El país ya cuenta con el primer banco de reparación para sistemas 'common rail'

Expertos aconsejan revisar el sistema de inyección cada 80 mil kilómetros, el cambio del filtro drenador cada 10 mil y su limpieza cada 300 kilómetros y así evitar costosos daños.

Redacción Motor

06:59 p.m. 17 de febrero del 2012

La cuestionada calidad del ACPM en Colombia, aun a pesar de los esfuerzos por mejorarlo, hace que los sistemas de inyección common rail sufran y, en muchos casos, presenten daños costosos.

Esto sucede porque el proceso de producción de ese combustible deja muchos residuos que lo contaminan, sobre todo el agua y el azufre, grandes responsables de las alteraciones en los inyectores y el sistema en general.

"En Colombia, la cultura del diesel está apenas arrancando en vehículos particulares - afirma Oswaldo Arcila, experto en mantenimiento de sistemas diesel-. Por eso, aun se desconoce cómo se les realiza el mantenimiento básico a estos motores".

Anteriormente, un daño reparable del sistema se convertía en un dolor de cabeza, no sólo para el propietario -por los altos costos- sino para la marca responsable del carro, que debía enviar el inyector al exterior para cumplir con la garantía.

Hoy, sin embargo, existen bancos de reparación, capaces de reparar el sistema y de asignarle el código IMA (responsable del caudal) para que el computador del vehículo reconozca el inyector y lo ponga a trabajar como es debido.

Precisamente, y gracias al auge del uso de ACPM en Colombia, el país cuenta con el primero de estos sofisticados aparatos, con capacidad de arreglar cualquier marca de inyección, incluso de probar y realizarles el mantenimiento a los accesorios más avanzados (como los inyectores piezo-eléctricos), a precios razonables y más económicos que los actuales.

"Nuestra recomendación es que el sistema se revise, sin falta, cada 80 mil kilómetros -recalca Arcila-.  El cambio del filtro drenador se debe hacer cada 10 mil y su limpieza  cada 300 kilómetros."

Estos mantenimientos preventivos, añade el experto, evitan males mayores y le ayuda definitivamente al bolsillo del usuario: en promedio, el costo de un inyector nuevo oscila entre 800 mil y 2 millones de pesos, dependiendo del fabricante y la tecnología con que cuenta.

¿Qué es el 'common rail'?
Los motores diesel livianos de última generación tienen este sistema, que dirige una mezcla de combustible perfecta hacia los cilindros, permite una mejor combustión porque el ACPM que pasa es mucho más fino y, por ende, baja los niveles de contaminación.
Este sistema también hace que la vibración desaparezca, por eso los vehículos diesel de alta gama prácticamente no emiten ese cascabeleo característico, como sí lo hacen motores de camiones, tractomulas o 4x4 'pura sangre', que suenan y vibran mucho más.

Servicio único
El primer banco de reparación diesel fue traído por la compañía 'Electro reparación diesel'. Fue diseñado para cualquier marca de inyectores, incluso para probar y hacerles mantenimiento a los más avanzados y hasta protege la garantía de fábrica de los inyectores Bosch.

¿Qué es el filtro drenador?
Un 90 por ciento de los vehículos diesel traen de fábrica, o le incorporan al auto, este accesorio, diseñado para absorber el agua que lleva el ACPM. El filtro debe desocuparse cada 300 kilómetros y su cambio se debe hacer cada 10 mil.

Cuidados y recomendaciones
* Nunca deje bajar el nivel del tanque de combustible, por debajo del cuarto.
* Haga la revisiones periódicas dadas por el fabricante y no les dé largas.
* Consulte siempre talleres con personal debidamente capacitado en tecnología diesel.
* Si va reparar alguno de los inyectores, mejor, hágalo de una vez con los cuatro, pues todos se afectan de manera proporcional.
Fuente: Electro reparación diesel

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.