Operativos detectaron más incumplimientos en las escuelas de conducción de Bogotá y Valle del Cauca

En 30 días los organismos de tránsito de todo el país deberán reportarestadísticas sobre la situación de cada ciudad frente a la ilegalidad de los CEA.

Redacción Motor

03:47 p.m. 20 de abril del 2012

A finales del año pasado la Delegada de Tránsito y Transporte de la Superintendencia con el acompañamiento de la Policía de Tránsito y Transporte realizaron operativos de inspección al 97 por ciento de los Centros de Enseñanza Automovilística que operan en Bogotá, de un total de 105.

En marzo, se realizaron estos operativos al 100 por ciento de los centros de enseñanza automovilística de Cali, Popayán y 16 municipios más del Valle del Cauca, de un total de 75 CEA.

Al final, se logró establecer que el 86 por ciento no cumplían con la normatividad y especificaciones mínimas requeridas para su funcionamiento en Bogotá; y el 74 por ciento de estos no cumplían en Cali, Popayán y los municipios del Valle del Cauca.

Hasta el momento hay 72 investigaciones abiertas y cinco más están en proceso de apertura, pero seguramente todas terminan en amonestaciones. Estos operativos se repetirán en el resto del país.

"Esto nos permitirá tomar las medidas necesarias para evitar que continúen funcionando centros de enseñanza que no cumplan con los requisitos exigidos y sobre todo continúen poniendo en riesgo la seguridad de los ciudadanos", dijo el Superintendente Juan Miguel Durán.

Por ahora, la Superintendencia de Transporte, el Ministerio y el Runt vienen desarrollando una serie de estrategias encaminadas a establecer estadísticas que nos sirvan como punto de partida para iniciar estudios que nos permitan analizar el verdadero panorama de la ilegalidad en el sector transporte.

Ante la situación, la Superintendencia expidió el pasado viernes la circular 008 de 2012, en la que todas las Autoridades y Organismos de tránsito del país están obligadas a presentar en un lapso no mayor a 30 días hábiles, estadísticas sobre la situación actual que tiene cada ciudad y departamento frente al tema de ilegalidad.

Lo cierto es que mientras el Gobierno aprieta las tuercas, los centros de enseñanza se defienden (ver recuadro). Algunos dicen piden más tiempo, aunque ya se les ha ampliado el plazo para que se pongan al día en dos oportunidades; otros dicen que no es fácil, que tienen que comprar terrenos, pero que tienen dificultades porque son empresas familiares.

"Pero se les ha dado más tiempo y nada y por esos queremos ser contundentes con esto. Todo el tema de seguridad vial empieza ahí, en las escuelas y éstas en su mayoría, no están brindando la enseñanza como la ley lo exige", puntualizó Durán.

RECUADROS:

Las escuelas se defienden

La Federación Colombiana de Centros de Enseñanza Automovilística, Fecolcea, entidad que agremia a las pequeñas y medianas escuelas, manifestó a esta Sección, su desacuerdo con varios de los requisitos que les exige el decreto 1.500 de 2009.

Según Fecolcea, ha sido muy problemático para gran parte de las escuelas existentes, -muchas de las cuales llevan más de 20 años activas-, cumplir con la norma que les exige tener un espacio de 1.500 metros cuadrados para realizar la práctica del curso, debido a la poca oferta de predios cercanos a los establecimientos, para el caso concreto de Bogotá.

Manifiesta esa agremiación que los permisos por parte de la Secretaria de Educación para aprobar los inmuebles como Centros de Enseñanza deben tener a su vez una licencia de funcionamiento como Institución Educativa, tal como lo establece el POT (Plan de Ordenamiento Territorial).

Agrega Fecolcea que "muchas escuelas no han podido cambiar la destinación del uso del suelo", lo que los obliga a buscar nuevos inmuebles o terrenos en zonas diferentes de la ciudad y distantes de sus actuales clientes, lo que acarrea sobrecostos.

Propuesta anti-corrupción

Fecolcea le propuso al Ministerio de Transporte y a la Supertintendencia de Puertos y Transporte, controlar la corrupción mediante un lector de huella térmico, ubicado en carros y aulas de enseñanza, donde el alumno registre su entrada y salida con el fin de certificar las horas teóricas y prácticas. Dicho registro quedaría automáticamente grabado en el RUNT.

Algunas exigencias del decreto 1.500

Licencia de funcionamiento. La otorga la Secretaría de Educación previa presentación de los nombres de propietarios, programas que proyecta ofrecer; número de estudiantes que proyecta atender; identificación de la planta física; plan de estudios; contenidos básicos; duración, intensidad horaria y metodología.

Estructura de la organización. Recursos específicos. Características y ubicación de las aulas y talleres. Materiales de apoyo, didácticos y audiovisuales. Laboratorio y equipos; lugares de práctica. Póliza de responsabilidad civil extracontractual.
Relación de los instructores.

Los vehículos deben ser propios o en arrendamiento financiero. Contar con mínimo tres por cada tipología vehicular aprobada en el caso de las categorías A1 y A2.

Ningún instructor podrá certificar más de 240 horas/mes de instrucción en conducción.

Deben tener un área para la realización de prácticas o puede asociarse con otros centros que cuenten con estos escenarios.

DATOS:

*Hay abiertas 72 investigaciones y cinco más están en proceso de apertura.

*692 escuelas en Colombia están inscritas ante el Ministerio de Transporte, pero solamente 160 cumplen con los requisitos legales.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.