Proyecto de reforma al Código Nacional de Tránsito llegó a un 'trancón legislativo'

A la reforma del CNT que fue presentada por MinTransporte se le agota el tiempo en este periodo legislativo y todavía no se ha realizado el primer debate. El proyecto podría hundirse.

Redacción Motor

04:45 p.m. 04 de mayo del 2012

 La reforma que fue anunciada el año pasado por el Ministerio de Transporte como la gran revolución y modernización del Código Nacional de Tránsito está a punto de naufragar en el Congreso pues no ha surtido ni siquiera su primer debate.

De ocurrir esto, el proyecto sería archivado y se perdería tiempo valioso para una iniciativa que, si bien tiene profundos vacíos, también logra avanzar en aspectos como la seguridad vial y la seguridad activa y pasiva en los vehículos.

El primer escollo que ha encontrado es que en la agenda hay temas de grueso calibre y de mucho interés para el gobierno como el marco jurídico para la paz, las reformas de la justicia y la tributaria, y el proyecto para entregar viviendas gratis.

El segundo es más un asunto político y está relacionado con el malestar de un sector del Congreso que 'no le camina' al ministro Germán Cardona, sobre quien pesa ya una moción de censura. También se habla de su inminente salida del gabinete.

Lo que está en juego

La reforma busca avanzar en puntos claves para la seguridad vial. En ese sentido impone la obligación de que todos los vehículos que se importen, ensamblen o comercialicen a partir del 1 de enero de 2013, deberán incluir como mínimo sistema de frenos ABS, dos airbag,  apoya cabezas y cinturones de seguridad en todas las sillas.

También introduce drásticos cambios en la expedición de licencias de conducción, crea la licencia por puntos, hace más exigentes las normas de seguridad para los motociclistas y les impone obligaciones a los ensambladores y vendedores como la de entregar dos cascos homologados por cada aparato vendido.

No obstante, la reforma deja enormes y confusos vacíos en temas puntuales como los límites máximos de velocidad en las carreteras y mantiene el actual atraso con las normas internacionales en cuanto al uso de las luces, lo que en el Código se conoce como 'conjunto óptico'.

Tampoco tiene en cuenta los adelantos tecnológicos de la industria automotriz cada vez más presentes en los autos de hoy como las luces de alta descarga (HID), o la supresión de la llanta de repuesto, por citar estos dos casos.

Por último, mantiene dos artículos que atentan contra tratados internacionales de comercio que ha suscrito Colombia. Uno que crea 'los cupos' para venta de autos particulares; y otro que obliga a matricular los vehículos nuevos dentro de los 60 días siguientes a la importación, cuando se trate de fabricados o ensamblados en el exterior.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.