Renault continuará con su proyecto de la movilidad eléctrica a pesar de la quiebra de Better Place

La marca francesa no se desconectará de sus carros eléctricos a pesar de que adelantaba un proyecto de intercambio de baterías y recargas con la empresa israelí que podría declararse en quiebra.

Redacción Motor

08:50 p.m. 27 de mayo del 2013

En el 2008 Renault estableció una alianza con la empresa israelí Better Place para crear un sistema para autos eléctricos que combinaba puntos de carga con estaciones de cambio de baterías y de esta forma incrementar la autonomía de los vehículos de este tipo.

Sin embargo, el modelo de negocio no prosperó por diversas razones y ahora la firma israelí podría declararse en banca rota en poco tiempo. En parte, la crisis de la empresa se debe a que no funcionó la franquicia para implementar estaciones de intercambio de baterías por la baja demanda de las mismas en un proyecto que trató de masificar este uso y que tuvo su más grande implementación en Israel (también en Dinamarca) en donde sólo contó con el apoyó de Renault con la participaron casi 2000 Fluence Z.E, de 100 mil que se habían estimado se venderían.

Otro de los problemas fue que Better Place se enfocó en el usuario convencional de los vehículos eléctricos, que en su mayoría hacen la recarga en sus hogares y no recurren a las estaciones, que además deberían estar en las rutas que de verdad requieran una mayor autonomía. Además, el arrendamiento de las baterías y los costos de los intercambios no son atractivos para el usuario final. 

Otros dos golpes acabaron de dar el puntillazo final para este proyecto que pintaba interesante. La empresa Coda, que se declaró en quiebra, se llevó consigo la idea de implementar este sistema de intercambio en flotas de servicio público y luego la confirmación de Renault de no fabricar más carros eléctricos con esta posibilidad de reemplazar el paquete de baterías terminó por arrinconar a la empresa.

A pesar de este revés, Renault anunció que continuará con su línea de vehículos eléctricos y seguirá apostando por una fuerte demanda de este tipo de carros, principalmente de mercados enormes como el chino. Sin embargo, por el momento desiste de tener vehículos con baterías intercambiables.

DATO
El programa de vehículos eléctricos que el grupo Renault-Nissan tenía con Better Place apenas representa un poco más del 1% de su programa de movilidad sostenible.

El Quick drop era el servicio ofrecido por Better Place para quienes no querían comprar un carro eléctrico completo sino hace uso del servicio de baterías.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.