¿Cómo paga el seguro cuando a uno le roban el carro?

La experiencia de perder el vehículo por robo arranca desde el hecho mismo y sigue cuando el usuario descubre que su carro vale menos de lo que creía.

Redacción Motor

08:25 p.m. 20 de mayo del 2011

Las compañías aseguradoras cancelan el valor del vehículo al momento del hurto y no el de la factura de compra. De no hacerlo, correrían el riesgo de fraudes, pues en un mercado volátil como el actual muchos inescrupulosos declararían como robado su vehículo para cobrar más de lo que vale en la calle.

Es lo que prevé el Código de Comercio en su artículo 1088 y lo que aplican las aseguradoras al momento de recibir una reclamación: "Los seguros de daños serán contratos de mera indemnización y jamás podrán constituirse (para el asegurado) en fuente de enriquecimiento".

Asi funciona el deducible

El Código también ordena en el artículo 1089 que "la indemnización no excederá, en ningún caso, del valor real del interés asegurado en el momento del siniestro, ni del monto efectivo del perjuicio patrimonial sufrido por el asegurado o el beneficiario (...)".

Es claro que ningún usuario puede pretender un pago por encima del valor de su vehículo, pero también lo es que "puede acercarse en cualquier momento a la aseguradora para revisar el valor de la póliza y el valor asegurado si ve que, por ejemplo, el valor comercial de su vehículo cambia", dice Carlos Varela, director de la Cámara Técnica de Automóviles de Fasecolda.

¿Entonces por qué si, aun pagando 'lo que toca' de prima, se genera un choque entre el usuario y su asesor al momento de la reclamación por lo que recibe por su carro robado? Para el ejecutivo de Fasecolda, la respuesta está en lo pactado al momento de comprar la póliza, pues el valor del vehículo no es la única variable que se tiene en cuenta para establecer el valor de la prima.

"El seguro de automóviles no sólo incluye coberturas contra pérdidas totales, sino contra pérdidas parciales (por daños o por hurto), responsabilidad civil y servicios como grúa, asistencia jurídica, conductor elegido y transporte", asegura el ejecutivo.

Wilson Gómez (*) piensa diferente. El pasado de 10 de mayo perdió su Mazda 2 2010 a manos de una banda de atracadores y se vio obligado a acudir a su compañía aseguradora para reclamar la indemnización. En el primer acercamiento se dio cuenta de que, en efecto, le pagarán el valor del vehículo al momento del siniestro, aunque teniendo en cuenta, exclusivamente, el precio dado por la lista diseñada por el gremio asegurador para tal fin.

Se percató, además, de que estaba pagando la prima sobre el valor inicial de su vehículo sin que su asesor le hubiera dicho nunca que podía ajustarla teniendo en cuenta la depreciación, tal como lo hizo la compañía aseguradora al momento de calcular el pago por la pérdida del carro.

"El precio que me reconocieron (34 millones de pesos) viene de la guía Fasecolda y está por debajo de lo que cuesta en la calle. Por eso no entiendo qué tiene que ver el hecho de haber negociado servicio de grúa o asistencia jurídica, si de todas maneras me vienen a pagar el carro dos millones de pesos más barato de lo registrado por la revista Motor, en donde el mismo carro está avaluado en 36 millones".

Cuentas diferentes
"En realidad, tenía el vehículo asegurado por 39 millones de pesos, a pesar de que el mercado lo negocia en 36 millones y la aseguradora me reconoce 34 millones.

Sin embargo, al final no recibiré por el vehículo más de 31 millones de pesos, de los cuales debo 25 millones que jamás veré porque se los consignarán directamente a Davivienda".

En un mes recibirá alrededor de cinco millones de pesos, "que fue lo que me quedó luego del avalúo de la aseguradora, el descuento del deducible, el costo del papeleo, la cuota del banco de este mes que ya me llegó y el cuatro por mil", dice el afectado.

El carro para y las cuotas siguen
Una vez el asegurado ha entregado la documentación necesaria a la aseguradora, la misma cuenta con 30 días para realizar el pago de la indemnización.

Por eso es importante realizar el papeleo lo más rápido posible, pues mientras la aseguradora no le desembolse al banco, las cuotas del carro siguen rodando.

¿Y si aparece después?
"El traspaso es importante porque si el carro aparece pagada la indemnización, en virtud del contrato de seguros la propiedad del vehículo está en manos de la aseguradora", dice Fasecolda.

Lo que pide la aseguradora...
*Impuestos al día.
*Llave de repuesto.
*Cerificado de tradición.
*Certificado de la Fiscalía que diga que el carro no apareció (se otorga 15 días después del denuncio del robo).
*Factura de compra.
*Manifiesto de importación.
*Certificado de la cuenta bancaria (en este caso Davivienda).
*Certificado de tradición que diga que está en prenda (si lo está).

Las preguntas del perito
A Gómez lo visitó un perito de la compañía aseguradora y con él fue hasta el sitio de los hechos para tomar fotos. Allí trató de absolver algunas dudas.

¿Por qué iba a esa hora por ese lugar tan oscuro?
¿Ha tratado de vender el vehículo?
¿En qué iba pensando cuando lo abordaron los ladrones?
¿Por qué fue a ese CAI y no a otro?

La guía de precios
"La lista es una guía de valores del gremio, al igual que sucede con (la de) la revista Motor, es una referencia de los valores comerciales promedio de los vehículos en Colombia. Las aseguradoras utilizan esta guía como información respecto del valor comercial promedio de un carro, especialmente cuando éste es usado", dice el director de la Cámara Técnica de Automóviles de Fasecolda.

Para el ejecutivo, es claro que el valor comercial de los vehículos está influenciado por variables como sus accesorios, kilometraje y estado general, aunque en el caso de Willson Gómez se trataba de un vehículo casi nuevo, con tan solo 8000 kilómetros de recorrido.

¿Cómo llegan al valor del carro en Fasecolda?
Esos valores se obtienen, según el gremio asegurador, con información del mercado que proviene de otros listados, concesionarios, listados Web, precios de oferta de diferentes medios.

"El sector asegurador se preocupa respecto de la calidad de la guía y por tal razón ha contratado desde el año pasado una revisión semestral de los precios listados en la misma con la firma Econometría- asegura Carlos Varela-. Esta revisión estima la desviación que pueda existir entre los valores de listados y los diferentes valores que se encuentran en el mercado".

Así le robaron el carro a Wilson Gómez

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.