Revise bien el avalúo de su vehículo para el pago de su impuesto

Si cree que este año le subió el impuesto que tiene que pagar lo invitamos a que revise la tabla de avalúos del Ministerio de Transporte para que verifique si está o no por encima del valor comercial.

Redacción Motor

05:00 a.m. 19 de febrero del 2010

GIOVANNI AVENDAÑO
Redactor Motor

Un sudor helado recorrió la espalda de la señora Clara Díaz cuando hizo el cálculo sobre el impuesto que debía pagar este año por su Mazda 6 y comprobó que este año debe pagar casi el doble de los 550 mil que pagó en 2009.

La esperanza de un error en los avalúos que publica el Ministerio de Transporte la llevó a buscar el precio que tenía su carro en dichos listados el año anterior y comprobó que había subido casi 4 millones. Feliz por haber descubierto el desfase envió una carta a la entidad para que le hicieran la respectiva corrección, pero al poco tiempo recibió la respuesta con una negativa que de paso le reiteraba el pago de la obligación por el mismo monto que la sorprendió con desagrado.

Angustiada mandó una carta a la sección Vehículos que se apersonó de su caso y habló con David Becerra, Subdirector de Transporte de la cartera, sobre las causas de que, en contra de la contabilidad básica, un vehículo al contrario de depreciarse con los años se 'valorice'. Esto fue lo que nos dijo.

Vehículos: ¿Cómo calcula el Ministerio los avalúos de los carros?
David Becerra:
Cada año el Ministerio realiza estas tablas con base en el comportamiento que tienen los precios de los vehículos. Más exactamente, se verifica el valor comercial que tiene cada modelo en el mercado del usado entre los meses de octubre y noviembre y al final de ese periodo se realizan los listados para el año siguiente cuidando que la base gravable no supere esos precios.

¿Y por qué para algunos modelos el avalúo se subió este año con respecto al anterior?
D.B:
Puede ser que en casos como el de la señora Díaz, su carro tenía un valor mayor en el momento de hacer los listados y que ahora, por razones del mercado, haya disminuido durante estos tres meses.

Entonces, ¿no se deben comparar los avalúos de este año contra los de 2009?
D.B.: No, esto es un error. Se debe más bien comparar el precio que tenía el carro en el mercado del usado entre octubre y noviembre del año anterior y para ello se puede recurrir a las listas de precios que publican las revistas especializadas y otras entidades como Fasecolda. Si luego de comparar contra una o varias de estas fuentes se determina que la base gravable está por encima, puede haber lugar a una corrección.

¿Qué pasó en el caso de la señora Díaz?
D.B: Lo que ocurrió es simple. El carro de ella es un Mazda 6 2.0 modelo 2006 que para el momento en el que se realizó el listado tenía un valor de 38.1 millones de pesos, mientras que a febrero de este año el carro se depreció por las reglas naturales del mercado. Esto quiere decir que, con respecto al año anterior, ahora no solo debe pagar sobre un valor mayor sino que además le correspondió una tarifa más alta, pues mientras en 2009 debió aplicarle a su carro el 1.5 por ciento cuando estaba en 34.6 millones, este año debe calcular el impuesto con el 2.5 por ciento por el valor que tiene en el listado. Esa es la gran diferencia, porque si fuera sólo el aumento en el avalúo estaríamos hablando de 50 mil pesos de diferencia, pero en el caso de ella debe pagar casi 500 mil pesos más.

¿Se puede hacer alguna reclamación en este caso?
D.B: No. Ninguna. Lamentablemente nosotros nos apegamos a la ley 488 del 98 que establece este mecanismo para realizar los listados y sería imposible estar ajustándolos para el momento en que debe cumplir la obligación tributaria el contribuyente, así baje o suba el valor de su vehículo en las transacciones de usados.

¿Cómo se procede si se encuentra un desfase en el avalúo?
D.B: Se debe enviar una comunicación escrita, dirigida a la señora María Walteros del Grupo de Atención al Usuario del Ministerio explicando con claridad que se comparó el valor del carro del listado contra alguna de las fuentes de precios para el mismo periodo y que se solicita la revisión de dicho avalúo. Esta división entrega una respuesta dentro de los términos que establece la ley y que en promedio no excede los 15 días.

NO HAY DESCUENTO POR MATRÍCULA
En la pasada edición del día 13 de febrero dentro del artículo "Impuestos: se acerca el primer vencimiento", cometimos una imprecisión pues dijimos que los vehículos matriculados en Bogotá durante 2009 tendrían un descuento del 50 por ciento en el pago del impuesto para este año. Esto no es verdad, pues con el acuerdo 352 de 2009 se puso fin a este beneficio tributario. Es decir, quienes matricularon su carro el año pasado en Bogotá deberán pagar el valor completo del impuesto que les corresponda para este año. Situación similar ocurre con los vehículos que se inscribieron en Cundinamarca.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.