Cómo y por qué revisar las llantas

Presión, rotación, balanceo y alineación son los cuatro pilares para mantener el vehículo 'bien parado'. Cuidar las llantas es velar por su propia vida y para los camiones son con cada vez más seguros

Redacción Motor

05:00 a.m. 13 de noviembre del 2009

Todos los usuarios reconocen la importancia de inflar los neumáticos y saben que los rines deben estar balanceados y la dirección de los vehículos bien alineada. ¿Pero, cómo hacer esos mantenimientos?

'Ad portas' de las vacaciones de fin de año y en virtud de la serie de puentes festivos que se avecinan, Goodyear nos envió una serie de alertas y recomendaciones para explicar la importancia de rodar con llantas en buen estado. Tome nota.

Cuide la presión
El inflado apropiado es el factor más importante en el cuidado de sus llantas y está indicada en el costado de la misma. Ese número corresponde a la presión de operación 'máxima', la cual no necesariamente es la requerida para el vehículo. Utilice siempre el inflado recomendado por el fabricante del carro.

Revise el inflado cuando las llantas estén frías, es decir, cuando el vehículo haya recorrido menos de un kilómetro o después de una hora de haberlo manejado durante largo rato. Para hacerlo, utilice un medidor de presión de buena calidad (lleve uno propio en el kit de herramientas).

No se asuste por el ligero abultamiento que presentan las llantas radiales en los costados. Es natural que suceda. Lo mejor es ajustar la presión de inflado cada semana, antes de cualquier viaje largo o cuando circula con carga pesada. ¡No olvide revisar la llanta de repuesto!

Obsérvelas con atención
Hay síntomas claros y fáciles de notar que indican que algo anda mal con las llantas del vehículo. ¿Qué significa cada uno?
Desgaste en los dos hombros: el peor enemigo de la llanta es la presión baja de aire porque aumenta el desgaste contra el piso sobre sus hombros y genera en ella calor excesivo. Un mal rodaje también aumenta el consumo de combustible por la resistencia de la llanta durante el rodamiento.
Desgaste central: si se infla demasiado, el centro de la llanta tiene que soportar la mayor carga y se desgasta más rápidamente que los bordes externos. Esto reduce la vida útil de la llanta.
Cualquier desgaste irregular de la llanta puede ocasionarse también por problemas de alineación o por desajustes mecánicos del vehículo.

Verdades sobre la rotación
Una rotación regular favorece el desgaste uniforme de las cuatro llantas. El fabricante del automóvil es quien da las recomendaciones sobre la manera de rotarlas, pero de no estar explícito, la recomendación es hacerlo cada 10 mil o, máximo, cada 13 mil kilómetros.

La primera rotación es la más importante. Una vez realizada, es importante ajustar la presión de inflado de acuerdo con lo recomendado por el manual del vehículo. La rotación puede ser DI (delantera izquierda), DD (delantera derecha), TI (trasera izquierda) y TD (trasera derecha).

El balanceo y la conducción
Esta operación es clave para la comodidad del manejo y, de paso, alarga la vida de las llantas. Las llantas sin balance producen vibración en el timón, lo cual produce un desgaste prematuro en el piso de la llanta (banda de rodadura) y un desgaste en la suspensión del vehículo.

El balanceo es obligatorio cuando se montan las llantas por primera vez en los rines o cuando son instaladas nuevamente después de una reparación. Revise el balanceo a la primera señal de vibración o bamboleo, pues puede tratarse también de problemas mecánicos del vehículo.

Manténgalo alineado
Se dice que un vehículo está debidamente alineado cuando todos los componentes de la suspensión y la dirección se encuentran en buenas condiciones y cuando los rines y las llantas ruedan derechas y en línea recta.

La alineación es importante para que el desgaste de la banda de rodamiento de las llantas sea uniforme y exista un desplazamiento armónico durante el viaje.

Por el contrario, si nota un desgaste irregular de las llantas delanteras o traseras, cambios en el manejo o en la respuesta del viraje (por ejemplo, que el vehículo hale hacia un lado), puede haber desalineación.

Hoy en día hay muchos vehículos que están equipados con suspensiones traseras que pueden ser ajustadas para alineación. Puede ser que su vehículo necesite una alineación de la 'parte delantera' o de los 'cuatro ejes', dependiendo de los síntomas que este experimentando.

LOS VEHÍCULOS COMERCIALES
Para los transportadores, el cuidado de las llantas no solo se hace por razones de seguridad, sino de economía. Según estudios de la llantera francesa Michelin, los neumáticos son el segundo rubro después de la gasolina.

De ahí que la empresa no escatima esfuerzos para fabricar neumáticos más baratos y ecológicos, como la XTE2 (275/70 R22.5), más baja y liviana que las 'tradicionales' de 295/80 R22.5, pero con la misma capacidad de carga.

Según cifras de Michelin, el mercado anual de llantas de todas las marcas en Colombia suma 775 mil unidades (456 mil radiales y 319 mil convencionales). De ahí que le dedique gran parte de sus esfuerzos a crear tecnologías más eficientes y fórmulas eficientes que permitan alargar la vida y dar cada vez más seguridad en llantas nuevas y en el reencauche.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.