Pagar comparendos nacionales: todo un parto

Una pelea entre el Distrito y la Federación Colombiana de Municipios que ya cumple seis años dejará damnificados a los usuarios. Bogotá podría quedarse sin la potestad de realizar trámites de tránsito

Redacción Motor

05:00 a.m. 16 de octubre del 2009

Lo que hasta el jueves pasado implicaba caminar unos pasos de una ventanilla a otra para obtener la liquidación para el pago de un comparendo nacional, a partir de esta semana requiere para el usuario capitalino desplazarse al SuperCade de la calle 37 con carrera 30.

Allí, el Simit dispone de las dos únicas ventanillas autorizadas por el Distrito para atender a los 26 mil usuarios mensuales del Sistema, en donde le darán al infractor dicha liquidación con código de barras para acudir a un Bancafé (entidad con la que tiene convenio) y ponerse al día.

Cancelado el comparendo, puede volver en dos o tres horas al SIM más cercano a su casa u oficina -que es el tiempo promedio que se demora la descarga del pago al sistema- y realizar el trámite motivo del desplazamiento (matricular su vehículo en Bogotá, solicitar cambio de color, recategorizar el pase, realizar un traspaso, en fin...).

Fueron 12 las ventanillas del Sistema Integrado de Información de Multas y Sanciones por Infracciones de Tránsito (Simit) cerradas esta semana por la Alcaldía Mayor en igual número de oficinas del Sistema Integrado de Movilidad (SIM), distribuidas a lo largo y ancho de Bogotá.

Según la subsecretaria de servicios de Movilidad de Bogotá, Ángela Piedad Arenas Porras, el parágrafo del artículo 10 de la Ley 769 (Código Nacional de Tránsito Terrestre) apoya esa decisión.

Dicho artículo dice que, "en las dependencias de los organismos de tránsito y transporte de las entidades territoriales, existirá 'una sede del Simit' con el fin de obtener información del consolidado nacional y para garantizar que no se efectúe ningún trámite de los competencia de los organismos de tránsito en donde se encuentre involucrado el infractor en cualquier calidad, si este no se encuentra a paz y salvo".  

Para Arenas, "es obvio que la norma previó que el Simit debe tener solamente una ventanilla por ciudad y esa ventanilla debe estar en donde esté el organismo de tránsito; en el caso de Bogotá, en el SuperCade de la carrera 30 con calle 37 y no en los SIM".

Sin embargo, recalca, los funcionarios del SIM pueden consultar en las base de datos del Simit si el usuario tiene cuentas pendientes nacionales, pues las oficinas del Sistema de Bogotá tienen acceso a ella. 

Es claro que ese organismo puede consultar el estado de cuenta, pero es importante volver a recalcar que no puede expedir la liquidación del comparendo nacional pendiente; de ahí que, como lo dijimos arriba, al infractor no le queda más remedio que desplazarse, ya no cinco o 10 pasos (como lo venía haciendo desde el 2002), sino 50 ó 100 cuadras. Solo así podrá ponerse al día y regresar para seguir con su trámite.

Cuestión de 'eficiencia'
Para la Subsecretaria de Servicios de Movilidad, esta decisión busca mayor eficiencia en los trámites del Distrito y forma parte de un paquete de medidas, como la de aunar y agilizar los trámites para recuperar los vehículos en patios.

Gilberto Toro, director ejecutivo de la Federación Colombiana de Municipios (FCM) y administradora del Simit, tiene otra lectura.

Para él, todo obedece a una retaliación de la Alcaldía Mayor luego del fallo en segunda instancia del Tribunal de Cundinamarca que obliga al Distrito a pagarle al Simit 80.000 millones de pesos que le adeuda.

"Como se sabe, Bogotá le debe al Simit esa suma por concepto del 10 por ciento del recaudo de comparendos que la ley les obliga a todos los municipios a desembolsarle-dice Toro-. Luego del fallo del Tribunal de Cundinamarca, lo único que se les ocurre es cerrar nuestras ventanillas y perjudicar a los usuarios".

Para Arenas, la decisión está ajustada a la ley y no tiene nada qué ver con lo decidido por el Tribunal. "Esto lo venimos trabajando desde hace varios meses y coincidió desafortunadamente con la polémica de los últimos días".

Sea cual sea la motivación, lo cierto es que el Simit no se verá perjudicado con la decisión, pues seguirá realizando la labor, ya no desde 12 ó 15 ventanillas, sino desde las dos autorizadas por la Alcaldía;  tampoco el Distrito, que dispone de los SIM para dar información clara y precisa sobre los trámites y las deudas de los ciudadanos.

El único perjudicado con la medida será el usuario, especialmente el infractor y el que  menos tiene que ver con el conflicto Distrito-Simit. Es él quien debe acudir a los servicios de SIM y Simit y quien deberá someterse a las decisiones que sobre sus gestiones tomen las autoridades.

¿QUÉ DICE SIM?
Desde la creación de los SIM (antes Sett), en 2008, la tramitomanía en Bogotá se volvió cosa del pasado, al punto que los mismos usuarios consideran a estas oficinas eficientes en un 98 por ciento, según sondeos realizados por la misma Alcaldía.

"El usuario puede hacer todo en nuestras dependencias, salvo recibir la liquidación por concepto de comparendos nacionales -explica Blanca Sofía Aguilar, gerente general del SIM.- Para expedirles el paz y salvo y permitirles realizar su trámite de tránsito, deben estar al día en comparendos, incluidos los que liquida el Simit".

Pero el desacuerdo Distrito-Simit puede traer un segundo y más profundo problema: que por el incumplimiento de Bogotá, no se puedan realizar trámites de tránsito en la ciudad.

El parágrafo del artículo 18 de la Ley 1005 del 2006 prohíbe dichos trámites a los municipios que no estén al día en esos y otros pagos: "No se autorizará trámite de especies venales a los organismos de tránsito que no se encuentren a paz y salvo por concepto de pagos o contribuciones con el Ministerio de Transporte, el Simit o con entidades que hayan recibido por delegación o por ley funciones en el tránsito".

"Esto quiere decir, en pocas palabras, que Bogotá puede quedarse sin la potestad de realizar trámites de tránsito si insiste en desconocer los fallos que la obligan a ponerse al día en sus obligaciones", añade Gilberto Toro, del Simit.

Para Aguliar, es importante que Distrito-Simit lleguen acuerdo. "Confiamos en que eso suceda en un plazo lo más rápido posible porque el perjuicio para los bogotanos sería enorme".

Por el momento, la recomendación de la funcionaria es consultar la página web del SIM (www.sim.gov.co) y en el link 'comparendos pendientes', mirar si hay una deuda que no está al día. "Si la hay, acudir a la ventanilla Simit del SuperCade de Movilidad, solicitar la liquidación, pagar y -ahí sí- acudir al SIM para realizar el trámite e tránsito. Así se evita, al menos, un desplazamiento".  

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.