Según las pruebas de choque realizadas por LatinNcap, la región se 'raja' en seguridad

LatinNcap, la calificadora latinoamericana de seguridad, alerta sobre el atraso tecnológico de los vehículos ensamblados en América Latina y pide más compromiso por parte de los fabricantes.

Redacción Motor

04:31 p.m. 15 de junio del 2012

Ya son 18 los modelos de grandes ventas que han pasado por la rampa de choque de LatinNcap, un programa de seguridad similar a EuroNcap que nació en el 2009 en Río de Janeiro con el fin de evaluar la seguridad de los modelos que se ensamblan y más se venden desde México hasta Tierra del Fuego.

De todos ellos, tan solo dos -el Chevrolet Cruze y el Geely CK1 1.3- son fabricados en países por fuera de la región (Corea y China, respectivamente) y el resto de los elegidos salieron de las plantas de nuestro continente, específicamente de Brasil, Argentina y México. Todos son líderes de ventas en nuestros países.

"Nosotros compramos el vehículo en cualquier concesionario sin que el vendedor sepa para qué va a ser utilizado -explica Alejandro Furas, director técnico de LatinNcap-. El día del crash, invitamos a los líderes de las marcas para que nos indiquen, por ejemplo, cuál silla de niños utilizan y sean testigos de que el vehículo está tal cual lo venden en el mercado".

Pruebas independientes
Realizado el test, les muestran el informe antes de hacerlo público en la página Web del programa y entregan una serie de recomendaciones sobre lo visto en las pruebas. Esto le permite a LatinNcap total autonomía y, lo más importante, les ayuda a las marcas a tomar decisiones frente a la seguridad de sus vehículos.

"Estos test no son regulados, es decir, los gobiernos deciden si aceptan o no los resultados de nuestras pruebas, sin embargo, alentamos a los líderes de los países a mejorar las normas técnicas y a tomar decisiones frente a temas puntuales como la velocidad o el uso del cinturón de seguridad", añade Furas.

Cabe decir que los vehículos chocados presentan atrasos tecnológicos hasta de 20 años respecto a los que son probados en Europa y Estados Unidos, en parte por carencia de normas, en parte por la falta de rigurosiadad de los ensambladores de los países analizados (ver: 'Vehículos probados por LatinNcap).

LatinNcap estuvo presente en el pasado Congreso Latinoamericano de Seguridad Vial de Bogotá, en donde su director técnico anunció los resultados la tercera fase, los cuales serán presentados, en noviembre, en Buenos Aires.

¿Qué evalúan?
El nivel de seguridad de los vehículos es calificado de 0 a 5 estrellas, teniendo en cuenta dos pasajeros adultos y dos niños.
El vehículo se impacta de frente contra una barra flexible, a 64 kph.
A los 'dummies' les aplican unos sensores en cabeza, costillas, pelvis, tibia, entre otros, que indican cuáles partes del cuerpo sufren más con el impacto.
El 80 por ciento de la evaluación corresponde al choque mismo y el 20 por ciento al análisis técnico del vehículo después del golpe.
Los protocolos utilizados son los mismos de EuroNcap.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.