rOLLS-rOYCE LE PONE PISO A SU FUTURO: 103 EX Vision 

Es el primer auto conceptual que presenta la marca inglesa en el marco de la celebración de los 100 años del Grupo BMW, su propietario actual.

Revista Motor

09:13 p.m. 10 de agosto del 2016
103 EX Vision Next 100

103 EX Vision Next 100

Su nombre: 103 EX Vision Next 100. Su meta: ponerse, literalmente, al servicio de su propietario y procurarle una vida a bordo única, que lo haga sentir como en un santuario.

Una carrocería de 5,9 metros de largo y 1,6 metros de alto, de líneas dramáticas y un diseño muy retro que evoca los modelos Phantom de los años 20, es lo que caracteriza al primer conceptual de Rolls-Royce presentado en Londres, en junio pasado, para seguir conmemorando los 100 años de BMW y, de paso, mostrar cómo se sentirá el lujo durante los siguientes cien.

103 EX Vision Next 100

103 EX Vision Next 100

Incorporará toda la tecnología de automatización que se está imponiendo en los automóviles futuristas, lo que significa que estará al servicio de su ‘amo’ cada vez que lo solicite y sin importar el lugar en donde se encuentre. No en vano los creadores de esta joya acudieron al nombre Eleanor para bautizar el ‘robot’ que guiará todos los sistemas del vehículo: la idea es rendirle un homenaje a Eleanor Thornton, la misma que sirvió de modelo para que el escultor Charles Sykes moldeara el famoso Espíritu del éxtasis que acompaña a la marca desde 1911 y que aquí se reproduce en cuerpo (sobre una muy estilizada parrilla de corte tradicional) y en alma: la voz de Eleanor será el chofer virtual y el asistente personal del conductor y su acompañante durante los recorridos.

103 EX Vision Next 100

103 EX Vision Next 100

Pero tanto esfuerzo en el buen vivir de los afortunados propietarios sería inútil si no lograra llamar la atención de los simples mortales. Por eso el 103 EX Vision Next 100 no está hecho para rodar, sino para desfilar. Las líneas de su impactante carrocería no fueron torneadas en una prensa; fueron esculpidas para hacer de este vehículo una verdadera pieza de arte, con detalles únicos, como las unidades de luz de tecnología láser, la carrocería de línea continua pintada de dos colores, con una cabina que más parece una cúpula de cristal entintado, desde donde sus ocupantes tienen una visión de 360 grados y hasta pueden contemplar las estrellas con total privacidad.

103 EX Vision Next 100

103 EX Vision Next 100

De perfil, un larguísimo capó, que en un Rolls-Royce Phantom actual serviría para guardar su enorme motor V10, pero que aquí fue pensado no solo para esconder la planta eléctrica y las baterías que lo moverán, sino como compartimento de carga lateral, que se abre automáticamente y deja a la vista los baúles o las maletas diseñadas por la marca y entregadas a sus dueños con diseños personalizados, mientras las enormes y delgadas llantas de 28 pulgadas ruedan en su propio cubículo para no sacrificar ni uno solo de los centímetros dedicados a los ocupantes.

Naturalmente, es un conceptual. Una idea de lo que propondrá Rolls- Royce en un futuro que luce cada día más cercano, para contribuir con una movilidad inteligente, completamente limpia y, en este caso, rabiosamente exclusiva. El Grupo BMW, propietario de Rolls-Royce, calcula que, en 25 años, los motores de combustión interna de alto performance como los que incorporan los Rolls-Royce de hoy serán historia. Y será en ese momento cuando este 103 EX Vision Next 100 será realidad.

103 EX Vision Next 100

103 EX Vision Next 100

Un santuario

Así describen los diseñadores el interior del 103 EX Vision Next 100, al que se puede acceder abriendo el techo desde el costado del conductor, al tiempo que la enorme puerta suicida (la única presente en la carrocería y diseñada con un espacio tubular para guardar el paraguas) deja al descubierto un área muy amplia y elegante, con un sofá casi calcado de la banca del Rolls-Royce Phantom de los años 20 y forrada en seda, mientras que el piso luce alfombra de lana y las paredes fueron forjadas en madera. Obviamente, al ser autónomo, no incluye panel de instrumentos ni timón, sino una pantalla virtual desde donde se manejan todos los sistemas del vehículo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.