Pólemico proyecto para poner un chip en el SOAT va en contravía del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT)

Uno de los artículos del Plan Nacional de Desarrollo pretende poner un chip a los carros y las motos para detectar si tienen o no el Soat vigente. El Ministro de Transporte no lo calificó de ¿mico¿ sino de ¿orangután¿.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

MAURICIO ROMERO
REDACTOR DE EL TIEMPO

Dentro de las llamadas ¿perlas¿ que la semana pasada se votaron a pupitrazo limpio como parte del Plan Nacional de Desarrollo está la de poner un chip a los vehículos y las motos para que mediante un lector las autoridades detecten si tienen Soat o no.

Hasta ahí, todo está bien. Sin embargo, el ponente de semejante idea olvidó por completo que ya existe una solución en curso, 21 veces más barata, y es el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), que no solo centraliza y controla 10 ítems clave del vehículo, sino que no tendrá sobrecosto para el usuario, como sí pretende tenerlo el mencionado chip.

El Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, dijo a EL TIEMPO: ¿Ese mico hay que pararlo¿ y a la de él se unen otras voces, como la del Ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, varios senadores de la República y un número importante de representantes, quienes coinciden en que el proyecto es inconveniente para el país.

El dispositivo no es otra cosa que una tarjeta de radiofrecuencia (RFID) que se puede leer a 20 metros de distancia. Eso, a su vez, representaría un caos, pues a 20 metros se pueden leer varios carros al mismo tiempo.

Además, dice un experto en estos sistemas, quien prefirió no ser identificado, que ¿este rango de frecuencia tiene muchos riesgos, pues podría interferir con otra información, afectar marcapasos y generar chispas en estaciones de servicio¿. Hay que decir que la normatividad en otros países prohíbe el uso de tarjetas o ¿chips¿ con esa potencia por considerarlas peligrosas.

Dice el experto que para esta frecuencia una tarjeta RFID necesita baterías, lo cual incrementa el costo de operación. Así mismo, el chip cuesta entre 30 y 40 dólares, que le serían trasladados al usuario, como parte de la póliza del Soat.

De esa forma, un carro cuyo Soat cueste 200 mil pesos, fácilmente quedaría costando 280 mil. Adicional a esto, los agentes de tránsito necesitarían aparatos lectores de esa información, los cuales tienen costos entre 2 mil y 4 mil dólares cada uno (entre 5 y 9 millones de pesos, aproximadamente), y se necesitarían cientos o miles de estos lectores para que las operaciones sean exitosas.

Para eso está el Runt
En comunicado de prensa, Fasecolda, le entidad que agremia a las compañías de seguros del país, dice que ¿la propuesta duplica innecesariamente el importante esfuerzo que ha hecho el país con la creación y futura implementación del Runt, cuya licitación está ya en curso y próxima a adjudicación¿.

El comunicado añade: ¿El proyecto (del chip) no apunta a solucionar ningún problema específico del funcionamiento del sistema Soat, y, en cambio, puede generar enormes costos sociales¿.

El Runt es, según la definición del Ministerio de Transporte, ¿el sistema de registro central, en línea, que valida, registra y autoriza las transacciones relacionadas con automotores, conductores, licencias de tránsito, empresas de transporte, (¿) infracciones, seguros, accidentes de tránsito y personas naturales y jurídicas que prestan servicio al sector (¿)¿.

Eso quiere decir que tan solo con ver la placa de un carro y mirar en su sistema portátil, un agente de tránsito sabrá con exactitud información, no sólo sobre si el vehículo tiene Soat vigente, sino datos relevantes acerca del automotor y de su propietario.

Tan solo por estas razones, ¿para qué se necesita un sistema que hace una mínima parte del Runt y les va a costar a los usuarios un 10 o 15 por ciento adicional al valor total del Soat?

Más motivos
Otra de las razones por la cual la propuesta del chip se cae por su propio peso es que sería injusto favorecer una iniciativa de este tipo con una Ley, cuando para el Runt se presentaron a licitación varias alianzas estratégicas o consorcios conformados por empresas serias.

El texto de Fasecolda lo confirma: ¿La propuesta le otorga a una entidad privada (Federación Colombiana de Municipios), sin concurso o licitación previa, una suma superior a los 80.000 millones de pesos anuales (a cifras del 2006), para que administre un sistema relacionado con la expedición de los seguros obligatorios¿.

Y complementa: ¿¿(el chip) impone un sobrecosto del 10 por ciento de la póliza a los usuarios, que no soluciona problema alguno del funcionamiento actual del Soat, carece de justificación técnica y se suma a los distintos gravámenes que ya existen sobre los propietarios de los vehículos¿.

POR QUÉ NO CONVIENE

- La propuesta contenida en el artículo 111 duplicará innecesariamente el esfuerzo que ha realizado el país en la creación y futura implementación del Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, el cual fue creado por la Ley 769 de 2002 y luego regulado por la Ley 1005 de 2006.
- El proceso licitatorio para contratar la administración y operación del Runt ya se encuentra en su última etapa; esto es que solo falta la selección del licitante ganador por parte del Ministerio de Transporte.
- La norma, por lo tanto, adjudicaría a la Federación Colombiana de Municipios la administración de un sistema similar al Runt sin que esta haya participado en ningún proceso licitatorio.
- Adicionalmente, la propuesta pretende otorgarle a la Federación Colombiana de Municipios la suma de 85.000 millones de pesos al año para la administración del sistema de información de las pólizas del Soat. Para la administración del Runt se destinarían menos de la mitad de los recursos, esto es 40.000 millones de pesos, siendo un sistema de información que se compone de los datos relativos a las pólizas del Soat y nueve registros más.
- El Runt se compone de 10 registros, con un costo por registro de 4.000 millones de pesos. El nuevo sistema que administraría la Federación Colombiana de Municipios sólo constaría de un registro y su costo de operación sería de 85.000 millones de pesos, que es 21,1 veces el costo del registro del Runt.
- El artículo 111 crea un sobrecosto injustificado del 10 por ciento a todos los tomadores de pólizas del Soat. Este sobrecosto no tiene ninguna justificación técnica o financiera, pues es un porcentaje remitido a una norma expedida para la administración de un sistema de información completamente diferente.
- Al aprobar la propuesta, el Congreso excedería su competencia legislativa, puesto que regularía, en detalle, materias que no son propias del ámbito del Gobierno. En efecto, el Congreso no puede sino establecer los lineamientos generales (ley marco) para que el Ejecutivo posteriormente regule en detalle el sector.
- Finalmente, esta norma no puede incluirse en el Plan Nacional de Desarrollo porque violenta el principio de unidad de materia, pues su inclusión no guarda ninguna coherencia con la parte general del proyecto de dicho plan.
Fuente: Fasecolda


El artículo 111, desglosado muestra todas su inconsistencias
Estos son algunos apartes del proyecto de ley que busca poner una tarjeta de radiofrecuencia a todos los vehículos y su respectivo análisis.

¿Establézcase como inicio y renovación automática de la vigencia anual de los seguros obligatorios de vehículos el primero (1°) de abril de cada año. Los tomadores podrán cambiar de compañía de seguros en los tres (3) meses antes del vencimiento de los seguros. La nueva compañía aseguradora asumirá el riesgo a partir del inicio o la renovación de la póliza¿. 

El inicio de vigencia unificado congestionaría de forma monumental el sistema financiero y los servidores informáticos que deban hacer esa expedición al mismo tiempo; por otro lado, las compañías deberán contratar personal adicional para que tramite todos los cambios que pidan sus clientes en los tres meses anteriores. Esto quiere decir que habrá picos en los últimos días de la expedición de la póliza. Además, esta situación genera sobrecostos a las compañías.

¿Las pólizas se podrán pagar mediante transacciones electrónicas con tres (3) meses de anticipación al inicio o renovación y cinco (5) días hábiles después del primero (1°) de abril. Después de esta fecha límite, pagarán el doble de la tarifa vigente a la fecha de pago¿. 

Esta operación requiere un ejército de personas para manejar el recaudo. Además, es excesivo el castigo de pagar el doble si no se hace en cinco días, pues ya existe una multa por no tenerlo vigente, que incluye la inmovilización del vehículo.

¿Los vehículos podrán circular con las pólizas obligatorias vigentes y que estén al día en el pago. Los vehículos deberán tener sistema de verificación electrónico de detección mayor a 20 metros de distancia. Este sistema lo pagará el propietario o poseedor del vehículo. De lo contrario se aplicarán las sanciones establecidas en el Código Nacional de Tránsito Vehicular¿.

El Soat es útil cuando hay un accidente, no se necesita para detectarse a 20 metros. Un dispositivo electrónico de estas características requiere batería y cuesta entre 30 y 40 dólares, lo que incrementa el precio del seguro obligatorio de forma dramática. Además, un dispositivo de estas características ¿con tanto alcance¿ podría afectar marcapasos y generar estática, y representaría un peligro potencial en las estaciones de servicio. Además de ser un dispositivo que el Soat no requiere, reviste riesgos innecesarios.

¿Las compañías de seguros, a través de una base de datos única, realizarán la renovación automática de las pólizas obligatorias de vehículos. La liquidación, el pago, la distribución del valor pagado y la verificación de la existencia de las pólizas deberá hacerse por medios electrónicos en línea y en tiempo real, desde la base de datos única¿.

Esto es meramente de trámite. Este nivel de detalle no debe hacer parte de la Ley. Además, la ¿base de datos única¿ no es otra que el Runt (Registro Único Nacional de Tránsito).

¿El Ministerio de Transporte no podrá autorizar en forma directa o través de los organismos de tránsito, trámites de: conductores, propietarios de vehículos o poseedores de los vehículos, si los vehículos de su propiedad o de su posesión no están al día con el pago de las pólizas obligatorias de vehículos¿. 

Las aseguradoras tienen gran cantidad de salvamentos (carros recuperados después de haber sido hurtados o reparados) rodando a nombre de ellas debido a que no han podido hacer el traspaso. Hoy existen problemas tributarios por el pago de los impuestos de esos carros y tendrán que pagar el Soat de dichos vehículos. En lugar de agilizar y disminuir los trámites, se hace evidente un afán por sacar ventaja de un negocio particular.


EL POLÉMICO ARTÍCULO
Este es el texto del ya tristemente célebre artículo 111:

¿ARTÍCULO 111. Renovación Automática Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito. A fin de facilitar el cumplimiento de los fines de la seguridad social, facúltese al Gobierno Nacional para que en un plazo de tres (3) meses a partir de la vigencia de la presente ley expida las normas necesarias para garantizar la renovación automática de los seguros obligatorios de vehículos y la garantía de asegurabilidad cuando los pagos de las pólizas se realicen mediante transacciones electrónicas sin que medie un documento físico.
Los vehículos sólo podrán circular con las pólizas obligatorias vigentes y que estén al día en el pago. Los vehículos deberán tener un sistema de verificación electrónico de detección mayor a 20 metros de distancia. Este sistema lo pagará el propietario o poseedor del vehículo. De lo contrario se aplicarán las sanciones establecidas en el Código de Tránsito Vehicular.
Mediante un sistema de información centralizado, utilizando medios electrónicos con conexión en línea, las compañías de seguros deberán: facilitar la renovación automática de las pólizas obligatorias de vehículos, su liquidación, pago, distribución del valor pagado y verificación de la existencia de las pólizas.
La implementación y administración del sistema de información centralizado y del sistema de verificación electrónica será responsabilidad de la entidad definida en el artículo 10 de la ley 769 de 2002. Para la administración del sistema de información centralizada se debe destinar el mismo porcentaje definido en el artículo en mención, sobre la totalidad que paga el tomador de las pólizas obligatorias de vehículos.
El Ministerio de Transporte no podrá autorizar en forma directa o a través de los Organismos de Tránsito, trámites de: conductores, propietarios de vehículos o poseedores de los vehículos, si los vehículos de su propiedad o de su posesión no están al día con el pago de las Pólizas Obligatorias de Vehículos¿.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.