El más popular de Boeing: colección aviones comerciales EL TIEMPO MOTOR

Destinado al mercado aéreo de corta de distancia, el 737 se convirtió en el modelo más fabricado, gracias a su renovación permanente.

Redacción Motor

09:40 p.m. 02 de diciembre del 2011

En 1965, Boeing anunció su intención de fabricar el 737 ante la necesidad de contar con nuevas alternativas de transporte para la época, principalmente para viajes de corta distancia. La combinación que la compañía eligió para su proyecto 737 se componía del fuselaje y alas, con la tecnología del 727, y una cola similar a la del 707.

Tenía una capacidad, en principio, de llevar entre 60 y 85 personas. El primer vuelo oficial del 737-100 se produjo en 1968 con la aerolínea Lufthansa, y a los dos meses, Boeing ya lanzaba su segunda variante (200), la cual se mantiene en producción y de la que se han fabricado, a la fecha, más de 1.100 aeronaves.

Su constante evolución, aumento de tamaño y óptima relación costo/beneficio, hicieron que la familia 737 se convirtiera en una de las más grandes, con 12 variantes diferentes divididas en tres grupos y capaces de competir contra aviones de rango superior.

En el grupo que denominan "nueva generación" se encuentran las variantes 600, 700 800 y 900, de las cuales la 800 es la más popular y numerosa. Entró en servicio en 1998, puede acomodar 162 pasajeros si se configura en dos clases, o 189 en una sola clase. Compite directamente con el Airbus A320.

Este viernes con EL TIEMPO
Adquiera este avión en librerías, almacenes de cadena, expendios y centros de venta de nuestra Casa Editorial, el viernes 9 de diciembre, recortando el cupón que aparecerá en EL TIEMPO, más 12.900 pesos.

El presidenciable
Dentro la gran familia 737 también hace parte una línea ejecutiva, denominada BBJ, destinada para movilizar a presidentes. En el 2005, el Gobierno colombiano adquirió una nave de estas para tal fin.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.