Una propuesta pública-privada busca que TransMilenio sea 'limpio'

Con el proyecto se busca el mejoramiento del sistema con una inversión de 5.5 billones de pesos. Por el momento el Distrito y el Gobierno Nacional tienen la palabra.

Redacción Motor

05:41 a.m. 17 de octubre del 2014

Los siete operadores de TransMilenio presentaron recientemente al Distrito, un ambicioso proyecto mediante el cual se plantea una reorganización del servicio actual y el uso de tecnologías limpias.

Para lograrlo, uno de los puntos clave es la utilización de tecnologías limpias con el uso de buses biarticulados de propulsión eléctrica, híbrida y/o gas natural vehicular.

Esto permitiría reducir entre un 35 y 90 por ciento el nivel de emisiones generadas, junto con un bajo nivel de ruido, entre los 30 y 40 decibeles, lo que beneficiaría a toda la ciudad y al medio ambiente.

Para llevar a cabo esta propuesta se requiere de una inversión de 5.5 billones de pesos que serían aportados por los operadores a través de la banca nacional e internacional. Estos recursos se invertirían en el reemplazo de la flota existente; construir, operar y mantener la infraestructura eléctrica necesaria y la implementación de un nuevo esquema de servicios.

Por lo pronto la iniciativa presentada por los operadores entrará en un proceso de revisión por parte del Distrito y los Ministerios de Hacienda y de Transporte. Al final del proceso se abriría un espacio para que otros oferentes interesados presenten su propuesta.

La propuesta denominada ‘Bogotá Elektrika’, busca que TransMilenio siga siendo un referente mundial en movilidad urbana. “Este es el futuro de la movilidad para la capital a largo plazo para que nuestros usuarios reciban un servicio de alta calidad. Esta alianza nos permitirá seguir impulsando el fortalecimiento del sistema y mejorar la movilidad de la ciudad”, dijo Hollman Suárez, gerente de Bogotá Elektrika.

El proyecto además establece el mejoramiento de la infraestructura ya instalada, el rediseño de las rutas actuales para que sean más eficientes y simplificar la información al usuario en las estaciones para facilitar la utilización del sistema.

Así funcionaría la alianza

Bogotá Elektrika es el resultado de una alianza de los siete operadores de la Fase I y II del sistema TransMilenio. Por su parte, la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) está evaluando su participación como inversionista público. Los operadores serán los encargados de la incorporación de buses, la operación y mantenimiento de estos y de la infraestructura eléctrica necesaria.

Eléctricos e híbridos

De acuerdo con la propuesta se utilizarían buses con baterías eléctricas; trolebuses que se alimentan por una fuente externa (catenaria), de dos cables superiores y que se utilizaron entre las décadas del setenta y ochenta en Bogotá y los híbridos ‘plug-in’ que combinan motores de combustión y eléctricos.

Estaciones de recarga

Son fundamentales para la autonomía de los eléctricos con batería. La infraestructura requerida consiste en la instalación de puntos de recarga rápida sobre la ruta y lenta en los patios. Los puntos de recarga rápida son equipos de alimentación eléctrica de alta potencia entre 250 kW a 400 kW junto con un dispositivo mecánico (pantógrafo) en la estación o en el bus, que permite la recarga de la batería en un tiempo estimado de entre 2 a 3 minutos.

Ficha técnica de los buses

*Buses Bi articulados.
*Propulsión: eléctrica, híbrida y/o GNV.
*Autonomía: más de 200 kms.
*Capacidad de 240 pasajeros.
*Velocidad máxima 80 km/h.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.