Resultados de la segunda semana del carro compartido

A finales de octubre se realizó una nueva versión de esta iniciativa, revelando una falta de compromiso.

Redacción Motor

12:41 a.m. 13 de diciembre del 2014

Entre el 27 y 31 de octubre pasado se realizó en Bogotá la Segunda semana del carro compartido, iniciativa liderada por la Fundación Chevrolet, la Universidad de los Andes y la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), con la cual se quiere incentivar un mejor uso del vehículo particular en busca de mejoras ambientales y de movilidad.

Según los resultados, en esta ocasión se logró incrementar de 21 a 23 el número de empresas participantes, lo cual desembocó también en un importante aumento en la cantidad de personas que hicieron parte de la actividad. De las 34.700 contadas el año pasado, se pasó a 139.425.

Sin embargo, al mirar las cifras que miden el impacto de esta actividad, como el promedio de ocupación vehicular, el número de viajes, la reducción promedio en la huella de carbono per cápita (que mide la cantidad de CO2 emitido por persona en una semana) y la reducción promedio en la huella energética per cápita (galones de combustible consumidos por semana), en cada uno se evidencia una disminución.

 

 Cuando el año pasado el promedio de ocupación vehicular fue de 3.01 personas, esta vez llegó a 2.8 personas, y en el tema de viajes se pasó de 56.524 el año pasado a “cerca de 50 mil viajes compartidos”. En el tema ambiental, el año pasado la reducción en la huella de carbono fue de 7.69 por ciento, y este año fue de 7.30 por ciento. Por su parte, la reducción en la huella energética pasó de un 7.66 por ciento a 6.28 por ciento.

Al indagar con Javier Uribe, Director de la Fundación Chevrolet, sobre este menor impacto a pesar de la mayor participación de empresas y personas, nos revela que varias de las instituciones no son muy “juiciosas” al momento de evaluar las cifras obtenidas durante el ejercicio, por lo cual los resultados finales se ven afectados y no se logra una total precisión.

A raíz de esto, los promotores de la Semana del carro compartido se han dado a la tarea de incentivar una mayor seriedad frente al tema, pues como se ha discutido en pasadas ocasiones en esta sección, es una medida que de hacerse masiva podría convertirse en una de las soluciones que contribuyan a los problemas ambientales y de movilidad que agobian a la ciudad.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.