¿Es posible resucitar un carro al que se le metió el agua?

No es mucha la salvación que tiene un vehículo que ha sido arrastrado por una corriente de agua. Un diagnóstico acertado pude obrar el 'milagrito' aunque es grave el ingreso de líquido al motor.

Redacción Motor

05:00 a.m. 04 de junio del 2010

Son comunes por esta época las imágenes de vehículos que han sido arrastrados por un arroyo o que yacen atrapados al borde de una furiosa corriente de agua mientras llueve torrencialmente.

Practicarles un masaje de resucitación es casi imposible porque afecta importantes elementos del carro, como el motor, la cojinería y el sistema eléctrico, los cuales no están diseñados para aguantar semejantes chapuzones.

Según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi Colombia), sin embargo, es posible realizar un diagnóstico acertado del ahogado, antes de darlo por inservible.

"En principio, es importante mencionar que los daños sufridos por los vehículos varían de acuerdo con su situación particular, tanto de diseño como de inundación", dice un documento de ese centro de experimentación".

Según el estudio, cuando la inundación sucede en agua salada se genera alta corrosión tanto en carrocería, como en partes de electromecánica, aunque después de uno o dos años. Esto debido a que la acción de la humedad y del sodio es altamente corrosiva.

"En agua dulce se genera corrosión, pero solamente el tiempo que persista la humedad, pero fomenta el surgimiento de lamas y lodos que afectan conexiones eléctricas, frenos y alternador -añade Cesvi-. Si persiste la lama, esta retiene de forma indefinida la humedad, continuando la corrosión".

Valoración de daños
Uno de las consecuencias más comunes del paso de un carro por un gran charco o un arroyo es el ingreso de agua por el conducto de admisión y las cámaras de combustión. Una vez adentro, el agua causa serios daños en las bielas y genera corrosión en el bloque, los conductos de lubricación y los cojinetes.

"El aceite se afecta de manera inmediata porque pierde sus propiedades originales -continúa el estudio-. Otros aspecto que colapsa de inmediato es el suministro eléctrico que alimenta las unidades electrónicas, computadoras, motores eléctricos, alternador, motor de arranque, entre otros elementos". ¿Qué hacer?

Para saber si el motor, la caja de velocidades y el diferencial se inundaron, basta analizar el aceite luego de drenarlo. "Se pueden observar indicios de penetración del agua por el conducto de admisión y derivar la necesidad de destapar el componente (o no)".

Sin embargo, lo más dispendiosos según Cesvi es la inspección de los componentes eléctricos y electrónicos. "Antes de cualquier acción es imprescindible verificar que la batería haya sido desconectada para tener certeza de trabajar en circuitos vivos".

Una vez desconectada la batería, la recomendación es utilizar un removedor de humedad para componentes eléctricos y aplicárselos a los conectores, no sin antes someterlos a proceso de secado. "Posteriormente viene la verificación de continuidad con tester de los componentes en el cuadro sinóptico, el diagnóstico y la cotización de daños", añaden los expertos del Cesvi.

La tapicería es, tal vez, la más damnificada de todas las partes inundadas del carro, toda vez que no es fácil encontrarla tal cual a la original y, de hacerlo, es difícil que quede homogénea con el resto de los asientos.

La inundación interior suele dejar rastros, como manchas o deterioros en los paños, de ahí que lo mejor para lograr un aspecto decente sea tapizar todo el vehículo de nuevo.

"Por último, para la carrocería se sugiere un sencillo procedimiento de inspección, valoración, lavado escrupuloso, secado y toma de acciones correctivas", aclara del estudio.

PASOS PARA REVISAR EL MOTOR
1. Valore de los daños.
2. Realice un análisis del aceite.
3. Verifique el funcionamiento y escaneo del sistema.

LA INSPECCIÓN DEL ACEITE ES DECISIVA
1. Si sale con humedad: desmonte culata, retire la humedad, valore los daños, repare y sustituya el lubricante.
2. Si sale sin humedad: desmonte tapa de válvulas, verifique y valore daños y sustituya el lubricante.

PASOS PARA REVISAR LA TAPICERÍA
1. Valore los daños.
2. Desmonte paneles de puertas, alfombras, sillas, consolas y guarnecidos.
3. Lave, desodorice y desinfecte.
4. Seque bien y monte.

ELECTRICIDAD Y ELECTRÓNICA
1. Valore los daños.
2. Desmonte sensores, alternador, arranque, ECU, relés, caja de fusibles y accesorios.
3. Lave y seque.
4. Realice diagnóstico, instale, repare y/o sustituya.
5. Haga mantenimiento y limpie conectores de instalación de baja, completa.
6. Escanee el sistema.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.