mundo".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.