Secretaria de Movilidad anunció plan 'tapa-huecos' con cuadrillas nocturnas en Bogotá

Los cráteres de las principales avenidas serían historia, gracias a las 'cuadrillas nocturnas' que lanzó la Secretaría. Los trabajos mantenimiento vial se realizarán de 9 de la noche a 5 de la mañana.

Redacción Motor

05:30 a.m. 17 de febrero del 2012

De nueve de la noche a cinco de la mañana se están programando, desde el pasado lunes, las obras de reparación la malla vial, que la Secretaría de Movilidad llama "de intervención inmediata" y que, según comunicado de la entidad, se circunscriben "a las vías principales de la ciudad".

Los trabajos se realizarán "con las cuadrillas de trabajadores oficiales y la maquinaria propia de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV), y con recursos que aportará el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para no entorpecer la movilidad durante el día", aseguran los voceros de la entidad.

Según la secretaría, con estas cuadrillas nocturnas se han realizado, entre otras intervenciones, las de la carrera 7, entre las calles 36 y 72, que han servido para mejorar la movilidad desde el Parque Nacional hasta el centro financiero.

Sin embargo, como lo afirma la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), que agremia a diferentes empresas contratistas del país, Bogotá no podrá moverse hasta que no se cumpla con el 'Plan Maestro de Movilidad' creado como brújula por la Alcaldía de Bogotá.

"Esas iniciativas de choque sirven para mejorar la movilidad, siempre y cuando se hagan en corredores principales -que es por donde circula el transporte público- y se le dé prioridad a la calidad, más que a la cantidad", dice el director técnico de CCI, Jorge Marín.

Para el experto, la situación vial de Bogotá no ha cambiado desde el 2007, cuando la alcaldía de entonces lanzó el programa 'Armando Calle' y que, tal cual lo registramos entonces, obedeció más a un 'afán político' por entregar las calles tapadas que a un verdadero proyecto de recuperación de vías.

Como consecuencia, la malla vial de  Bogotá sigue en estado deplorable y continuará así por varios años más si se tiene en cuenta, como la afirma la CCI, que la ciudad no tiene los recursos para recuperarla. 

"En un esfuerzo muy grande, se logró el desembolso de 700 mil millones de pesos para la provisión de nueva infraestructura y el mantenimiento de la actual -asegura Marín-. Pero, según nuestros cálculos, se necesitan 10 billones de pesos y un trabajo serio y constante para poner la ciudad al día". 

Ni los distritos de conservación
La alcaldía pasada dividió la ciudad la ciudad en seis zonas a las que llamó 'distritos de conservación' y que, según la CCI, están bien pensados, "pero son demasiado grandes para un solo contratista".

El director técnico de la Cámara considera que la ciudad debería dividirse en muchas más zonas, con igual número de responsables, para lograr mayor eficiencia. 

Los encargados de esas áreas de conservación están obligados a realizar diagnósticos, elaborar un plan de trabajo y ejecutar el mantenimiento o la reconstrucción de las vías a su cargo.

¿Cómo reconocer un parche mal hecho?
*Los bordes de la carpeta asfáltica se ven como desparramados, a lado y lado del hueco intervenido.
*Algunos parches no se ven uniformes, sino abiertos, como una gran galleta de avena.
*A otros parches se les abren pequeños huecos y fisuras, que dejan ver una segunda capa 'interna'.
*La calidad del asfalto no es la misma en todo el parche: en algunos tramos se ve abierto, en otros se ve homogéneo.
*Los empates con objetos anexos a la vía, como los bordes de los andenes o las tapas de las alcantarillas, es burdo.
*Cuando el vehículo pasa sobre el parche, se siente un cambio de altura y de rizado del piso.
*Si se pasa a buena velocidad, se sienten pequeñas piedras que golpean los guardabarros y el chasís del vehículo.

¿Parchean o bachean?
Bacheo: se abre una caja, se saca el material viejo y se reemplaza el recebo, de tal manera que, al colocar una nueva, queda más firme el asfalto. Es intervenir la estructura y la carpeta asfáltica.
Parcheo: se abre una caja pero sólo para reemplazar el asfalto, no se interviene el recebo.

¿Por qué no duran los arreglos?
Según la CCI, el problema en Bogotá no sólo es la falta de planeación en los arreglos, sino también el suelo de la ciudad, que es muy blando, lleno de arcillas y material y por ese motivo presenta ondulaciones que no se dan en las demás ciudades. Esto hace que los arreglos sean más costosos y requiere mejores tecnologías.

Cuando el parche está mal hecho...
Es porque el arreglo tan solo consistió en echar una sobrecarpeta para tapar el hueco. Cuando llueve, a esa mezcla rugosa se le infiltra el agua más fácilmente y acaba con el arreglo.

La mezcla debe ser lo suficientemente densa para que el agua se infiltre lo menos posible y, aunque esa infiltración está considerada dentro del diseño, en mezclas mal realizadas la lluvia acelera el deterioro.

Además, el golpeteo del carro en el empate mal hecho empieza a acabar con el remiendo. Por eso una junta debe quedar a nivel, no como un parche encima de otro.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.