El primer Audi volvió a la vida y es una de las cuatro unidades que quedan en el mundo

Después de tres años y medio de trabajo, Audi Tradition presentó el modelo 18/70 CV Type M 1925 de la casa alemana, con corte transversal.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Todo comenzó en abril del 2004, cuando a la empresa Fahrzeugrestaurierung Rosenow, situada en Glienick (Alemania), le fue encargada el desarrollo del proceso de selección y restauración de una joya automovilística en vías de extinción: el Audi 18/70 CV Type M 1925.

Recibido el aval, Peter Spillner y su equipo empezaron un trabajo de planificación, que se extendió por más de tres años y resultó ser mucho más estricto que la de otros proyectos de restauración adelantados por él.

¿El nivel de exigencia para todos los involucrados en el proyecto fue muy alto ¿confesó el artesano Spillner-. Tuvimos que coordinar esfuerzos de carroceros, guarnicioneros y carreteros¿ medio auto implicó el doble de trabajo¿.

Esto hicieron los maestros
*El chasis original estaba bien conservado, pero requirió de un repaso completo.
*El suelo se elaboró con cristal acrílico, con el fin de permitir una visión más nítida de los componentes de su chasís.
*El bloque de cilindros del motor de 70 caballos se mantuvo intacto. ¿Habría sido imperdonable cortar esa joya de la mecánica en dos¿, confesó Spillner.
*La carrocería estaba en condiciones lamentables, razón por la cual fue necesario reconstruir las piezas del bastidor de madera, los paneles metálicos, partes de las puertas y los bajos de caja.
*Para una mejor visión del trabajo, se realizó un corte transversal que descubre la dimensión completa del vehículo, como la estructura en madera y acero y los mullidos de la tapicería. 

¿El Audi Type M 1925 ha sido hasta el momento nuestro proyecto de restauración más complicado y antiguo. Pero no hay nada que nos guste más de nuestro trabajo que un desafío tan especial¿, dijo el restaurador alemán.

Por su parte Thomas Frank, director de Audi Tradition, añadió: ¿Acometer este proyecto ha sido de gran importancia para nosotros. El modelo seccionado aporta una perspectiva reveladora de la tecnología, la composición de los materiales, la artesanía y la capacidad técnica de la época¿.

Un gigante con historia
El enorme Audi 18/70 CV Type M fue una de las principales atracciones del Salón de Berlín de 1924.

Poseía un motor de seis cilindros con bloque de aleación, distribución con árbol de levas en cabeza y frenos en las cuatro ruedas.

Los frenos respondían a un sistema híbrido, entre mecánico e hidráulico y sus amortiguadores fueron los primeros de tipo hidráulico en utilizarse.

El cuerpo medía 3,75 metros.

La carrocería fue construida por empresas como Winter (Zittau); Hornig, (Meerane); Kathe (Halle), y Gläser (Dresden), todas ciudades alemanas.

El modelo se ofrecía en cinco variantes diferentes: turismo descapotable, berlina pullman, pullman landaulet, pullman convertible y roadster convertible. En total se construyeron 228 unidades. La unidad restaurada es una berlina Pullman.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.