Lo que queda del vehículo todoterreno, conocido en el país como campero

Su mecánica, potencia y capacidad de carga, eran lo que más importaba, más allá de su belleza y comodidad. Con el tiempo se convirtieron en los SUV de hoy.

Redacción Motor

02:33 p.m. 04 de mayo del 2015

Surgió de la necesidad de los gobiernos en tener máquinas para la guerra pero que con el tiempo se adaptaron y acondicionaron para su uso civil en diversos campos de acción.

Este tipo de vehículo fue diseñado especialmente para trabajo en zonas de alta montaña de difícil acceso, con superficies ásperas o resbaladizas, gracias a que cuentan con doble tracción, caja de velocidades con bajo que permite multiplicar la potencia del motor, bloqueo de diferencial y un chasis reforzado.

El Willys es quizás el primero de su género. A comienzos de la segunda guerra mundial el gobierno de Estados Unidos necesitaba un vehículo multipropósito que cumpliera especificaciones muy concretas, tanto en desempeño como su versatilidad.

Willys Overland fue la ganadora con su modelo Willys MB bajo la especificación GP (derivado de las siglas en inglés General Purpose), que según algunos expertos se transformó a su vez en ‘yip’ o ‘jeep’ palabra que se popularizó entre los usuarios para identificar estos vehículos todoterreno sin importar quien fuera su fabricante.

Este tipo de vehículos eran ante todo económicos, muy espartanos, sin nada de lujos y con el mínimo de confort para sus pasajeros, pues estaban diseñados para el trabajo rudo en el campo; de ahí su nombre de ‘campero’. La mecánica, su potencia y capacidad de carga, eran lo que más importaba a sus usuarios, más allá de su belleza y comodidad.

Con el pasar de los años, debido al desarrollo mismo de las vías, junto con la demanda y exigencias del mercado, los fabricantes automotrices fueron incorporando a sus modelos accesorios de lujo y confort, entre otras características de diseño, lo que transformó este segmento y lo convirtió en lo que hoy se conoce como SUV (Sport Utility Vehicle), un vehículo familiar todoterreno de alto costo, pero para diversión y recreación.

Este cambio hizo que el campero prácticamente desapareciera del mercado y las camionetas pick up fueron las encargadas de heredar el trabajo rudo en zonas rurales y mineras. Pero esa ya es otra historia.

Aquí les dejamos algunos de los modelos tipo ‘campero’ más conocidos que brillaron en su momento y aún lo hacen sobre la agreste geografía de nuestro país.


Jeep Willys
En junio de 1940 el ejército estadounidense sacó a concurso la compra de un tipo de vehículo ligero que pudiera transitar en cualquier tipo de terreno, cargar un mínimo de 300 kg, que su peso fuera de 590 kg, tuviese tracción a las cuatro ruedas y pudiese transportar a tres soldados y una ametralladora Browning. Así se dio origen a una leyenda que en 1950 llegó a Colombia y se convirtió en ‘Bien de Interés Cultural Intangible del departamento del Quindío’. Aún hoy se continúa empleando y el desfile de ‘Yipaos’, como se le conoce en la región, es el evento central cada mes de octubre en las fiestas de Armenia y Calarcá.


UAZ
El UAZ-469 fue el primer vehículo todo terreno fabricado por la marca rusa UAZ (Ulyanovsky Avtomobilny Zavod), en 1972, para el ejército soviético y otras fuerzas del Pacto de Varsovia. Es un vehículo robusto, con un motor de bajo consumo de combustible, amplio espacio interior y gran capacidad de carga. Desde 1985, debido a las nuevas normas de la industria, cambio su denominación a UAZ-3151, y en la actualidad se conoce como UAZ Hunter.


Aro Carpati
Su historia, como la de otros fabricantes y ensambladores del este de Europa, empieza durante la segunda guerra mundial con fines militares. El primer 4x4 de Aro civil fue el Ims-57, cuyo nombre deriva de su año de construcción. Estaba equipado con un motor de 3300 cm3 y 50 caballos de potencia. Es considerado el ‘yipao’ del Tolima.


Mitsubishi Montero
Originalmente denominado Pajero, se le cambió el nombre a Montero en los países hispanoparlantes y Estados Unidos. Fue presentado oficialmente como prototipo 4x4 en el Salón de Tokio de 1972, saliendo al mercado en 1982 con cinco motorizaciones diferentes y equipamiento básico. Este modelo completa ya cuatro generaciones en el mercado.


Lada Niva
Se presentó en la Unión Soviética en 1977 como un proyecto y desarrollo de AvtoVAZ. Venía con chasis de Land Rover y enormes capacidades 4X4. Este vehículo refleja al 100 por ciento el comunismo en su máxima expresión: austero, poco agraciado, y con poco equipamiento y confort.


Land Rover
El Land Rover desempeñó un papel protagonista en el desarrollo de la movilidad en nuestro país, especialmente en las zonas más montañosas. En 1949 ya se importaba de Inglaterra, y a partir de los años sesenta empezaron a llegar los que producía Santana bajo
licencia en Jaén (España).


Nissan Patrol H60
Sin duda uno de los modelos más representativos del fabricante japonés. Su primer modelo en 1951 venía con un motor de 3.7 litros y 75 caballos de potencia. A principios de los años sesenta unas decenas de unidades llegaron al departamento de Cundinamarca y causaron una gran impresión entre sus habitantes. En la actualidad muchos de ellos se mantienen en servicio por las veredas del municipio de Ubaté.


Toyota Land Cruiser
En 1954 Hanji Umehara, Director de Toyota, bautiza el modelo BJ como Land Cruiser, dando así origen a toda una dinastía de modelos iniciando con el FJ25 de 1955, equipado con motor a gasolina de 105 caballos de potencia, el cual tuvo 10 variantes. Este es la serie de vehículos insignia de Toyota y en el país está presente desde la década del sesenta.


Suzuki LJ 80
Con un motor de 1.0 litros, carburador monocuerpo y 45 caballos de potencia, con techo de fibra o lona, este modelo de origen japonés llegó al país a finales de la década del 70. Para comprobar su fortaleza, el 31 de octubre de 1980 tres unidades ascendieron el cerro de Monserrate. A mediados de 1982, apareció el SJ 410, o Samurai, como reemplazo del exitoso pero muy espartano LJ 80. En la actualidad la Grand Vitara mantiene algo de su ADN.

Lo que queda del campero

 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.