Precios: el dólar vuelve a hacer de las suyas en el mercado de los carros

El mercado de los vehículos se enrareció de nuevo por cuenta de la trepada del la divisa norteamericana. Vehículos importados, los más afectados.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

El mercado de los vehículos se enrareció de nuevo por cuenta de la trepada del la divisa norteamericana. Vehículos importados, los más afectados.

Es una buena noticia para quien compró carro hace un mes y una no tan buena para quien tiene planeado hacerlo a fin de año: los carros van de para arriba nuevamente.

El dólar se está fortaleciendo en los mercados internacionales y eso está incidiendo directamente en la economía colombiana. Al cierre de esta edición, la divisa se cotizaba a 2.071 pesos, muy por encima de los 1.900 que costaba hace menos de un mes.

Sin embargo, algunos analistas consultados por el diario Portafolio el 6 de septiembre pasado creen que la moneda se estabilizará entre 1.900 y 2.000 pesos antes de finalizar el año. Es decir, aterrizará de nuevo.

Manuel García, director de estudios económicos del grupo Skandia, le aseguró a ese diario que el dólar bajará a un nivel más realista, fenómeno que "sería lo más sano" para nuestra economía.
"Una tasa real estaría en torno a 1.950 pesos¿ añadió.
Pronóstico similar lanzó Boris Segura, del banco de inversión Morgan Stanley, quien dijo en el mismo artículo que "niveles de 1.900 o 2.000 pesos son tolerables desde el punto de vista de la inflación", mientras que un dólar más alto "afecta las cuentas externas del país".

Pase lo que pase con la divisa, lo cierto es que puso a pensar de nuevo a propietarios y compradores de vehículos, que no saben si es buena época para vender, para comprar o para quedarse quietos.

Esa duda se las trasladamos a algunas marcas que escogimos al azar, para saber qué tan cierto es que los vehículos están subiendo y si entre sus planes está cambiar estrategias de ventas a corto plazo.

Sigue feria de los 2008
La primera conclusión es que los 2008 seguirán 'quietos en primera', no solo porque fueron adquiridos con una tasa menor a la actual, sino porque las marcas están más que interesadas en acabar lo antes posible con el inventario quedado.

Renault, por ejemplo, ya está ofreciendo los Twingo y Clio 2009 con un leve ajuste, pero referencias insignia de la marca, como Scenic o Megane II, aún tienen la rótula 2008 y sus precios se mantienen estables.

Chevrolet tiene aún 2008 en varios de sus modelos y los 2009 sufrieron un leve repunte. El Spark, que tantos avisos y titulares generó en las últimas semanas por su bajonazo, subió un poco, aunque aún se ubica por debajo de los 20 millones de pesos.

Los chinos, en cambio, siguen con ofertas interesantes, toda vez que sus representantes tienen en stock muchos modelos 2008. El Benny y los utilitarios de Chana se pueden conseguir hasta 300 mil pesos por debajo de la lista oficial, según lo manifestado en la vitrina que visitamos.

El fenómeno 2009 también llegó a las vitrinas de Nissan, que mantienen sus modelos 2008 a precio de lista, incluidas la Pathfinder, la Patrol y la Murano, referencias que se ofrecen con descuento.

Otras, como las exitosas Qashqai y X-Trail 2009 subieron alrededor del 3 por ciento y seguramente se incrementarán un poco más, mientras que el Nissan B13, el Tiida o el Sentra 2 litros sufrieron un alza de un millón de pesos, en promedio.

Año nuevo, precios nuevos
En Mercedes Benz se sintió el alza del dólar en las ventas, a pesar de que al comprador le cotizan el vehículo con la tasa promedio de la semana inmediatamente anterior.

El exitoso C200 Kompressor, por ejemplo, subió de 98 a 108 millones pesos, alza que castigó las ventas en un 10 por ciento, según lo manifestado por el asesor comercial que indagamos.
Hyundai, mientras tanto, agotó sus inventarios 2008 hace varias semanas y no tuvo más remedio que ajustar todo su portafolio 2009 'a 2.000 pesos/dólar'. El precio de los automóviles se incrementó, en promedio, en un millón de pesos y el de las camionetas en dos millones, según nos reveló el asesor comercial que nos atendió.

Chrysler mantiene sus precios porque en Estados Unidos aún no han sido lanzados oficialmente los modelos 2009. Sin embargo, Compass y Patriot ya están agotadas, pero aún quedan Cherokee, Grand Cherokee y toda la línea Wrangler. El asesor comercial nos manifestó que tan solo a final de este semestre llegarán las líneas del año entrante, con nuevos precios.

Finalmente, Volkswagen ajustó sus precios hace tres meses, tiempo que lleva comercializando sus vehículos con el rótulo 2009.
Sin embargo, los modelos Passat, Touareg y Golf GTI sí han subido, pues son modelos que llegan de Alemania ¿a precio euro¿ y sin las ventajas arancelarias que tienen sus hermanos mexicanizados (Jetta, Bora y Beetle).

NO SOLO EL DÓLAR TIENE LA CULPA
Además de los 'verdes', otros factores han influido directamente en la volatilidad del mercado de vehículos.

*A principios del 2007, se rebajó en un 10 por ciento el IVA para vehículos con motores de 1.400 cúbicos para arriba y de precios no mayores a 30 mil dólares. Esto les permitió a las marcas ofrecer los mismos carros, con motores más grandes, sin castigar el precio.
*Antes de la Reforma Tributaria del 2006, los carros de lujo pagaban 38 por ciento de IVA y pasaron a cancelar 35 por ciento. Las marcas ¿congelaron¿ los precios de sus referencias de alta gama.
*La oferta actual de modelos es enorme, lo que le permite al consumidor mirar otros factores de compra, como precio, reventa, servicio, consumo de gasolina y costos de mantenimiento.
*La oferta de usados es más grande y de mejor calidad. Con la salida de los 2009, los 2008 se convierten en 'segundazos'.

EL USADO¿
*Seguirá 'deprimido' hasta tanto el dólar no se estabilice de nuevo y los 2009 no 'se destapen' definitivamente.
*Es más estable a los vaivenes del dólar que el nuevo.
*El precio ya incluye el costo de matrícula y la depreciación del ¿0 kilómetros¿.
*Los concesionarios los entregan con garantía sobre motor y sistema eléctrico.
*Su costo depende más del prestigio de la marca y de la calidad, que del dólar.

EL NUEVO¿
*Depende de los vaivenes del dólar, pero subirá en pesos porque el importador lo está adquiriendo a una tasa más alta.
*Se ofrece con garantías de hasta 10 años (depende de la marca y el modelo).
*Su depreciación es más alta que la del usado, pero se compensa con la calidad y garantía propias del nuevo.
*Tiene un respaldo de la marca más contundente que el usado (salvo que éste último se adquiera en un concesionario autorizado).

¿QUÉ ES EL FOB?
El valor Free Onboard FOB (precio de venta en dólares del vehículo puesto en el medio de transporte, sin incluir seguros ni fletes) es el que importadores de vehículos y de CKD tienen en cuenta para negociarlos. Si la tasa de cambio se traduce en una baja del valor del vehículo en pesos, la lista de 'Motor' irá a la baja, pero si se traduce en un alza de ese valor, nada qué hacer: el carro sube.


FRENO EN LAS VENTAS
Los carros no se venden hoy como se vendían el año pasado por varias razones, según los analistas:
*La economía nacional se está desacelerando, en gran medida por el desacelere de la economía mundial.
*La inflación se desbordó y el consumidor se ha visto obligado a ¿medir¿ sus gastos: se esperaba que fuera del 4,5 por ciento al finalizar el año, pero se ubicará en más del 7 por ciento, según el Banco de la República.
*Las tasas de interés subieron considerablemente, como medida para frenar la inflación.
*Los altos costos de mantenimiento de los vehículos (repuestos, gasolina, parqueaderos) han desestimulado su uso.
*Por su versatilidad, precio, costos de mantenimiento y ventajas tributarias, las motocicletas les están quitando mercado a los vehículos, especialmente en ciudades intermedias. En el primer semestre de este año se vendieron más de 205 mil de esos vehículos y se espera un cierre de año de 400 mil unidades.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.