Revisión técnico-mecánica, una medida que puede salvar vidas

Esta medida es obligatoria para todo el parque automotor del país permitiendole a los ¿viejitos¿ rejuvenecer y a los más jóvenes permanecer¿ y todo con un único fin: proteger su vida.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

MANUEL ANTONIO ORDUZ
Redactor de EL TIEMPO

Aunque la revisión técnico-mecánica ha generado controversia debido a los beneficios que ¿no se ven¿, hechos como el de la familia que falleció a la orilla de una carretera por inhalación de monóxido de carbono hablan de la urgencia de ¿apretar las tuercas¿ a carros y conductores.

¿Las autoridades y los operarios están el obligación de demostrar que esta medida es un derecho, pues si yo mantengo mi carro en condiciones óptimas para circular, no puedo permitir que aquel que viaja al lado sea un peligro para mí¿, dice Jesús Díez Alonso, presidente operativo del grupo consultivo del Cita para Centro y Suramérica, una organización adscrita a la ONU y experta en el tema.

Parquear con el motor encendido en una berma para dormir es, de por sí, un acto reprochable, pero lo es aún más circular con un vehículo que, por su estado mecánico, permite el ingreso del humo a la cabina. Sin embargo, en casos como éste es justo preguntar hasta qué punto el conductor puede detectar que algo anda mal.  

Precisamente este tipo de anomalías, junto a otras más evidentes, como el estado de los frenos y la suspensión, o más ¿ocultas¿, como los niveles de contaminación, son los que los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA) detectan con un examen exhaustivo, apoyados por sofisticada maquinaria. 

Nosotros tenemos una inversión promedio de 1.200 millones de pesos por cada pista ¿dice Gonzalo Corredor, presidente de la Asociación de Centros de Diagnóstico Automotor (AsoCDA)-.  Cada una es capaz de revisar un vehículo en 27 minutos y dar un diagnóstico completo sobre su estado¿.

El resultado que arrojan los computadores de las pistas conduce a un certificado que tiene vigencia de dos años (para carros particulares), pero también detecta fallas, que los CDA clasifican como de ¿Tipo A¿ o ¿Tipo B¿. 

Las fallas ¿Tipo A¿ no permiten entregar certificado de revisión técnico-mecánica, pues comprometen su seguridad: alteraciones en el sistema eléctrico, los frenos, la suspensión o la dirección, o la presencia de mataburros o pitos de aire pueden llevar a esa calificación.

Las fallas ¿Tipo B¿, por su parte, conducen a certificado, pero generan recomendaciones del CDA para que sean corregidas lo antes posible: corrosiones, algunos goteos, pintura en regular estado o llantas gastadas (no lisas) redundan en esa calificación.

Cabe decir que varias fallas ¿Tipo B¿ conducen a una calificación ¿Tipo A¿ y, consecuentemente, al rechazo del vehículo.

Parque en regular estado

Pero, ¿por qué el promedio de rechazo de vehículos en los CDA es del 40 por ciento, cuando durante la vigencia del certificado de gases casi todos pasaban? Este fenómeno debe ser visto desde el punto de vista técnico, pero también humano. 

Lo primero radica en que los CDA han tenido que pasar por estrictas normas para poder operar como tales y han invertido en sofisticadas plataformas tecnológicas, que auscultan con exactitud los puntos neurálgicos de cada vehículo, no solo los niveles nocivos de los gases.  

Desde el punto de vista ¿humano¿, estos centros están siendo vigilados por las autoridades y no admiten la presencia de los conductores durante el examen, a diferencia de las estaciones de servicio, que ofrecían certificado de gases en máquinas muchas veces obsoletas y con resultados inducidos por los propietarios.  

Es por ello que, al llegar al sitio, el conductor entrega su carro a los expertos y aguarda en una sala de espera hasta que salga. Esto significa para el CDA la obligación de ser estricto con el proceso y para el dueño del vehículo permanecer ajeno a la operación. 

¿Separar al operario del conductor evita intentos de corrupción, aunque es casi imposible que ésta se dé porque todo lo que registran los computadores queda guardado en una memoria con la hoja de vida del carro¿, explica el presidente de AsoCDA.  

Este estricto proceso explica, en parte, el alto nivel de rechazos en vehículos 1994 y anteriores, además del descuido de los conductores, que prefieren llevar sus autos antes de revisarlos en su taller de confianza.

Según AsoCDA, la mayor parte de esos rechazos se debe precisamente a las emisiones de gases, que no pasan la prueba cuando los vehículos llegan sin estar bien sincronizados. Otros aspectos, como llantas lisas, fugas de aceite y vidrios cuarteados se suman a la estadística.

¿Por qué los cambios de fecha?

Otra duda frecuente de los conductores tiene que ver con los plazos que se fijaron para los diferentes números de placa.

Cuando arrancó la medida (en enero del año pasado), las autoridades iniciaron el conteo regresivo con los vehículos correspondientes a los años 1994 y anteriores con placa terminada en 0, pues en ese momento no había sino cuatro CDA habilitados en Bogotá y otro tanto en el resto del país.

Con todo y eso, las congestiones fueron pan de cada día, en parte por la indisciplina de los conductores, pero también por la falta de previsión del Ministerio de Transporte, que dio la largada sin la infraestructura suficiente.

Rápidamente empezaron a montarse nuevos y sofisticados CDA, hasta completar los más de 100 con los que cuenta el país actualmente¿ pero surgió un segundo problema: la falta de clientela. 

Los centros de diagnóstico, a través de su asociación, iniciaron un fuerte cabildeo en el Congreso con el fin de incluir, ya no a partir del 2009, sino del 2007, la revisión para los vehículos correspondientes a los modelos fabricados entre 1995 y el 2005.

¿Si no lo hacíamos, habríamos generado congestión un año y nos hubiéramos quedado con los brazos cruzados el siguiente -confiesa el ejecutivo de AsoCDA-. La idea es que haya un flujo constante que nos permita dar un buen servicio y justifique la enorme inversión de los centros de diagnóstico¿.

Los nuevos también

A partir de diciembre pasado empezaron a ser incluidos los modelos más modernos, gracias a la Resolución 004260 del 2007, que obliga a los vehículos de 1995 a 2005, con placas terminadas en 5 y 6, a revisar su carro antes del 29 de febrero de este año¿ y así sucesivamente, mes a mes y dígito por dígito.

¿Por qué se arrancó con placas terminadas en 5 y 6 en este segmento? Para darle orden a la medida: en vista de que los modelos 1994 y anteriores ya van en esos dígitos, no tenía sentido arrancar en ¿0¿ para los vehículos 1995 a 2005. 

Así las cosas, entre enero y febrero, todos los carros con placas terminadas en 5 y 6, sin importar si son ¿del año de upa¿ o modelo 2005, deberán tener su revisión al día¿ y de ahí en adelante, dígito por dígito.

La última placa del año para los modelos ubicados entre 1995 y el 2005 será la terminada en ¿4¿, que deberán pedir su certificado, a más tardar, el 31 de diciembre del 2008. 

¿Esto no quiere decir que la placa terminada en 9, por ejemplo, no pueda hacerse su revisión hoy, pues la vigencia corre a partir de la fecha en que se otorga el certificado ¿añade Corredor-. Lo que pasa es que, antes de terminar el primer ciclo de revisiones, las autoridades les pedirán el papel solo a los vehículos que, por ley, ya deban tenerlo.    

ASO-CDA RECOMIENDA¿

*Hágale mantenimiento general a su carro en su taller de confianza, antes de acudir a un CDA.

*Saque las ¿mugreras¿ del baúl; cargue tan solo equipo de carretera, herramienta, cruceta y llanta de repuesto.

*No olvide la tarjeta de propiedad y el Soat vigente.

*Verifique que los cinturones de seguridad funcionen perfectamente.

*Los asientos deben estar bien anclados y los vidrios funcionando sin problema.

*Los sistemas de seguridad no admiten ¿peros¿: rectifique frenos, embrague, sistema eléctrico, suspensión, luces, alineación, etc.

*Si a sus llantas ¿se les ve el aire¿, cámbielas antes de ir al CDA.

*Trate de llevarlo bien lavado, eso facilita la inspección de la carrocería.

*Si tiene ¿latas¿ sueltas, como estribos, boceles, baberos o espejos, ajústelos bien antes de ir.

*No lo mande grafitar, pues el aceite quemado puede quedar chorreando y el vehículo podría ser rechazado por ese motivo.

*Sincronícelo: la mayoría de rechazos suceden por gases.

*Si los frenos son de campana y está estrenando bandas, ande el carro un par de días para que sienten bien, antes de llevarlo a revisión.

NO OLVIDE LO BÁSICO

¿Qué pasa si el carro es rechazado?

Tiene 15 días hábiles para corregir las deficiencias, al cabo de los cuales le hacen la revisión de nuevo, sin costo. Si tiene que llevarlo una tercera vez, le cobrarán de nuevo.

¿A cuál CDA se debe llevar?

A cualquiera que esté aprobado por el Ministerio de Transporte, incluso por fuera de su ciudad de origen del carro. Consulte la lista en www.mintransporte.gov.co.

¿Qué pasa si el certificado es falso?

El carro no aparecerá en la base de datos de ningún CDA ni en la del Ministerio de Transporte. Basta con que la Policía verifique en un computador la anomalía y su auto será sancionado. Además de que no podrá negociarlo hasta tanto no arregle esa situación.

¿Por qué el certificado tiene vigencia de dos años?

Para servicio público (taxis, buses, camiones) es de un año, debido a su frecuencia de uso y a que pone en riesgo la vida de muchas personas. En Europa, la certificación de particulares es anual y las de servicio público caducan si el vehículo presenta alguna anomalía.

¿Las motos también deben revisarse?

Sí. El calendario arrancó este mes con la placa 0 y termina en diciembre con la placa 9.

¿Por qué se mide con la misma vara un modelo 1990 y un 2005?

Porque la seguridad vial no admite distingo alguno, al igual que la contaminación. Se trata también de ir modernizando poco a poco el parque automotor. Sin embargo, la revisión irá evolucionando conforme evolucionan los carros.

VENTAJAS DE REVISARLO

*Es independiente y no admite el ¿fisgoneo¿ del conductor.
*Obliga a introducir nuevas tecnologías dirigidas a la seguridad vial.
*Permite la capacitación de los operarios y su consecuente evolución social y profesional, a través del Sena.
*Prende las alarmas frente a fallas del vehículo que no se habían detectado.
*Baja los niveles de contaminación de las ciudades.
*Aumenta la seguridad en calles y carreteras.
*Genera una cultura de responsabilidad frente a sí mismo y a los demás.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.