Así es el rollo de las películas 'entintadas' para los automóviles

La instalación de los protectores solares requiere de operarios expertos. Las películas más oscuras no son necesariamente las más eficientes contra los rayos UV. Informe especial.

Redacción Motor

08:47 p.m. 01 de marzo del 2013

Una impactante fotografía que publicó el 'The New England Journal of Medicine' le dio la vuelta al mundo el año pasado pues mostraba los estragos de la luz solar sobre la mitad del rostro de un hombre de 69 años que permaneció casi tres décadas manejando un camión y cuyo envejecimiento y degradación sorprendieron a la ciencia.

Los efectos en la piel del rostro de este hombre se debieron a la continua descarga de rayos ultravioleta (UV), una de las dos clases de haces perjudiciales, de los que se hubiera protegido si en las ventanas de su camión hubieran instalado una película de control solar que detiene su ingreso en la cabina hasta en un 99 por ciento.

Y es que estas películas, que muchas veces son confundidas con las 'entintadas', van más allá de la privacidad, la seguridad personal o la moda, pues "principalmente ofrecen protección de los rayos UV y un importante ahorro energético, sobretodo en zonas tropicales, pues como también detienen los rayos infrarrojos, hacen que la temperatura de la cabina pueda estar entre unos 3 a 4 grados más fría que en el exterior y el aire acondicionado trabaja menos", puntualiza Andrés González, experto de 3M en este tipo de láminas.

González también precisa que "estas películas pueden llegar a tener ciertos tonos oscuros por un tema de uso común en la industria y de reconocimiento para las autoridades, ya que existen las láminas que son completamente transparentes y realizan el mismo trabajo de filtrar la luz visible y detener la radiación solar, pues la protección no la da el tinte".

Sin embargo, fue en el mercado estadounidense en donde se popularizó el término 'polarizado' para determinar esta clase de láminas que se adhieren a los vidrios y los oscurecen o entintan, y que pueden brindar, al mismo tiempo, un escudo protector.

En el mercado estas láminas entintadas tienen diferentes niveles de transmitancia y se usan tanto en la arquitectura como en la industria automotriz en grados que van denominados de 10 en 10, entre 30 y 70, y que determinan el porcentaje de visibilidad desde el exterior hacia el interior de un carro o una vivienda, siendo en esta escala, que es la más común, 70 la película que permite una mayor visibilidad hacia adentro.

Por cuestiones de seguridad del país, el uso de este 'oscurecimiento' está regulado por el Código Nacional de Tránsito y más específicamente por la resolución 033777 del
Ministerio de Transporte de 17 de junio de 2003, pues ni en el panorámico, ni en los vidrios laterales del conductor y el acompañante el nivel de transmisión luminosa debe ser menor de 70, mientras que para los pasajeros y el cristal de la quinta puerta puede llegar a ser de hasta 50 (ver Reglamentación).

Pero si lo que se requiere, es solucionar específicamente un tema de privacidad o de seguridad se puede llegar a tener un nivel de oscurecimiento mayor pero se requieren permisos especiales por parte de la Policía Nacional., aunque el porcentaje de la población que lo solicita es mínimo si se compara el parque automotor de Colombia. (ver Trámites).

Sin embargo, a esta redacción llegan algunos casos en los que los agentes de tránsito han multado a quienes hacen uso de estas películas entintadas cuyos niveles de polarización fueron medidos al 'ojímetro'.

González aclara que "esto no es posible sino con aparatos especiales que registren el VTL (Vision Ligth Transmisión) para determinar si se está infringiendo la ley, a menos de que la película sea muy oscura y ya se deban portar los debidos permisos que sustenten la necesidad de ir 'de incógnitos', sobretodo cuando la oscuridad 'reina' en el parabrisas. 

Para los demás 'mortales', cuya escala por lo general esta entre 50 y 70, González recomienda "cargar con el certificado del sitio en el que realizan la instalación en el que se especifique el porcentaje de oscurecimiento, que debería ser papel válido para zanjar dudas ante la autoridad".

Pero más allá de cualquiera de estos temas, y sea entintada o no, González asegura que "es imprescindible contar con este tipo de películas más en ciudades como Bogotá pues hay que tener láminas que bloqueen estos perjudiciales rayos, y más en esta ciudad que por su altura sobre el nivel del mar recibe una mayor cantidad de radiación solar que en otras ciudades, como por ejemplo Barranquilla, en donde el punto a combatir para los automovilistas sería principalmente es el calor".

Ver en este enlace: reglamentación y mantenimiento de las películas para los automóviles

Ver en este enlace: ABC de las películas de seguridad para los automóviles

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.