A pesar del gobierno, los automóviles Premium ruedan en Colombia

Las más recientes decisiones del Gobierno Nacional alrededor del sector automotor han jugado especialmente en contra de las marcas de lujo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 24 de julio del 2009

La obligación de utilizar combustible E85 (gasolina) y B12 (Diesel) a partir del 2012; la imposición de matricular antes de los primeros 60 días del año los modelos diferentes al año calendario y la restricción de matrícula para camiones y pick up de transporte público rural son algunas de las perlas con las que han tenido que lidiar los importadores, según el presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), Oliverio Enrique García.

"El comportamiento adverso del mercado de automóviles Premium en Colombia está fuertemente ligado a la variación de precios internacionales y su efecto con relación al IVA que deben pagar estos vehículos en Colombia -explica el ejecutivo-. Cuando un automóvil importado sobrepasa los 30 mil dólares FOB, su IVA pasa del 25 al 35 por ciento, que debe ser calculado sobre los aranceles del 35 por ciento al que están sometidos los vehículos livianos en Colombia". 

La venta de los autos de lujo participan en dos segmentos del mercado: automóviles y utilitarios. Ambos representa alrededor del 3 por ciento del total del mercado, aunque su comportamiento en las ventas ha sido diametralmente opuesto en lo que va corrido del año.

Según Andemos, mientras que los automóviles Premium decrecieron un 30 por ciento durante el primer semestre del 2009, los utilitarios del mismo segmento crecieron un 45 por ciento (el sector en su totalidad cayó el 22 por ciento).

Los biocombustibles
Para empezar, la política de biocombustibles E85 y B20 en Colombia afecta directamente las ventas de los vehículos Premium y tendrá profundas consecuencias en todo su sector de automotor del país, según el presidente de Andemos, por dos razones.

1. Colombia no produce motores para vehículos, por lo tanto depende de la disponibilidad de la industria internacional.  "En México, Europa, Estados Unidos y Japón, los niveles de uso de etanol están entre 5 y 10 por ciento. Brasil es la excepción con un 22 por ciento obligatorio".
2. Ningún país del mundo está obligando al uso de mezclas tan altas de etanol. "Europa está revisando la actual directiva para incrementar el uso de biocombustibles de 5,75 a 10 por ciento y Estados Unidos, del 10 al 15 por ciento".

Razones hay muchas para que estos países no sean tan exigentes con el etanol, por ejemplo: la logística para disponer de mezclas adecuadas es complicada; se requiere un combustible base de muy buena calidad; no hay claridad sobre los beneficios ambientales del etanol y se teme romper el equilibrio alimentario en el mundo.

"Para el caso de biodiesel, la exigencia de Colombia de B10 (10 por ciento de Biodiesel) a partir del año 2010 y B20 en el 2012, es aun más delicado ya que mundialmente no existe la tecnología disponible para niveles de mezcla por encima del 5 ó 7 por ciento -advierte Andemos-. Muchos fabricantes de motores Diesel no dan garantía para mezclas superiores al 5 por ciento de biodiesel".

Medidas restrictivas
Peor aun son las medidas restrictivas, como el Pico y Placa en Bogotá o las matrículas nuevas para camiones y comerciales dedicados al transporte rural, primordialmente, es decir, los segmentos cobijados con medidas restrictivas son los que más han decrecido (ver cuadro).

Los camiones de carga han sido los más afectados, con una caída del 51 por ciento por los decaeros que restringen las matrículas de esos vehículos; también las pick up de cabina doble fueron 'atacadas' por medidas restrictivas, lo que desembocó en un decrecimiento del 28 por ciento, mientras que el Pico y Placa en Bogotá influyó en la baja en las ventas del 22 por ciento en los automóviles.

El artículo 471 del Estatuto Tributario coloca en desventaja a los importados Premium con precio FOB de más de 30 mil dólares, al aplicarles una tasa de IVA sobre el arancel, ya de por sí bastante alto.

La Ley 1281 de Enero 5 de 2009 exige que los vehículos importados de año modelo diferente al año calendario sean matriculados durante los primeros 60 días de año, violando así el Artículo III del GATT.

El decreto 288 de febrero 2 del 2009 establece un arancel permanente a las moptos del 35 por ciento, por solicitud de la Andi y que en el fondo busca proteger el ensamble nacional.

La circular externa No. 007 de Marzo 9 del 2009 ofrece a los consumidores un cupo especial de 500 millones de pesos para la compra de bienes durables de producción nacional, incluyendo los vehículos, poniendo en desventaja a los vehículos importados.

"Lo más preocupante es que las medidas restrictivas del Gobierno contribuyen al actual ciclo recesivo de la Economía, tendrán un impacto negativo en el periodo de recuperación de la economía en el mediano plazo y afectará la eficiencia del transporte en Colombia en el largo plazo", advierte el presidente de Andemos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.