¿Quién pone orden en el Código Nacional de Tránsito?

No ha entrado a regir completamente la última reforma, y ya vienen otras en camino. Hay muchas normas poco coherentes y armónicas dentro del articulado.

Redacción Motor

09:15 p.m. 29 de abril del 2011

 "El Código Nacional de Transito (CNT) será un conjunto armónico y coherente de normas y como objeto tendrá, entre otros, la organización del tránsito en el territorio nacional y la prevención de la accidentalidad..."

Ese era uno  de los objetivos del CNT y así quedó plasmado en las motivaciones de la Ley 769 de 2002 que le dio origen a las normas de tránsito que hoy rigen en Colombia.

Pero nada más alejado de la realidad. Por el contrario, esas normas no son ni coherentes ni armónicas, sino que cada año el Código es 'víctima' de una nueva reforma.

Para no ir tan lejos, ahora mismo hay dos proyectos que apuntan a hacer más drásticas las sanciones para quienes conduzcan en estado de embriaguez.

Por esta razón, el viceministro de Transporte, Felipe Targa, aseguró que ya está en conversaciones con las bancadas del Congreso para que se deje a un lado el 'protagonismo' y se enfoquen Ministerio y Congreso en una sola dirección.

'Vamos a revisar todo': Felipe Targa

En diálogo con Vehículos el viceministro de Transporte, Felipe Targa, dio nuevas luces sobre la reforma integral en la que viene trabajando esa cartera, con el apoyo y asesoría de una de las instituciones más reputadas del mundo en materia de tránsito y seguridad vial, la Dirección General de Tráfico de España, DGT.

En la tarea de "rehacer el Código" en que está empeñado Targa, uno de los aspectos más relevantes es la revisión y el examen al que será sometido el proceso de descentralización del Tránsito.

"Vamos a evaluar el modelo y la función de los organismos de tránsito de todo el país, si han funcionado, si han cumplido con la función de de invertir en el ordenamiento del tráfico, de seguridad vial, o si se han convertido en un negocio para las alcaldías", aseguró.

De igual forma sostuvo que revisarán con lupa las resoluciones que se expidieron en el pasado, con las cuales se acreditaron y habilitaron  escuelas de conducción, centros de diagnóstico automotor, de reconocimiento de conductores, y centros integrales de atención, entre otros.

En cuanto a las constantes reformas al Código Nacional de Tránsito, Targa sostuvo que hay que acabar con "ese deporte en el que se ha convertido modificar el CNT (...) Por correr, por el protagonismo, podemos perder la gran oportunidad de penalizar la embriaguez".  

Contó también que la experiencia en países como España en ese proceso ha sido lento, pero efectivo. "Esto tiene sus pasos. Todo tiene un orden. Hay que centrarnos en tres puntos claves: la embriaguez, exceso de velocidad y las licencias de  conducción. Hay que moderar los proyectos", explicó. 

Y por último, refiriéndose a temas como las licencias de conducción y la implementación del sistema de puntos, dijo que "si no se tienen cimientos, no se construye institucionalidad, y si el sistema no es confiable ni riguroso, puede terminar en fracaso como ha ocurrido en otros países". 

Esto, en el sentido de que debe existir un sistema más riguroso para la expedición de las licencias de conducción y exámenes más drásticos para su entrega. "No conozco una sola persona que haya perdido esos pruebas. Todo el mundo las pasa", anotó.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.