El recordado Dodge 1500, un vehículo muy colombiano pero a la vez muy internacional

Concebido en Inglaterra y nacido en Argentina, fue criado en Colombia donde tuvo gran reconocimiento.

Redacción Motor

05:02 a.m. 22 de agosto del 2014

Así como tuvo un gran reconocimiento en nuestro país, rodó por las calles de muchos otros bajo diferentes emblemas y nombres. Su vida empezó en Inglaterra como el Hillman Avenger en 1970.

Al año siguiente se dio su llegada a nuestro continente gracias a que Chrysler Fevre de Argentina (Hillman era una subsidiaria europea de Chrysler) comenzó a producirlo localmente en versión de cuatro puertas y station-wagon. Allí fue que adoptó el nombre Dodge 1500 con el que se conoció también en Colombia, país al que arribó cuando Chrysler Colmotores buscaba llenar el espacio existente entre el pequeño Simca 1204 y el gran Dodge Dart.

Trayendo el CKD desde Argentina, la planta colombiana comenzó su ensamble y en 1973 el Dodge 1500 entró al mercado nacional, convirtiéndose en un competidor para los Renault 4 y 6, el Zastava 1300 y el Fiat 128 L. Posteriormente, Leonidas Lara e hijos (cuya planta luego se convertiría en la ya difunta CCA) y Sofasa, respondieron al 1500 con los Fiat 125 P y el Renault 12, respectivamente.

Como lo indicaba su nombre, este Dodge se ofreció en Colombia con un motor de 1.498 cm3. Los cuatro cilindros eran alimentados por un carburador Stromberg y la transmisión de cuatro velocidades enviaba a las ruedas traseras una potencia máxima de 72 caballos a 5.400 rpm y un torque máximo de 12.2 kg/m a 3.200 rpm.

Sus 4.14 metros de largo, 1.58 de ancho y 1.35 de alto se apoyaban en un sistema de suspensión McPherson con barra estabilizadora adelante y eje rígido con espirales atrás. Los frenos eran de disco adelante y campana con servoasistencia atrás. Al interior, los pasajeros de los puestos delanteros encontraban un tablero en imitación madera y un conjunto de relojes que, como gran novedad, incluía un tacómetro.

En 1975 la versión sedán de cuatro puertas recibió la compañía de la station-wagon, modelos que se seguirían comercializando en Colombia hasta 1977 debido a que ese año, en el mes de junio, se lanzó en el país el modelo que sería su reemplazo: el Polara.

Vendido hasta 1979 en las mismas carrocerías del 1500, el Polara fue una modesta pero significativa continuación al 1500 gracias a un motor levemente más grande y potente (1.798 cm3 con 88 caballos), un exterior actualizado y un interior más cómodo y agradable.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.