La reforma que planteaba modernizar el Código de Tránsito se está poblando de 'micos'

Luego de ser aprobada, en primer debate, por la comisión sexta de la Cámara, aparecen 'micos' donde los más perjudicados son los ciudadanos pues se insiste en regular venta de carros nuevos.

Redacción Motor

06:01 p.m. 29 de junio del 2012

La reforma al Código Nacional de Tránsito, que ya fue aprobada en primer debate por la Comisión Sexta de la Cámara está en camino de convertirse en una fiel copia de la reforma de la justicia, en la que los beneficiados van a ser los empresarios y el ciudadano va a terminar 'llevando del bulto', como se dice popularmente.
 
Para empezar, esa reforma mantiene la posibilidad de que el Gobierno pueda regular el mercado de vehículos nuevos a través de unos cupos, tal como ocurre hoy con el servicio público, lo que a la postre generaría más corrupción y el encarecimiento de los carros.
 
Esa imposición que ya había sido denunciada por EL TIEMPO, fue aprobada en el primer debate, y aunque el Ministerio de Transporte se comprometió a retirarla, sigue viva.
 
También siguen vivas las intenciones de los centros de diagnóstico automotor de revivir la revisión técnico mecánica cada dos años, echando para atrás la eliminación de trámites que el Gobierno introdujo mediante el decreto 0019 de enero de este año que dejó esa exigencia cada seis años (contados a partir de la fecha de matrícula) para los carros nuevos.
 
El objetivo de ese decreto era reducir costos para los ciudadanos y agilizar los trámites, pero la reforma al Código parece ir en dirección opuesta pues ahora se pretende cobrar, de nuevo, por los exámenes médicos en caso de que se pierda la licencia de conducción.
 
La otra batalla que llevan perdida los ciudadanos tiene que ver con su seguridad. Tal como le reveló esta sección el sábado anterior, la exigencia de sistema de frenos ABS y airbag para todos los vehículos, que inicialmente era a partir del 2013 ya va en el 2016 y de manera curiosa, desapareció para los automóviles familiares y populares sin ninguna explicación.
 
En el tema de los airbag hay más. Su obligatoriedad era en principio de dos en la parte delantera y gradualmente, cada año, serían obligatorios los airbag laterales traseros y delanteros, pero hubo 'un acuerdo' para excluirlos con el argumento de que ya todos los carros vienen con refuerzos laterales, un sistema de seguridad de hace más 25 años?.
 
Por esa vía también se está eliminando la obligatoriedad del apoyacabezas central del asiento trasero. 
 
En conclusión, mientras en los países del vecindario todas estas normas rigen desde hace un buen tiempo, con esta reforma lo que se está buscando es aplazar la adopción de estos elementos que tienen como finalidad reducir la gravedad de las lesiones y las muertes en accidentes de tránsito.
 
Por último, esta semana, el ministro de Transporte, Migue Peñaloza, dijo que no está de acuerdo ni permitirá que se aumenten los trámites ni sus costos, pero por experiencia, ya se sabe que una cosa piensan los ministros y otra hacen los congresistas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.