Los pro y los contra de los motores a gasolina y los diésel

La oferta de ambas motorizaciones es amplia, pero la segunda sigue predominando. Hay diferencias en precios, potencias y hasta la calidad del combustible nacional afecta la decisión.

Redacción Motor

02:27 a.m. 07 de marzo del 2015

Al momento de comprar un vehículo nuevo, ¿toma en cuenta la opción de una motorización diferente a gasolina? La principal alternativa sería el diésel, aunque su demanda aún es limitada debido a que sus ventajas para vehículos particulares aún se desconocen o se consideran solo para camiones y transporte pesado.

Sin embargo, la oferta de motores diésel (que en todos los casos ya integran al menos un turbo) no es nueva en este segmento, pues varias marcas los han comercializado y actualmente pueden encontrarse en modelos desde carros familiares, como el Citroën C-Elysée, hasta camionetas de lujo, como la Range Rover Sport, demostrando que no están limitados a un solo segmento.

¿Qué buscan esas personas que se deciden por un diésel? Las respuestas son variadas y mientras que Autogermana, representante de BMW en Colombia, asegura que sus clientes lo hacen porque son conocedores de las ventajas que traen, en Toyota la respuesta se encamina hacia la economía de combustible, pues es bien sabido que ofrecen menor consumo y mayor autonomía.

De cualquier forma, para muchas personas hay un gran limitante: la diferencia de precio entre un modelo con motor a gasolina y uno equivalente, pero diésel, es significativa (ver recuadro ‘Diferencia de precios’), por lo cual al momento de la compra deben calcular si el sobreprecio se justificará con el uso que le darán al auto.

Otra de sus principales ventajas es que si bien tienen menos potencia, proporcionan un torque mayor y a menores revoluciones, algo bienvenido en ciudades donde los trancones obligan a que la aguja del tacómetro esté constantemente en su parte más baja.

En el caso del mencionado Citroën, por ejemplo, la versión a gasolina desarrolla 150 Nm de torque a 4.000 rpm, pero su versión diésel, con una cilindrada similar (1.587 cm3 para el modelo a gasolina y 1.560 cm3 para el diésel), desarrolla 230 Nm de torque a solo 1.500 rpm. Si en el papel la diferencia es notoria, en la práctica lo será aún más.

Por esta razón es que es más común cruzarse con camionetas diésel, pues allí el tema del consumo y la facilidad mover una masa mayor suele ser más prioritario, aunado al hecho que las emisiones de CO2 son menores, un factor decisivo en países donde realmente toman esto en serio.

Otro limitante para algunas personas es la calidad del combustible que se vende en Colombia. Sin embargo, según Ecopetrol hoy en día se distribuye en toda Colombia un diésel con 50 partes por millón, algo que repercute en un mejor desempeño y mayor durabilidad de estos motores.

Tanto Toyota como Autogermana no reportan problemas relacionados con este tema, aunque sí aclaran que algunos repuestos pueden resultar más costosos y que se deben tener cuidados como mantener el auto en ralentí por unos segundos antes de apagarlo, que usualmente se logra mientras se estaciona.

Las ventajas de los motores diésel son evidentes, en la práctica logran ofrecer una mayor autonomía por tanqueada y un mejor desempeño en ciudad y carretera, aspectos que se deben poner en la balanza frente al sobreprecio respecto a los modelos a gasolina, posibles repuestos más caros e incluso un sonido que según el modelo y las condiciones puede afectar la comodidad.

Diferencia de precios

Esta brecha entre un mismo modelo con motor a gasolina o diésel es significativa. A continuación, un comparativo:

BMW 320i: $104’900 / 320d: $129’900

Citroën C-Elysée: $39’990 / HDI: $48’490

Kia Sportage Revolution: $76’620 / Diésel: $84’960

Mitsubishi New Nativa: $101’000/Diésel: $107’100

Porsche Cayenne: $268’800 / Diésel: $287’600

Range Rover Evoque SI4: $139’360 / SD4: $182’000

Renault Koleos Dynamique: $66’990 / Diésel: $73’990

Ssangyong Korando C: $63’900 / Diésel: $71’900

Toyota Fortuner: $112’400 / Diésel: $119’400

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.