La pila de hidrógeno se perfila como el futuro de la industria automotriz

Después del éxito cosechado en el sector híbrido o eléctrico por algunos fabricantes, la apuesta de ahora es por la producción de un novedoso modelo con pila de hidrógeno. Innovación.

Redacción Motor

08:36 p.m. 16 de agosto del 2013

Sin haberse cumplido un mes, desde que BMW hizo la presentación oficial de su vehículo i3, el fabricante alemán deja entrever su interés, una vez más, por la propulsión eléctrica. Esta vez lo hace con relación a la evolución de las baterías, tema que está en constante desarrollo y evolución, pues son piezas clave en el desarrollo y sostenibilidad de los autos eléctricos en el mundo.

Sin embargo, la puesta en marcha de estos dispositivos no va al ritmo de la evolución de los carros, por lo que BMW le apunta a la pila de combustible de hidrógeno como fuente de energía para mover sus modelos eléctricos.

Para ello, la alemana firmó una alianza con Toyota, la cual ha trabajado en los últimos años en el desarrollo de este tipo de tecnologías. Esta alianza le significará a BMW dar un paso más en la obtención de un nuevo modelo cero emisiones, pero que utilice pila de hidrógeno en un corto tiempo. Sin embargo, aún falta tiempo, pues para la propia Toyota, un vehículo de esta índole solo podría estar listo a finales del 2014 o comienzos del 2015.

Otras alianzas
A comienzos de este año, Daimler, Renault-Nissan y Ford hicieron oficial un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de esta tecnología, de cara a ofrecer una apuesta comercial bajo una misma base tecnológica, en un futuro a corto plazo.

Los objetivos del acuerdo hablan de las diversas posibilidades que ofrece esta tecnología para convertirse en una realidad comercial en el año 2017, y el que cada fabricante ofrezca un vehículo eléctrico impulsado por pila de combustible de hidrógeno. Todo indica que el primer modelo a mostrar será el Mercedes-Benz Clase B F-Cell.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.