'Productividad significa manejo del tiempo': Cesvi

El Centro de Investigación y Seguridad Vial (Cesvi Colombia) cumple una década mostrándoles a los talleres por qué la plata es lo de menos. Asesora centros de reparación en los países vecinos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 20 de noviembre del 2009

"Hace tan solo tres años, el 1 por ciento de los talleres cumplía con los requisitos suficientes para ser clasificados como 'A'. Hoy, el 30 por ciento alcanza esa calificación".

Con estas palabras, Mauricio Ruiz, gerente general del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi Colombia) explica en parte la razón de ser de la entidad que maneja y que este mes cumple 10 años de labor ininterrumpida en el país.

Además de asesorar esos sitios de reparación y de capacitar a sus técnicos y gerentes, Cesvi les ha dedicado todos sus esfuerzos a investigar y generar acciones encaminadas a explicar y prevenir la accidentalidad vial en nuestro país.

Para ello cuenta con ingenieros especializados y equipos de la más alta tecnología, en una sede que sus socios construyeron en inmediaciones de Tenjo (Cundinamarca).

El centro de experimentación tiene allí modernas oficinas, un completo taller de reparación de colisiones, aulas de capacitación y una rampa de choque, por donde han desfilado 45 modelos de diferentes marcas a los que se les ha medido el nivel de daños y los costos de reparación que surgen de choques comunes, a no más de 15 kilómetros por hora.

"La rampa funciona desde el 2007 y costó alrededor de 800 mil dólares -asegura el gerente general de Cesvi-. Sin embargo, antes de su construcción habíamos analizado alrededor de 60 carros de todas las marcas y hoy investigamos alrededor de 12 al año".

Paso a paso y sin afanes
Aunque la puesta en marcha de Cesvi Colombia se remonta a 1999, lo cierto es que desde 1994 el Grupo Mapfre de España empezó a ofrecer este proyecto en el país y en 1997 creó la sociedad Cesvi Colombia S.A. junto a 14 compañías aseguradoras que, en un principio, dirigieron sus operaciones hacia el mejoramiento del servicio para sus propios clientes.

Tanto el gerente general Mauricio Ruiz, como directores y técnicos de Cesvi Colombia recibieron capacitación en la sede de Mapfre para enfrentar un mercado que desconfiaba de las bondades de una entidad dedicada a calificar talleres, crear reglas de juego conjuntas para ellos y prestar servicios de investigación a las diferentes marcas de vehículos.

"Entre los años 2000 y 2001 presentamos nuestros servicios al sector reparador, dentro de un programa denominado 'Plan de Consolidación de Talleres' (PTC), lo que generó temor en ellos porque entramos a calificarlos como un todo", reconoce Ruiz.

Lo más difícil de 'digerir' fue la idea de Cesvi Colombia de pensar en términos de productividad y no de dinero, es decir, de hablar de tiempos de reparación, en lugar de costos, pues hasta ese momento se acostumbraba a un modelo de estandarización a partir del cual se 'medía' si la reparación de un choque valía más o menos.

Esto, naturalmente, recaía en el cliente, pues recibía cotizaciones diferentes dependiendo el tipo de taller y hasta la cantidad de trabajo pendiente de latoneros y pintores.

"Hasta que nosotros llegamos, el 1 por ciento de los latoneros y pintores tenían nivel técnico, el 6 por ciento era bachiller y el resto empírico -asegura el ejecutivo de Cesvi-. En lo que llevamos en el mercado colombiano, hemos capacitado a 25 mil personas con un portafolio de más de 100 cursos.

Los servicios que presta
Para entender un poco mejor las actividades del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi Colombia), Ruiz las divide en cuatro grandes áreas.

Tecnología. Cesvi Colombia encontró que la mayoría de los talleres hacían 'mezclas tecnológicas' para ahorrar dinero, es decir, compraban los diferentes materiales y los aplicaban teniendo en cuenta costos de reparación.

Cesvi les propuso 'unidad tecnológica', no de marcas, sino de calidad de los productos. Con ellos, los mismos talleres se dan cuenta cuáles de ellos les son más rentables en términos de tiempo y calidad.

Escolaridad. En lugar de formar 'toderos', Cesvi Colombia está propendiendo por técnicos integrales, es decir, verdaderos expertos en tapicería, latonería, armado, pintura, etc.

En principio dirigió sus esfuerzos a cursos puntuales, y hoy dicta también diplomados y seminarios, gracias a diferentes convenios realizados con el Sena y avalados por el Ministerio de Educación Nacional.

También dedica parte de su actividad a consultorías en temas puntuales como la manera de 'armar' el taller, cómo realizar inventarios, cuándo o cómo remodelarlos, si se van a trastear de lugar, cómo hacerlo, etc.

Seguridad. Los vehículos actuales son muy diferentes a los fabricados en los años 80, tanto en sus materiales, como en su estructura. Antes, por ejemplo, no se hablaba de 'deformación programada' al momento del choque, pero hoy los vehículos de marcas reconocidas están hechos para 'desbaratarse' de forma tal que cuiden al máximo a sus ocupantes.

No se trata, entonces, tan solo de trabajar adecuadamente de puertas para adentro, sino de reparar los vehículos sin afectar sus patrones de seguridad. Los latoneros deben saber cómo 'cortar y pegar', en dónde van los puntos de soldadura, cuáles materiales merecen especial cuidado...

Todo esto requiere actualización permanente para entender, por ejemplo, por qué materiales como el plástico, el aluminio o el acero requieren tratamientos específicos para mantener bien la estructura del vehículo.

Divulgación. Además de una revista mensual, Cesvi Colombia trabaja fuertemente en prevención y seguridad vial a través de boletines especializados, emanados de la experiencia de sus técnicos.

Cómo tomar curvas en carretera, cómo circular en reversa, cómo utilizar los espejos, la importancia de los mantenimientos básicos son algunos de los muchos temas que trata en ellos y que tiene 'cologados en su página Web.

Paralelamente realiza reconstrucción de accidentes para generar cifras sobre ese tema y crear instrumentos útiles para que las diferentes marcas vean cómo se comportan sus modelos al momento de un choque. Esos peritajes sirven también como material probatorio cuando los conductores deben enfrentar la justicia.

CESVI EN CIFRAS
4'800 mil dólares costó la sede de Cesvi Colombia de Tenjo.
23 mil metros cuadrados componen esa sede, entre oficinas, un completo taller, bodegas, aulas y la rampa de impacto.
25 mil personas se han formado en sus cursos, diplomados y seminarios.
45 vehículos han pasado por la rampa de impactos.
108 modelos diferentes han sido analizados.
90 por ciento de los modelos que más ruedan por el país ya pasaron por Cesvi.
1.200 accidentes han reconstruido los expertos de la compañía.
400 talleres de todo el país ya fueron intervenidos.
150 pruebas de equipos fueron realizadas.
Un millón de dólares anuales gasta la compañía en programas de investigación.
  
LOS RETOS
Aunque Cesvi Colombia les presta asesoría a algunas compañías aseguradoras y talleres más allá de la frontera, el reto es entrar a los países fronterizos en un corto plazo. Hoy, tan solo Colombia, México, Brasil y Argentina tienen Cesvi en su territorio.

También pretende fortalecer su presencia en Internet, específicamente con su plataforma Sipo, desde donde los clientes pueden hacer un estimativo de los costos de los arreglos, investigar la trashabilidad de los siniestros y comprar repuestos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.