'Renting': despegue lento pero seguro

La utilidad del arrendamiento a largo plazo tiene que ver con el cambio del mercado, que convirtió el vehículo en un bien de consumo como cualquier otro.

Redacción Motor

05:00 a.m. 03 de diciembre del 2010

Servicio es lo que, a grandes rasgos, ofrece el renting de vehículos a personas naturales, una figura muy desconocida en nuestro país pero que en otras latitudes  busca una rotación más rápida de los 'cero kilómetros'.

A diferencia de la compra, quien opta por este sistema de arrendamiento a largo plazo jamás verá su nombre escrito en la tarjeta de propiedad del vehículo, aunque sí podrá usarlo como si fuera suyo, eso sí, bajo reglas de juego previamente acordadas con la compañía arrendadora que se lo entrega.

En Colombia, esta figura ya está empezando a funcionar 'lenta pero segura' para empresas que requieren flotillas o maquinaria pesada, pues cada día son más conscientes de que su negocio no es administrar carros.

Además, y a diferencia de las personas naturales, ese gasto es deducible de impuesto y el IVA lo pueden cruzar al momento de la declaración, dos ventajas que para un 'simple mortal' son imposibles de obtener.

¿Dónde está el negocio?
Según Alejandro Trujillo, presidente de Rentandes, la utilidad tiene que ver, de entrada, con el cambio que ha sufrido el mercado durante los últimos años.

"Comprar un vehículo que, al cabo de tres años, se vende un 40 por ciento por debajo de lo que se pagó por él no es el mejor negocio, más aun si se trata de una marca o un modelo que no tiene rotación -dice-. La pérdida del valor del automóvil y las restricciones en la movilidad han puesto a pensar a las personas si bajo esas circunstancias vale la pena estrenar".  

En el mismo sentido opina Ernesto Sarria, presidente de Equirent: "Una de las ventajas de adquirir carro a través de renting está en la posventa porque el valor residual lo asume la arrendadora. El cliente devuelve su vehículo cuando se vence el contrato, negocia uno nuevo y jamás anda a pie".

Otro 'plus' que ponen de manifiesto las empresas especializadas en arrendamiento de vehículos tiene que ver con la optimización de los recursos. "Ahí es en donde está la ventaja -asegura Andrés Jaramillo, presidente de Renting Colombia, del Grupo Bancolombia-.  Con el renting empresarial, que es el servicio que nosotros prestamos, el cliente se desentiende de la compra, la venta y la administración del vehículo, reinvierte esa plata en su empresa y dedica el tiempo y los esfuerzos a crecer".

Todo esto lleva, naturalmente, a un cambio de switch en el cerebro; implica para el usuario particular dejar de percibir el vehículo como una inversión y verlo como lo que es hoy: un bien de consumo, que al igual que los electrodomésticos o los computadores, tiene como fin último prestar un servicio.

En etapa de estudio
El renting para personas naturales es aun muy incipiente en nuestro país, pues las compañías dedicadas a este servicio aun están estudiando la manera de entrar con propuestas atractivas y económicas.

Los entrevistados coinciden en que el problema está en el IVA, gravado en todos los servicios involucrados en este sistema, que incide definitivamente en el valor final de la cuota.

"En donde el cliente tiene que hacer cuentas es en el precio de compra del vehículo (los descuentos que nos dan ensambladores e importadores se los trasladamos a él) y en el hecho de que impuestos, Soat y revisiones preventivas están incluidos en la cuota mensual, además de otra serie de servicios, como grúa y asistencia jurídica", asegura Alejandro Trujillo, presidente de Rentandes. 

Para Equirent, aun con el dinero 'barato' que están prestando los bancos y la inclusión de todos estos adicionales en la cuota de renting, es más barato adquirir vehículo a través de esta figura que hacerlo financiado. "Nosotros trabajamos con tasas del 0,4 por ciento, mientras que las entidades financieras están en el 0,9, promedio". 

Tome nota de las reglas
*Las cuotas pueden calcularse entre 12 y 60 meses, aunque lo común en este tipo de contratos son 36 meses, en promedio.
*Las compañías piden un depósito del 10 por ciento sobre el valor del contrato para cubrir imprevistos y tener un colchón en caso de que el cliente lo incumpla.
*Es posible acceder a varios tipos de contrato de acuerdo con los servicios adicionales.
*Las arrendadoras calculan un uso anual de 15 mil kilómetros que los verifican año tras año. Si el usuario excede ese kilometraje, debe pagar un valor adicional, que está entre 150 y 160 pesos/kilómetro, según cálculos de Equirent. Si el cliente lo desea, puede incluir más kilometraje en la cutota mensual.
*La cuota no incluye daños al vehículo por uso inadecuado, multas, lavados, combustible y peajes.
*Al terminar el contrato, el cliente puede devolver el vehículo o seguir pagando el arrendamiento.
 
Lo que incluye la cuota
Compra, venta y mantenimiento del vehículo.
Gestión y pago de impuestos.
Seguro obligatorio Soat.
Póliza de seguro del vehículo.
Revisión técnico mecánica
Cambio de llantas si el contrato excede los 36 meses.
Fuente: Equirent

¿Cómo va el 'renting' corporativo?
En este momento ruedan alrededor de 13 mil vehículos gracias al renting corporativo, figura que este año creció un 9 por ciento, según datos de Equirent.

"Esta modalidad de adquisición de vehículos de trabajo ha evolucionado lentamente en los últimos 10 años porque, al contrario de lo que sucedía hace una década, hoy pierden valor, como los particulares -asegura Andrés Jaramillo, presidente de Renting Colombia, líder en esta modalidad de arrendamiento-. En camiones de carga, los plazos se manejan entre 48 y 84 meses".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.