La personalidad del conductor influye en la accidentalidad

El estudio de la personalidad de los conductores es un elemento clave para determinar las causas de la accidentalidad. Sicología aplicada en el tráfico.

Redacción Motor

07:14 p.m. 11 de noviembre del 2011

Según informes de la Organización Mundial de la Salud, (OMS),  los accidentes de tráfico son hoy uno de los principales problemas de salud pública más graves. 

En algunos países se han diseñado estrategias de tipo preventivo y de investigación donde se intenta detectar las variables que pueden incidir en la accidentalidad y buscar así reducir sus costos en vidas.  

Uno de los factores fundamentales que inciden en la seguridad vial es el llamado 'factor humano', y es aquí en donde es protagonista de primer orden la Psicología ya que su objeto de estudio es el comportamiento humano. 

En países como España y Argentina, la aplicación de la psicología en la accidentalidad data desde finales de los años 90. En un principio, a muchos les pareció algo insignificante, pero en la medida en que aumentaron los accidentes y las muertes, la psicología comenzó a tomarse más en serio, a tal punto, que quienes la ejercen juegan un papel clave en los centros de reconocimiento de conductores. 

La psicología del tráfico se ocupa del estudio de la conducta de quienes están al  mando de los automóviles y de como sus conductas afectan las acciones al manejar. El estudio de las conductas depende de factores como la edad, el medio de transporte, y más a fondo, de la atención de los conductores mientras están manejando, las propiedades cognitivas, la fatiga y el nivel de sobrecarga de laboral y su impacto en la conducción. 

El cansancio o fatiga es un punto relacionado directamente con algunos accidentes. Quien no descansa de forma adecuada antes de tomar el timón aumenta el riesgo sufrir u ocasionar un accidente. 

Otro punto clave para la psicología del tráfico es la personalidad de los conductores, el manejo agresivo tiene unas causas, y también están los conductores que toman riesgos. 

Estos últimos son los que con frecuencia toman riesgos como no respetar las señales de tránsito o pasarse un semáforo en rojo poniendo en peligro a otros conductores. "Estas personalidades riesgosas están involucradas en muchos accidentes, debido al descuido del tráfico y de la interacción con los demás conductores", dice un informe publicado en www.deautomoviles.com.ar

En Argentina, todos estos estudios son llevados a la práctica para implementar mejoras en la seguridad de los conductores. Los psicólogos  colaboran con los ingenieros y urbanistas para los planes de caminos y hacen más efectiva la capacidad de amigabilidad entre los conductores. Las calles y rutas deben ser amigables para con los que manejan automóviles.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.