Renault se enchufa en Colombia con los primeros eléctricos

Ha invertido 3.000 millones de euros en su programa Z.E. de tecnologías limpias. Este año llegarán los primeros cuatro Kangoo y Fluence eléctricos de prueba.

Redacción Motor

05:00 a.m. 25 de febrero del 2011

Con la firma de los acuerdos de cooperación con Endesa, Emgesa, Codensa y EPM, el pasado 22 de febrero, Renault Francia anunció oficialmente su intención de ingresar con su proyecto Z.E. de vehículos eléctricos a la región latinoamericana.

Lo hará con dos vehículos que el presidente de Renault-Sofasa, Germán Camilo Calle, calificó de "ideales para arrancar porque ya ruedan en Europa, es decir, no son prototipos como la mayoría de los eléctricos".

Se trata del Kangoo Z.E., un auto tipo panel que se vende en Colombia desde hace varios años con motor de combustión interna, destinado al 'urbaneo' o transporte de carga liviana dentro de las ciudades, y el Fluence Z.E., sedán mediano que Renault fabrica con Samsung en Corea y que fue presentado con motor a gasolina durante el pasado Salón del Automóvil de Bogotá.

La llegada de eléctricos 'de verdad-verdad' es sin duda una muy buena noticia no solo desde lo ambiental sino desde el punto de vista de la competitividad del país, aunque un detalle significativo durante la firma generó algunas dudas sobre su implementación a corto plazo: el Gobierno Nacional, sobre cuyos hombros recae gran parte del futuro de esta tecnología, fue el gran ausente.

"Para la fase inicial del vehículo eléctrico es necesario ampliar el marco normativo actual y tomar decisiones acerca de temas clave como cupos, impuestos o pico y placa -reconoció Denis Barbier, líder para América Latina de Renault-. Ya hemos hablado con algunas entidades oficiales, como Planeación Nacional, pero sí es necesario un acompañamiento del Gobierno Nacional".

Advirtió, sin embargo, que dos unidades de cada uno de esos modelos llegarán al país el próximo semestre y que, para mediados del 2011, estarán rodando por Bogotá y Medellín 250 de estos a manera de 'conejillo de indias'. La idea es venderlos a empresas que requieran flotillas y que estén dispuestas a realizarles un seguimiento a sus vehículos, apoyados por Renault y las empresas asociadas en el proyecto.

Según Barbier, 'probar' los carros antes de venderlos masivamente es necesario, dado que nuestra topografía influirá necesariamente en su comportamiento: "El Fluence Z.E. tiene un motor de 70 kW y el Kangoo Z.E., de 44 kW, con baterías que les permiten una velocidad máxima de 135 kph y una autonomía de 160 kilómetros. Sin embargo, temas como el tráfico, el estilo de conducción o el uso de calefacción y aire acondicionado influyen directamente en esas cifras".

No serían más caros
Los dos vehículos Renault con motor eléctrico (Kangoo y Fluence) llegarán al país al mismo precio de sus equivalentes en gasolina, según lo anunció Germán Camilo Calle, presidente de Renault-Sofasa, durante la firma de la acuerdo de cooperación. 

Eso sí, para la adquisición de las baterías que los impulsa, habrá que pagar un arrendamiento o leasing (así sucede en todo el mundo), pues por sus altos costos y porque se requiere de todo un programa para la destrucción o el reciclaje de las que van 'muriendo', serían impagables para el usuario.

Sin infraestructura no hay conexión
Se instalarán puntos de recarga lentos y rápidos para los 250 Renault que circularán a partir del 2012. Para las baterías se pagará un arrendamiento.  

Un segundo tema alrededor de la implementación de los vehículos eléctricos en Colombia tiene que ver con la infraestructura, que para el proyecto de Renault contará con el apoyo y la experiencia de EPM, Codensa y Endesa.

Según el director general de Endesa Colombia, Lucio Rubio Díaz, Bogotá y Medellín tendrán puntos de recarga lentos (24 horas) y rápidos (30 minutos), los primeros instalados en las empresas que adquieran los vehículos y los segundos, en dos o tres sitios clave de las ciudades.

"En España tenemos 80 puntos de recarga con tarifas nocturnas o 'valle', que son más baratas, y ya hay leyes que les ordenan a las copropiedades y conjuntos residenciales la instalación de una de esas estaciones si tan solo un habitante con vehículo eléctrico lo solicita", dijo Rubio Díaz.

Sergio Montoya, de EPM, aseguró que la energía eléctrica de Colombia es casi 100 por ciento limpia. "Nosotros hicimos un primer análisis del proyecto con diferentes universidades y concluimos que esa es una ventaja competitiva de nuestro país".

Además, según cifras de Renault, el costo por kilómetro equivale a una tercera parte del mismo costo en vehículo de combustión interna, siempre y cuando existan los incentivos gubernamentales y se implemente una política de cobro de tarifas, con una regulación de costos que aun es inexistente.

Sofasa elegirá un concesionario de Bogotá y otro de Medellín para el servicio posventa de los 250 eléctricos que traerá el año entrante al país, los cuales tendrán la infraestructura necesaria y técnicos especializados entrenados por la casa matriz.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.