Limpiaviseras RainPal, un invento muy funcional

Un londinense, llamado Adam Aarons, es el creador del dispositivo y quien estuvo dedicado durante el último año a perfeccionar su idea.

Por Redacción Motor

01:27 p.m. 03 de marzo del 2016
Limpiaviseras RainPal

Limpiaviseras RainPal

Se trata de un completo aparato que se monta sobre la visera de cualquier casco y funciona como un limpiaparabrisas tradicional.

El dispositivo incluye en su carcasa todo un conjunto de componentes, incluidos los controles de mando, un pequeño motor eléctrico que se encarga de mover la plumilla y la batería que lo alimenta.

Limpiaviseras RainPal

Limpiaviseras RainPal

En un principio se pensó hacer la sujeción al casco a través de unas chupas o ventosas, pero después se propuso hacerlo por medio de unos enganches adhesivos que irían fijos en el casco, similares a los de las cámaras GoPro.

Así, el Rainpal se podrá quitar y poner de manera fácil; contará con un estuche específico de tamaño compacto para transportarlo de forma segura, sin exponerlo a eventuales averías por aplastamiento.

Aunque el Rainpal integra también los botones de encendido y de velocidad de la plumilla limpiadora, el paquete vendrá también con un control inalámbrico para el manubrio.

Limpiaviseras RainPal

Limpiaviseras RainPal

DATOS

El peso que le sumaría este nuevo elemento al caso no será mayor a150 gramos y su funcionamiento será óptimo a velocidades de hasta 160 kilómetros por hora.

En modo de barrido continuo, la autonomía del Rainpal será de un ahora y media, mientras que intermitente alcanzará las tres horas. La batería se podrá recargar a través de una conexión USB convencional.

Para materializar y comercializar su idea, esta persona organizó una colecta de fondos para que por medio de donaciones se complete la suma necesaria, que es de casi 100.000 libras.

Limpiaviseras RainPal
Video Limpiaviseras RainPal
Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.