Respuestas de Juan Manuel Santos a los problemas de movilidad en el país

Respuestas de Juan Manuel Santos a los problemas de movilidad en el país

Redacción Motor

05:00 a.m. 04 de junio del 2010

  1.- La política de precios de los combustibles consistirá en que estos reflejen sus costos de oportunidad en el mercado. En consecuencia, el nivel de precios de la gasolina deberá corresponder a su valor en los mercados internacionales, con los ajustes que se deriven de la aplicación de los recursos del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, en la medida que este mecanismo esté vigente y así lo permita. 

Se revisará de manera detenida la continuación de las políticas de desmonte de subsidios, así como, la posibilidad de eliminar o replantear el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles de tal manera que los precios sean regulados por el mercado. 

Si se trata de afrontar la reducción de reservas petroleras, los éxitos del sector petrolero y el esfuerzo de la ANH, están dando sus frutos (alejándose el fantasma de la autosuficiencia), razón por la cual la aplicación de la norma no es apremiante ni en las proporciones exageradas ni en los tiempos señalados por el decreto. La protección del medio ambiente se puede aplicar como ocurre en países europeos con la utilización de combustibles fósiles. En tal sentido, Ecopetrol está realizando inversiones multimillonarias para modernizar las plantas de las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena, con el propósito de producir combustibles limpios (diesel, gasolinas), amigables con el medio ambiente y cumpliendo con las más altas exigencias ambientales de los mercados internacionales. 

En mi concepto llegar al 85% de etanol en los combustibles no es una tendencia universal; es complicada, costosa e inoperante. Genera muchos interrogantes y controversia, por eso habrá que estudiar detenidamente la viabilidad de esta medida. 

2.- Hemos propuesto varias estrategias para el Ministerio de Transporte. 1) Priorización Transparente: los proyectos serán definidos con claros criterios técnicos, económicos y estratégicos y bajo la institucionalidad adecuada. 2) Planeación Responsable: estudios y diseños previos suficientes, de manera que no se construirán obras sin asegurar su mantenimiento. 3) Cultura de cumplimiento y buenas prácticas en la contratación: consiste en licitaciones con pliegos transparentes y determinación de que los contratos son para cumplirlos. 4) Sólidas instituciones: daremos fortalecimiento técnico del INCO y promoveremos un Ministerio de Transporte que planeé y priorice adecuadamente y seleccione funcionarios por méritos. 

3. Se establecerán políticas integrales de seguridad vial que incluyan aspectos de ingeniería, educación y autoridad. Nuestro compromiso es mejorar la seguridad vial y evitar la muerte anual de unas 5.000 personas. Proyectos prioritarios serán el diseño de vías, mejoramiento de especificaciones mínimas, actualización del manual de señalización, revisión de velocidades máximas, implementación de sistemas automáticos de control, licencia de conducción por puntos, fuerte control a escuelas de conducción y adecuada investigación en accidentes. 

4. Hoy el país todavía se encuentra rezagado en materia de infraestructura de transporte frente a otros países de la región. Por esto, proponemos alcanzar 5 grades metas: 1) Conectar el mercado interno colombiano, motor de crecimiento por los próximos cien años. 2) Conectar el interior de Colombia con el mundo, para descubrir nuevas ventajas y afianzar las existentes. 3) Dar el salto de la integración logística multimodal, para reducir costos de transporte y aumentar la eficiencia, las exportaciones y los ingresos. 4) Transporte público con dimensión humana, que aumente la oferta de sistemas de transporte urbano ágiles y seguros. 5) Un transporte seguro y respetuoso del medio ambiente, que minimice el alto costo social y económico de los accidentes de tránsito y privilegie proyectos respetuosos del medio ambiente. 

5. Hay una regla de oro que prima a nivel mundial: hasta 20 mil pasajeros se requiere bus; de 20 a 40 mil pasajeros se requieren sistemas como el Transmilenio y de 40 mil en adelante se requiere metro. Esa regla de oro debe aplicar en Bogotá, haciendo un sistema racional y aumentando la eficiencia del Transmilenio. De manera que Bogotá tendrá metro. La decisiones de cual tipo de metro, a qué costo, y en qué año debe estar listo son eminentemente técnicas. El Gobierno Nacional y el Distrito Capital tienen los equipos técnicos para poder responder a esas preguntas. Lo fundamental es la carta de los corredores de superficie, la carga de pasajeros por hora en los corredores de superficie, en la cual también hay que hacer ganancias en eficiencia. 

6.- Por el momento no consideramos la eliminación de la carga tributaria, ni del IVA ni de aranceles a los vehículos.  

7.- Tampoco consideramos por el momento desgravar elementos como el ABS y los airbags para promover su uso en el país. 

8.- En este momento se está negociando entre los gobiernos de Colombia y Corea un acuerdo de libre comercio donde se incluye la mayoría del universo arancelario, entre ellos el sector automotor. En la primera quincena de junio se llevará a cabo en Seúl una segunda ronda de negociaciones donde será necesario conciliar la solicitud expresa del sector automotor colombiano con la posición del gobierno coreano, manifestando su inclusión mediante una estrategia ofensiva. 

Lo más probable es que el gobierno del Presiente Uribe no alcance a terminar con el cierre de la total negociación, dentro de la cual tendrá que conciliarse intereses como son las diferencias de tamaños de mercados, su asimetría y las posibilidades reales de inversión de las Empresas Coreanas en Colombia, mediante la instalación de plantas de ensamble con destino a la Sub-región y a América Latina en general. También deben conciliarse los plazos de desgravación para mantener la viabilidad de la industria automotriz colombiana, de la cual dependen no solamente varias ensambladoras sino además un importante número de empresas autopartistas. Estaremos muy pendientes no solamente del curso de la negociación del sector automotriz sino también de la finalización del acuerdo comercial con uno de los mejores amigos que tiene Colombia en el Sudeste Asiático, como es el caso del Gobierno de Corea. 

9.- Una de nuestras metas es implementar un transporte público con dimensión humana que garantice la movilidad y accesibilidad de la ciudadanía a toda la ciudad. Para esto proseguirá el apoyo a los sistemas de Transporte masivo en ciudades de mayor tamaño y ciudades intermedias. Esta intervención respetará siempre las competencias y prerrogativas de los entes locales. 

10.- Es requisito hacer el curso de conducción para obtener la licencia de conducir; este requisito hace parte de la cultura de la seguridad vial de las ciudades. Se establecerán políticas integrales de seguridad vial que incluyan aspectos de ingeniería, educación y autoridad como licencia de conducción por puntos y un fuerte control a las escuelas de conducción y una adecuada investigación en accidente. 

11. Se establecerán políticas integrales de seguridad vial que incluyan aspectos de ingeniería, educación y autoridad como licencia de conducción por puntos y un fuerte control a las escuelas de conducción y una adecuada investigación en accidente. 

12.- Nuestra propuesta de Política Verde contempla una diversificación eficiente de fuentes energéticas. Continuaremos con el programa de biocombustibles condicionado a la seguridad alimentaria, la protección de las selvas y bosques naturales y preservación del medio ambiente. También promoveremos el uso del gas natural vehicular, con políticas de suministro confiable de gas y precios transparentes de los combustibles. 

13.- Es una prioridad para mi gobierno mejorar la infraestructura del país en la cual hemos incluido el transporte multimodal, que es primordial para el desarrollo y movilidad del país. El transporte fluvial y el ferroviario no existe en Colombia, salvo para transportar carbón y derivados de petróleo. La falta de articulación entre río, carretera y ferrocarril encarece los costos logísticos. Para que la multimodalidad sea una realidad se aumentará la oferta de infraestructura férrea y fluvial y se definirá una política coherente de interacción entre los diferentes modos, con plataformas logísticas y de intercambio y se incentivará la creación de empresas Operadoras de Transporte Multimodal.

Se seguirán promoviendo los procesos de consolidación y desconsolidación de carga en contenedores en el interior del país; también las operaciones de Tránsito Aduanero, para adelantar trámites de importación en el destino final y, para las exportaciones, en la ciudad de origen. Esto permitirá integrar los contratos de transporte marítimo con los contratos de transporte doméstico, en el marco de un contrato de transporte multimodal.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.