Un sistema de aire comprimido que mejora la respuesta del motor

Es nuevo, se denomina PowerPulse y fue creado por Volvo para reducir notablemente el retraso del turbocompresor.

Por Redacción Motor

11:20 a.m. 12 de febrero del 2016
PowerPulse

PowerPulse

El lanzamiento del novedoso método que optimiza la potencia de los motores diésel, se dio con la presentación del Volvo S90, vehículo con el que se ofrece.

La berlina de la marca sueca monta dos opciones de bloques diésel, el D4 y el D5, ambos de cuatro cilindros y 2.000 centímetros cúbicos. El primero proporciona una potencia de 190 caballos y el segundo, que es el que llega con el PowerPulse, de 235. Las dos máquinas se acoplan a transmisiones automáticas de ocho cambios.

PowerPulse

PowerPulse

Pero veamos cómo realmente opera el PowerPulse para que haya una mejora en la respuesta del turbo. El aire de admisión es canalizado a través de un minicompresor y llevado hasta un depósito de aire de dos litros de capacidad.

Cuando el conductor acciona a fondo el acelerador, una electroválvula, ubicada en el colector de escape, libera el aire y genera el funcionamiento de la turbina de forma inmediata, sin dejar que el tanque quede vacío, sino por el contrario, lo mantiene al nivel adecuado con el fin de usarlo al primer requerimiento.

PowerPulse

PowerPulse

El sistema realmente promete reducir costos y sobre todo ‘desenredar’ el complejo funcionamiento de un turbo, lo cual -y de llegar a funcionar como se espera-, sería un paso enorme en la eliminación del conocido ‘lag’ o demora en la respuesta del turbo.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.