Los peajes ayudan en seguridad y movilidad: un deber con muchos derechos

Mantener el tiquete, tener a mano los números de emergencia y evitar las horas de congestión son algunos consejos de las concesiones viales.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

¿La medida que tenemos las autoridades para saber si se requiere activar el plan retorno es el flujo vehicular en los peajes. Cuando vemos muchos carros represados, actuamos de inmediato¿.

Así explica el director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, general Luis Alberto Moore Perea, hasta qué punto su institución se apoya en las concesiones viales y aquellas en la Policía de Carreteras.

Por eso es común ver uniformados apostados a la salida de las casetas de pago: además de vigilar que las reglas básicas de circulación se estén cumpliendo (cinturones de seguridad ajustados, niños debidamente acomodados y luces del auto encendidas, entre otras), apoyan los vehículos de emergencia administrados por la concesión. 

Ambulancias, grúas, carros-taller y hasta patrullas privadas que ruedan para arriba y para abajo forman parte de esta flotilla que, por ley, deben ofrecer los concesionarios sin costo adicional, además de teléfonos SOS, señalización vial óptima y hasta volquetas (en zonas con alto riesgo de derrumbes).

¿Es importante decir que, además de los servicios, los concesionarios deben garantizar tiempos de respuesta mínimos ¿explica Jorge Alberto Marín, director técnico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI)-. No se trata solamente de tener grúas y ambulancias, sino de usarlas de forma eficaz cuando se necesiten¿.

De ahí que la primera recomendación, al cruzar un peaje, sea la de no botar el tiquete que le entregan (único comprobante de pago) y conservar también los volantes informativos con los números telefónicos de emergencia.

Una vez en la carretera, detenerse en la primera estación de servicio para tanquear el auto, revisar de nuevo los elementos mecánicos y de seguridad básicos y adquirir un mapa para estudiar la ruta, cuando tenga dudas.

ESTO OFRECEN LAS CONCESIONES
Les preguntamos a las principales concesiones de la Sabana de Bogotá qué tiene para sus usuarios.
 
Sabana de Occidente S.A. (Puente Río Bogotá- Alto El Vino)
*Dos ambulancias.
*Dos grúas.
*Dos carros-taller.
*26 teléfonos SOS.
*Tres patrullas.

Devisab (cubre 160 kilómetros, desde Chía, hasta Girardot)
*Cuatro grúas.
*Cuatro ambulancias.
*Dos carros-taller.
*Una moto-taller.
*Dos volquetas.
*Un minicargador Bobcat.
*40 teléfonos SOS.
*48 radios móviles conectados a la Policía de Carreteras.

CCFC S.A. (Fontibón-Facatativá-Los Alpes)
*Una grúa.
*Una ambulancia.
*Un carro-taller.
*19 teléfonos SOS.

Coviandes (Bogotá-Villavicencio)
*Dos ambulancias.
*Tres grúas.
*Dos carros-taller.
*Dos patrullas.
*Tres motos.

Autopista Bogotá-Girardot S.A. (Bogota-Bosa hasta variante Girardot-Puente San Miguel)
*Dos ambulancias.
*Dos grúas.
*Dos carros-taller.
*Teléfonos SOS cada dos kilómetros.
*Dos patrullas.
*Seis motos.

Desarrollo vial del norte S.A. (Peaje Calle 236 ¿Briceño-Zipaquirá)
*Una ambulancia.
*Una grúa.
*Un carro-taller.
*Dos patrullas.
*Tres motos.


¿QUÉ HACE LA CONCESIÓN CON LA PLATA?
La tarifa es fijada por el Ministerio de Transporte, que emite una resolución después de realizar un estudio técnico, legal y financiero.

De ahí en adelante, todo recaudo entra al concesionario, el cual debe reinvertir parte de ese dinero en el mantenimiento de la vía. Esa tarifa no puede subir a una tasa mayor al IPC del año anterior y contempla un rubro de 225 pesos por carro para los programas de seguridad vial del Instituto Nacional de Vías (Invías).

Tanto el recaudo y la destinación de los dineros, como el estado de la vía concesionada, son vigilados por una interventoría contratada por el Instituto Nacional de Concesiones (Inco), que le informa al Ministerio de Transporte sobre el curso de la obra y lo pone al tanto de cualquier anomalía.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.